General

UV y U. de Chiba diseñan proyectos para beneficio comunitario

  • Siguen el modelo denominado Machikuzuri desarrollado por el arquitecto Toshio Kitahara

Arquitectura UV alojó el XVII Taller Ciudad y Convivencia

José Luis Couttolenc Soto

12/03/2018, Xalapa, Ver.- Las facultades de Arquitectura de la Universidad Veracruzana (UV) y de la Universidad de Chiba, Japón, realizaron el XVII Taller Ciudad y Convivencia, en el que estudiantes y académicos conjuntaron conocimientos para la definición de proyectos participativos caracterizados por sus beneficios a la comunidad.

Laura Mendoza Kaplan, docente de la UV, explicó que el taller se llevó a cabo del 1 al 9 de marzo, como parte de una colaboración que inició en 2001, producto de un intercambio entre ambas instituciones universitarias.

La actividad fue formalizada en 2007 mediante la suscripción del convenio correspondiente, quedando como responsable del proyecto Toshiro Kitahara. A partir de esa fecha el taller se desarrolla de forma anual, alternándose la sede.

Los trabajos para el diseño de los proyectos participativos son elaborados con base en la técnica Machizukuri, desarrollada por Kitahara, quien adaptó al modelo japonés el diseño estadounidense de Christopher Alexander, mismo que ahora se pretende adaptar al modelo mexicano, pero cada uno con sus particularidades.

Los estudiantes y maestros de Arquitectura de la UV, junto con Dongyun Kwak, Rika Hoshino, Kim Jung Min y Taiki Shimada, docente y alumnos, respectivamente, de la Universidad de Chiba, trabajaron en tres puntos específicos.

En la Colonia El Roble, del municipio de Xalapa, cuentan ya con trabajos realizados desde hace un año, entre ellos el proyecto de una casa comunitaria, el cual será modificado con base en las opiniones de los habitantes de la zona.

En la Colonia Veracruz, que de acuerdo a estudios preliminares registra altos índices de violencia, diseñaron y pusieron en práctica diversas acciones urbanas e intervenciones puntuales. Como resultado, en la actualidad “la colonia se siente más segura y se cuenta con alternativas para mejorar el barrio”.

En Jilotepec, a petición de las autoridades de ese municipio, ambas facultades de Arquitectura intervinieron el Barrio de San Juan y diseñaron un proyecto de vivienda productiva con el propósito de apoyar la economía de la localidad.

“Como el Barrio de San Juan está en la parte baja, la idea es que la gente que acude a conocer la parte alta –que es la histórica– sepa que en donde vea alguna construcción con estructura de bambú puede encontrar algo de artesanía o alimentos.”

El Machizukuri es un movimiento urbano arquitectónico japonés de proyección participativa, como una alternativa viable para la construcción de nuevos y mejores modos de vida, más sanos, armoniosos y alegres; busca convertir los espacios urbanos en lugares agradables para la convivencia y cuyo diseño propicie la comunicación entre los ciudadanos.

Dongyun Kwak, quien vino por primera ocasión a la UV en intercambio estudiantil hace poco más de 17 años, reconoce las enseñanzas de Toshio Kitajara sobre “cómo lograr espacios más participativos con la gente. “Me preguntaba: ¿por qué hacer proyectos con la gente?, ¿por qué deben ser participativos? Ahora, en lugar de preguntarse eso, los estudiantes se interesan más porque en sus proyectos participe la gente, como en un principio”.

Por su parte, el alumno Taiki Shimada consideró que su experiencia en la UV ha sido muy enriquecedora “porque a diferencia de un país como Japón, aquí vamos a un lugar específico y se puede trabajar con la gente frente a frente, se conocen sus necesidades y se obtiene la información de primera mano para responder sus satisfactores a través de un proyecto”.

Por último, la académica Mendoza Kaplan destacó el logro de la incorporación del taller comunitario al plan de estudios de la Facultad de Arquitectura como una actividad para proyectar, “porque tiene la convicción de que el proyecto de ciudad no se puede hacer sin la participación de las personas que la habitan”.

Categorías: General