Dirección de Comunicación
Universitaria
Departamento de Prensa
Año 10 • No. 467 • Enero 16 de 2012 Xalapa • Veracruz • México Publicación Semanal

Desarrollado por la UVI

TotoOffice: software en totonaco


Captura de pantalla de TotoOffice

La versión preliminar de TotoOffice será presentada en febrero

TotoOffice responde a la inquietud de desarrollar y utilizar software en el contexto de la lengua y la cultura de la región

Las lenguas originarias ofrecen grandes posibilidades de ser utilizadas en la generación de conocimientos y herramientas tecnológicas, tal es el caso del totonaco, idioma que cuenta con una gran variedad de formas para describir los objetos y los conceptos que puede servir de base para la creación de programas computacionales.

Por ello, académicos y estudiantes de la Licenciatura en Gestión Intercultural para el Desarrollo (LGID) de la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI), sede Totonacapan, del municipio de Espinal, trabajan en la creación de TotoOffice, una suite ofimática que incluirá procesador de textos, hoja de cálculo y creador de diapositivas, cuya programación y presentación están escritas en totonaco.

“Lo que pretendemos es poner en la palestra de la educación intercultural y de la traductología de las lenguas originarias, la posibilidad de ocuparlas en herramientas tecnológicas asociadas a la computación”, señaló Iván Deance Bravo y Troncoso, responsable de la Orientación en Lenguas de la UVI en la sede mencionada y coordinador del equipo que realiza el proyecto.

TotoOffice es un proyecto que responde a la inquietud de desarrollar y utilizar software en el contexto de la lengua y la cultura de la región: “Hace cuatro años surgió la idea de crear un procesador de textos en este idioma originario. Fue así como empezamos a capacitarnos en la compilación de los códigos y los archivos que se requieren para generar el programa”, comentó.

Uno de los objetivos fundamentales de TotoOffice es promover el uso del totonaco, ya que la población no lee ni escribe en su lengua debido a que ha sido alfabetizada en castellano. En ese sentido, el proyecto trata de demostrar que es posible crear un producto como éste con la participación de los propios hablantes.

El arduo proceso para la creación del software ha significado para los integrantes del equipo una oportunidad de redescubrir el idioma totonaco a partir de las formas en las que describe al mundo.

“Existen verbos diferenciados según la utilidad que tenga la acción; por ejemplo, para el término ‘insertar’ la palabra adecuada dependerá de cómo se coloca el objeto, si está entre dos elementos o dentro de un agujero. También hay conceptos como ‘archivo’, ‘documento’, ‘borrar’ o ‘escribir’ que existen en el totonaco y que pueden ser fácilmente adaptados a nuestro software”, detalló Deance Bravo y Troncoso.

Sin embargó, la tarea más compleja ha sido la traducción de los más de tres mil términos computacionales que debe incluir la suite, ya que ello implica no sólo aspectos lingüísticos, sino culturales y conceptuales.

“Tenemos, por ejemplo, el caso de ‘ventana’, palabra que no existe entre las culturas del Totonacapan; el término que se utiliza es ‘malakgcha’, que significa ‘puerta’. Y dado que los programas de cómputo están basados en un sistema de ventanas, tuvimos que recurrir a préstamos lingüísticos del inglés –principalmente– y del español para generar neologismos en éste y otros casos.”

El totonaco presenta distintas formas regionales, claramente diferenciadas, que van más allá de las variantes dialectales; el equipo optó por el totonaco que se habla en la sierra, por contar con el mayor número de hablantes.

Finalmente, adelantó que la versión preliminar del software estará lista en febrero y será sometida a un laborioso proceso de revisión por parte de especialistas y hablantes, tras lo cual podrá ser distribuido libremente en las casas de cultura de la región, centros comunitarios de aprendizaje e instituciones educativas de nivel básico, medio y superior.

“Nuestra propuesta es que los estudiantes cuenten con una versión de TotoOffice, a la par del Office u OpenOffice para que puedan elegir. Esperamos que se familiaricen poco a poco con el programa en totonaco e incluso lo puedan instalar en sus hogares”, concluyó.

En el proyecto también participan Alfredo Guevara García, especialista de la UNAM, y Verónica Vázquez Valdés, docente y especialista en traducción de la UVI.

“Quisiera hacer hincapié en la participación de nuestros alumnos hablantes, en especial de Sofía Pérez Marcos, quien ya egresó y ahora funge como maestra de totonaco en la sede; y de Miguel González Vega, alumno de octavo semestre de la LGID, parte fundamental del equipo, con quien cada tarde nos sentamos a discutir gran parte de la traducción de las líneas”.