María Elena Medina-Mora

María Elena Medina-Mora, licenciada (1976) y maestra (1979) en psicología por la Universidad Iberoamericana, y doctora en psicología social por la UNAM (1993). Medina Mora ha centrado su interés en los campos de la epidemiología, la metodología y los factores psicosociales relacionados con las adicciones, la salud mental y el género. Como psicóloga social aborda, desde una visión multidisciplinar, el compromiso social que tiene el Estado para reflexionar y establecer políticas públicas orientadas a brindar condiciones “para darles a niños y adolescentes un mejor ambiente y desarrollo”. Al tiempo que propugna generar normas sociales con el fin de igualar el nivel de oportunidades para su desarrollo social y emocional en aquellos entornos propensos a la manifestación de la violencia.

La Comisión Dictaminadora de los Institutos Nacionales de Salud le otorgó el nombramiento de Investigador en Ciencias Médicas “F” y, por su aportación a la ciencia y a la formación de recursos humanos, obtuvo la distinción del nivel III en el Sistema Nacional de Investigadores.  Su incesante actividad científica le permitió ingresar a la Academia Mexicana de Ciencias, a la Academia Nacional de Medicina y al Colegio Nacional de Psicólogos. A partir 1997, se incorporó como Vocal de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Salud Pública. En 2003 fue elegida para formar de la Junta de Gobierno de la UNAM. El 6 de marzo del 2006 ingresó al Colegio Nacional y fue directora del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz”, hasta octubre del 2019.

Múltiples son las distinciones con las que se ha reconocido su actividad académica y científica, entre éstas se encuentras las siguientes: el Premio Nacional de Salud Pública “Gerardo Varela” por méritos en la Investigación (1986), el Primer Premio por Contribuciones en Investigación en el campo de la Psicología y la Salud, fruto del Primer Congreso Internacional de Psicología y Salud en 1990. Un año después, recibió el Premio Nacional de Psicología otorgado por el Colegio Nacional de Psicólogos. En el 1993, el Premio de Psiquiatría concedido por la Fundación Camelo, y en 1997, la UNESCO le otorgó el premio al segundo lugar por el trabajo “Género y adicciones”. En 2002, recibió el reconocimiento como Cihuatlamatini (Médico distinguido) de la Sociedad de Geografía y Estadística.

Amplia es su aportación al conocimiento en el campo de la psicología social, mismo que se conoce por su producción en el que se refleja su alto compromiso científico y social. Entre sus obras se encuentran: Salud mental y adicciones, (2013) obra realizada en conjunto con Shohana Berenzon Gom, ambas coordinadoras, con quién también editó el libro: Asociación entre la conducta suicida y el consumo de drogas: Un reto para la prevención. También se encuentra “Violencia juvenil y migración en México y Estados Unidos”, capítulo contenido en Migración y Salud. Perspectivas sobre la población inmigrante (2016), coordinado por   Michael A. Rodríguez, María Elena Medina-Mora, Diana Lara, Martha Decker y Claire D. Brindis.

Es miembro del comité editorial de las revistas Salud Mental, Revista de Psicología Social y Personalidad, Revista Mexicana de Psicología y Salud Pública (México), de la Hispanic Journal on Behavioral Sciences (Estados Unidos), de Addiction (Reino Unido) y de Psiquiatría (España).