Vicente Quirarte

La narrativa del poeta Vicente Quirarte se caracteriza por la relación que establece entre la investigación histórica y el transcurrir de lo cotidiano, un transcurrir que ocurre en “el mundo como territorio que es imprescindible interpretar con palabras, imágenes, seres y acciones de vida”.

En el entretejido de su obra se refleja el profundo respeto por la rebeldía de los jóvenes artistas que, en el tiempo y a través de él, han generado cambios en el país. Su visión deriva tanto de su sensibilidad creativa como de los estudios que realizó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Mater educativa en la que obtuvo el título de Licenciado (1982) en Lengua y Literatura Hispánica, y los grados de Maestría (1989) y Doctorado (1998) en Letras Hispánicas y Literatura Mexicana, respectivamente.

Su trayectoria académica es amplia y vinculante con licenciatura y posgrado, tanto a nivel nacional como en el extranjero, pues desde 1987 imparte cursos en la UNAM, actividad que también ha realizado en el Colegio de Sinaloa donde estuvo a cargo de la cátedra Gilberto Owen y de la Julio Cortázar en la Universidad de Guadalajara. Como profesor visitante fue invitado para participar en la Cátedra Rosario Castellanos en la Universidad Hebrea de Jerusalén, donde habló de “Historia y Literatura: encuentros y desencuentros de la memoria”, así como en la Universidad de Sevilla para impartir la cátedra Luis Cernuda. De igual forma ha sido profesor invitado en el Austin College, y su actividad creativa le condujo a dirigir el “Periódico de Poesía” y fundar la colección de poesía El ala de Tigre, ambos órganos de expresión en la UNAM. Actualmente es director de la colección “Al siglo XXI.”

En 2003, fue electo miembro numerario de la Academia Mexicana de la Lengua y, ese mismo año, fue nombrado miembro de la Real Academia Española. Desde marzo del 2016 es Integrante del Colegio Nacional y se desempeña como investigador de tiempo completo definitivo, adscrito al Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la UNAM. Ha sido integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte y actualmente lo es del Sistema Nacional de Investigadores con el nivel II, además de tener el máximo nivel de estímulos en el Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo (PRIDE).

Entre sus distinciones se encuentra el Premio de la Revista Punto de Partida (1971), Premio Xavier Villaurrutia (1991), Premio Iberoamericano de Poesía Ramón López Velarde (2011) y la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación artística y extensión de la cultura (1994). En 2010 recibió el Premio del Instituto de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana por el rescate de fuentes y, en el 2012, obtuvo el Premio Universidad Nacional en el área de Creación artística y extensión de la cultura.

En su extensa producción se encuentran las obras: Teatro sobre el viento amado (1971), El ángel es vampiro (1991), La isla tiene forma de ballena (2015), Enseres para sobrevivir en la ciudad (1994), muchas otras más que son como “El Sol que nos alumbra”.