Día de Muertos

Ofrendas de Día de Muertos reflejan diversidad de entornos agrícolas

  • Las orquídeas colocadas en los altares simbolizan las almas de las personas

 


El Citro realizó su muestra de altar tradicional, dedicado a las especies que han desaparecido

 

Paola Cortés Pérez

31/10/18, Xalapa, Ver.- Las ofrendas colocadas en la festividad de Día de Muertos reflejan la riqueza agrícola y biocultural de México, destacó Rebeca Alicia Menchaca García, coordinador del Orquidario del Centro de Investigaciones Tropicales (Citro) de la Universidad Veracruzana (UV), al realizar su tradicional Noche de Día de Muertos el martes 30 de octubre.

En las instalaciones del Orquidario de esta casa de estudios, se llevaron a cabo las charlas “El simbolismo de las orquídeas en el altar de muertos”, a cargo de Rebeca Menchaca, y “En torno al simbolismo del altar de muertos”, de la Citlalli López Binnqüist, coordinadora del Citro.

Citalli López destacó que un elemento principal de las ofrendas es el agrícola, pues el ciclo agrícola mesoamericano llega a su fin el 2 de noviembre. Además, en la mayoría de las culturas indígenas se tiene la creencia de que los difuntos velan por el bienestar de la comunidad, por la fertilidad de sus tierras y por las cosechas.

“Las ofrendas son un patrimonio biocultural del país porque reflejan la diversidad de los entornos agrícolas y ecológicos, en ellas se colocan los productos de nuestras milpas, las flores, las distintas palmas que hay en el país, las bebidas y platillos. Todo refleja la riqueza biocultural del país.”

Concluyó que los investigadores han encontrado que aquellos recursos naturales que están relacionados con actos rituales con significados culturales y religiosos han contribuido a su cuidado y conservación.

 

Rebeca Menchaca habló sobre la colocación de orquídeas en los altares

 

Las orquídeas simbolizan el alma de los difuntos

Rebeca Menchaca mencionó que las orquídeas son parte de las flores que adornan las ofrendas de Todos Santos, principalmente en Veracruz y en la región del Pacífico mexicano, donde simbolizan las almas de las personas que ya fallecieron.

Una de las especies de orquídeas que es común encontrar en los altares es la laelia, que en Michoacán se tiene la creencia que el espíritu de quienes han dejado el mundo terrenal puede volver en forma de esta flor.

De igual manera, en la receta original del alfeñique (dulce elaborado a base de azúcar y típico de estas fechas) uno de los ingredientes eran los bulbos de orquídea, los cuales se machacaban para pegar las piezas y dar forma a las calaveras de azúcar.

“La ofrenda que hoy instalamos no está sólo dedicada a nuestros fieles difuntos, sino para todas aquellas orquídeas que han desaparecido y han dado pie a nuevas especies en nuestros bosques.”

Categorías: Día de Muertos