Festival de Teatro Universitario

Agua y mujeres, Vindicta y Salem

  • Se trata de producciones montadas por los grupos Las Hijas del Maíz (Ipilwan Tleolli), de la UVI; Ubuntu y Las Brujas de Salem, de la Facultad de Teatro 

Las Hijas del Maíz (Ipilwan Tleolli) de la UVI Grandes Montañas, presentaron Agua y mujeres

Claudia Peralta Vázquez 

16/10/18, Xalapa, Ver.- La Sala “Dagoberto Guillaumin” del Teatro del Estado, que aloja del 12 al 21de octubre el 27º Festival de Teatro Universitario, fue ocupada en su totalidad por el público que asistió el domingo 14 a presenciar las obras Agua y mujeres, Vindicta y Salem. 

Se trata de producciones montadas por los grupos: Las Hijas del Maíz (Ipilwan Tleolli), de la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI) sede Grandes Montañas, Ubuntu y Las Brujas de Salem, de la Facultad de Teatro. 

Los espectadores aplaudieron a los más de 20 artistas que en punto de las 19:00 horas aparecieron en escena para deleitarlos con cada una de sus caracterizaciones y relatos dirigidos por: Claudia Patricia Eguiarte Espejo, Ana Karen Huerta Cortés y Mercedes Huertas González. 

El primer reparto estuvo conformado por Claudia Patricia Eguiarte, Verónica Lizeth Andrade Pérez y Gabriela Citlahua Zepahua, quienes atraparon a los espectadores con una historia que plasma los miedos, fortaleza y esperanza de las mujeres en el camino de reencontrarse y valorarse a sí mismas lejos de ataduras y prejuicios. 

Música, danza, pasión y horror caracterizó a Vindicta

Lo anterior, en un contexto acuático donde las tres actrices representaron el espíritu de una ballena, el de mariposa de mar y de una sirena. 

Vindicta, cuyo relato atrajo las risas de los asistentes, estuvo a cargo de los actores: Abigail Nicoletto, Ilse Marenco Nájera y José María González, todos ellos de la Facultad de Teatro. 

El contexto de la obra, un tanto sombría, horrorizante y espeluznante, pero a la vez lleno de comicidad, fue acompañado por música y danza argentina, que daban pie a la pasión desenfrenada de una pareja de esposos. 

La historia de una familia en tiempos de guerra, cuyo padre y madre idean comerse a su hija por el hambre que padecen desde hace muchos días ante la falta de trabajo, termina dando un nuevo giro cuando la hija es quien acaba con sus vidas. 

El encuentro teatral de ese día culminó con Salem, basada en la obra de Arthur Miller escrita en 1952: Las brujas de Salem. 

Música, canto y danza también se unieron en esta muestra que evoca el juicio contra varias jovencitas y vecinos de la localidad de Salem acusados de practicar brujería.

Alumnos de Teatro presentaron Salem