El investigador debe ser curioso y obstinado: Eusebio Juaristi

Paola Cortés Pérez

La conferencia inaugural estuvo a cargo del profesor emérito del Departamento de Física del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados

Xalapa, Ver., 27/06/2017.- Las cátedras de excelencia organizadas por la Universidad Veracruzana (UV) tienen por objetivo acercar nuevos conocimientos, rescatar los legados de culturas pasadas y fomentar todas las expresiones artísticas, destacó Víctor Manuel Alcaraz Romero, coordinador de la Cátedra “Ruy Pérez Tamayo”.

Así lo expresó la tarde del lunes 26 de junio en la inauguración de la edición 2017, titulada “El Colegio Nacional en la Universidad Veracruzana”, evento realizado en el Auditorio “Gonzalo Aguirre Beltrán” del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIH-S) y en el cual también estuvo presente la secretaria académica de la UV, Leticia Rodríguez Audirac.

“La UV siempre ha estado pendiente del desarrollo de las ciencias, las humanidades y las artes, así como atenta a los problemas que aquejan a la sociedad para formar a los profesionistas en cuyas manos quedará edificar un futuro promisorio; de ahí la importancia de las cátedras de excelencia”, expresó el coordinador de este ejercicio académico.

Detalló que desde el inicio de la cátedra fueron convocados investigadores de distintas especialidades que han hecho aportaciones trascendentales en las humanidades y las ciencias, y que en esta edición el invitado especial es El Colegio Nacional.

“Se abrirá ante nuestros ojos la inmensidad del universo, el mundo de lo microscópico, con Alejandro Frank; conoceremos las vicisitudes y logros de la investigación científica en México, con Ruy Pérez Tamayo, y algunos de los misterios del comportamiento, por el neurofisiólogo Ranulfo Romo.”

En tanto, Rodríguez Audirac dijo que este evento es una celebración de la hermandad entre El Colegio Nacional y la UV, instituciones que desde su origen estuvieron fundadas para la preservación de las artes, la cultura, las humanidades y las ciencias.

Autoridades universitarias inauguraron la Cátedra Ruy Pérez Tamayo, en el auditorio del IIH-S

Un investigador es curioso y terco

Eusebio Juaristi Cosío, profesor emérito del Departamento de Física del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), ofreció la conferencia inaugural “Un camino marcado por la curiosidad, la obstinación y la casualidad”.

Comentó que quienes se dedican a la investigación deben ser curiosos de manera permanente; ser tercos, sobre todo cuando las cosas no resultan como se habían planeado; también mantener los ojos bien abiertos, porque el trabajo podría ser más interesante de lo esperado.

Al preguntarle cómo mantener esa curiosidad y terquedad en un país en donde poco se apoya la investigación científica, el también miembro emérito del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) respondió que el investigador debe ser doblemente terco y mantener el espíritu de búsqueda; “cuando una institución nos cierra las puertas, se debe explorar más opciones tanto en México como en el extranjero”.

A los jóvenes investigadores y a los estudiantes que cursan alguna licenciatura o posgrado, les dijo que no deben desanimarse sino estar atentos a las oportunidades y aprovecharlas todas.

Su conferencia giró en torno a su experiencia como químico. Resaltó a los presentes por qué se decidió por esta ciencia y cómo llegó a estudiar en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), lo cual fue gracias a una beca que le consiguió su abuelo.

“En realidad me sentí motivado a hacer química cuando tenía nueve años, vi una película de Walt Disney y el personaje principal tenía un laboratorio en el sótano de su casa. Me atrajo esa idea y creo que fue en ese momento cuando me nació la vocación por hacer química, por ser científico.”

Contó que mientras estudiaba en el ITESM por un momento pensó en cambiar de profesión, pero el profesor Jorge Alejandro Domínguez reafirmó su vocación como químico, “me recordó lo interesante de hacer investigación”.

Al cursar el quinto semestre se fue a Guadalajara a tomar un curso sobre estereoquímica, donde conoció a Ernest L. Eliel, reconocido investigador a nivel internacional, momento que aprovechó para pedirle cursar su doctorado con él; así fue que estudio en la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, Estados Unidos.

Posteriormente, hizo un posdoctorado en la Universidad de California en Berkeley. Regresó a México para integrarse como profesor-investigador en el Departamento de Química del Cinvestav. Y ha sido profesor invitado en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y en la Universidad de California en Berkeley.

“Me sentí motivado a hacer química cuando tenía nueve años, vi una película en la que el personaje principal tenía un laboratorio en el sótano de su casa”, compartió

Paola Cortés Pérez

Tomado de: https://www.uv.mx/prensa/general/el-investigador-debe-ser-curioso-y-obstinado-eusebio-juaristi/