• Publicación Semanal

Xalapa • Veracruz • México

Universitarios recolectaron 15 toneladas de víveres

Alumnos que entregaron ayuda en Jojutla

Ingeniería Civil se unió a la verificación de daños en la CDMX

En los simulacros, la comunidad participó activamente

Los edificios se evacuaron en orden

Los jóvenes mostraron solidaridad y compromiso

 

Estudiantes de Ingeniería Mecánica Eléctrica entregaron la ayuda en el estado de Morelos

Además, la comunidad se unió a las actividades a favor de la seguridad

Poza Rica • Tuxpan

Alma Celia San Martín Cruz

La comunidad universitaria de Poza Rica-Tuxpan mostró una vez más su solidaridad y compromiso social y recolectó 15 toneladas de víveres y artículos no perecederos para los damnificados por los sismos del 7 y del 19 de septiembre que afectaron a los estados de Puebla, Morelos, Oaxaca y Chiapas, así como a la Ciudad de México, principalmente.
Tras estos eventos, se abrió un centro de acopio en el acceso principal de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI) de Poza Rica, coordinado por la Vicerrectoría y estudiantes de la Facultad de Ingeniería Mecánica Eléctrica, donde la comunidad universitaria y público en general llevaron la ayuda que fue entregada en el municipio de Jojutla, Morelos, el fin de semana antepasado.
Los estudiantes Laura Julisa Lara Hernández e Isaac Mancha Maya se dieron a la tarea, junto con varios de sus compañeros, de organizar las acciones en el centro de acopio, hasta donde llegaron alumnos, maestros y directivos de todas las facultades para entregar víveres, artículos perecederos y medicamentos.
Señalaron que el objetivo fue abarcar a todos los estados afectados y que requieren la ayuda, “vamos a llegar hasta donde están las familias afectadas y entregarles de mano lo que llevamos para ellos”.
Ponderaron el apoyo que han tenido por parte de toda la comunidad universitaria, pero sobre todo de la población en general, es muy importante ver como se solidarizan con quienes han perdido todo.
Ambos dijeron sentirse muy orgullosos de que los jóvenes universitarios tengan esa iniciativa de ayudar o aportar con su granito de arena a esta situación.
Expresó que para lograr esta tarea fue muy importante el apoyo de las autoridades universitarias, sobre todo del vicerrector José Luis Alanís Méndez, quien en todo momento dispuso de lo necesario para instalar el centro de acopio y solicitar la colaboración de toda la comunidad UV y la población en general.
El centro de acopio permaneció en la USBI hasta el 28 de septiembre, debido a la solidaridad y preocupación de toda la comunidad por continuar con la entrega de alimentos no perecederos, ropa, medicamentos, herramientas y otros artículos que requieren tanto la población damnificada como los cuerpos de rescate en los estados afectados.

Brigadas de apoyo
Como parte de estas acciones solidarias, jóvenes de Ingeniería Civil viajaron el 21 de septiembre a la Ciudad de México (CDMX) para recibir capacitación por parte del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y colaborar en la verificación de las zonas afectadas.
Juan Pérez Hernández, director del PE Ingeniería Civil, mencionó que desde un principio los estudiantes se mostraron interesados en solidarizarse con quienes han sido afectados después de los sismos.
Por su parte, alumnos de Psicología conformaron brigadas de atención en Morelos, informó la directora América Espinoza Hernández, quien mencionó que cinco son recién egresados y nueve son estudiantes.
De las facultades de Medicina y Ciencias Biológicas y Agropecuarias se integraron diferentes grupos, lo que demuestra el compromiso e interés de los universitarios por sumarse a la ayuda.

Acciones a favor de la seguridad
El 26 de septiembre, de manera ordenada, la comunidad de esta región participó en el simulacro de evacuación convocado por la Rectoría universitaria.
A las 10:20 horas se activó la alarma en todas las facultades, la Vicerrectoría, el Centro de Idiomas y la USBI; los universitarios evacuaron los edificios de manera ordenada para situarse en los puntos de reunión previamente asignados.
La coordinación del simulacro estuvo a cargo del Vicerrector y el ejercicio se repitió por la tarde en los mismos espacios, con la participación de toda la comunidad, sin mayores problemas.