Día de Muertos 2019

UV recordó y reconoció aportación de sus difuntos

  • En esta edición 2019, el altar fue elaborado por la UVI y es un híbrido que se acostumbra elaborar en la frontera entre la Huasteca y el Totonacapan 

Karina de la Paz Reyes Díaz 

31/10/2019, Xalapa, Ver.- Como ya es tradición, la Unidad Central de Rectoría de la Universidad Veracruzana (UV) celebró el Día de Muertos con un altar, cuya elaboración en esta ocasión estuvo a cargo de la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI), en el que honra a sus ex rectores y personal fallecido. 

La celebración estuvo acompañada por la degustación del tradicional pan de muerto y chocolate, un concurso de catrinas y catrines, así como la presentación del Mariachi Universitario, con piezas como La Huasanga, El Cascabel y Popurrí veracruzano. 

Cortinas de papel picado, humo de copal, personal caracterizado de catrinas o catrines por doquier, un altar de cuatro frentes colocado en el pasillo que divide los Edificios A y B, además de música de mariachi, fueron los principales símbolos distintivos de la algarabía que se apreció el 31 de octubre en Rectoría. 

La ceremonia fue encabezada por el secretario de Administración y Finanzas, Salvador Tapia Spinoso, quien remarcó:Como en otros años, en este altar evocamos con fotografías a ex rectores que ya no están físicamente con nosotros, pero que laboraron con entrega y dedicación en esta casa de estudios, y que contribuyeron en su desarrollo. De alguna manera, recordar a estos universitarios es un reflejo de nuestro sentido de pertenencia institucional”. 

También reconoció a las dependencias de Rectoría UV que elaboraron sus propios altares para rememorar a estimados compañeros de trabajo que dejaron huella en ellas. Incluso, como parte de la ceremonia, se entregaron reconocimientos por tal acción a 11, entre direcciones, oficinas y departamentos. 

Autoridades universitarias destacaron la importancia de celebrar el Día de Muertos

Altar de muertos huasteco-totonaco 

Salvador Tapia agradeció la aportación de la UVI en este festejo, pues fue la entidad académica que coordinó la elaboración del altar. Al respecto la directora de ésta, Lourdes Budar Jiménez, precisó que se elaboró inspirado en el híbrido que se acostumbra en la frontera entre la Huasteca y el Totonacapan. Además, citó la instalación del lobby del Edificio A, cuyos elementos fueron calaveras con base en cartonería tradicional. 

En su discurso, el coordinador regional de la UVI sede Totonacapan, Ascención Sarmiento, compartió en totonaco y español lo que significan los días de muertos para su región. Añadió: “A través de los arcos que representan los altares, entran a este mundo (los no vivos), es por eso que si vemos algún insecto, mariposa, chuparrosa, no debemos matarlos porque representan los espíritus de aquellas personas que nos vienen a visitar y convivir con nosotros”. 

Recordó que en un altar se ofrenda la comida que en vida le gustaba al ser querido finado; también, naranjas y otras frutas de la región, cacao, mole, tamales que significan mucho y se ponen calientes, precisamente porque el humo es lo que les gusta a los no vivos y protagonistas de esta celebración. 

“El Ninin (celebración totonaca del Día de Muertos) es la fiesta más importante para el pueblo totonaco, al igual que varios pueblos mesoamericanos; entonces, vivamos estas fiestas con amor a nuestra cultura”, destacó Ascención Sarmiento. 

Catrines y catrinas hicieron gala en Rectoría 

Luego de la degustación del tradicional pan de muerto y el chocolate, se desarrolló la octava edición del Concurso de Disfraces, actividad con la que cierra este evento y tiene como escenario la explanada que está frente al Edificio B. 

En esta ocasión fueron 21 participantes, con diversas caracterizaciones alusivas a la catrina y el catrín, íconos de estas fiestas. El desfile, como también es ya una tradición, causó algarabía y revuelo entre el personal que labora en Rectoría. 

Las catrinas ganadoras fueron: primer lugar, la Catrina Frida, María Decia González Cruz, de la Dirección de Operatividad e Impacto de Tecnologías de Información (DOITI); en segundo, la Catrina internacional, Noemí Olivia Guzmán Olmos, de la Dirección General de Relaciones Internacionales; en tercero, la Catrina Mictecacíhuatl, también de la DOITI, y en cuarto, la Catrina Azteca, Ana Patricia Lagunes Palacios, de la Dirección de Ingresos. 

Los catrines ganadores fueron: primer lugar, el Catrín chinaco poblano, José Carlos Soto Montero, de la Dirección General de Recursos Humanos; en segundo, el Catrín internacional, Moisés Hernández Duarte; en tercero, el Catrín modernización del SIIU, Francisco Javier Guzmán, de la Dirección de Servicios Informáticos Administrativos, y en cuarto, el Judas negro, Luis Fuentes García, de la Dirección de Control de Bienes Muebles.  

Cabe destacar que en esta celebración participaron el secretario de Desarrollo Institucional, Octavio Ochoa Contreras; los directores generales de las áreas académicas de Ciencias de la Salud, Humanidades, Económico-Administrativa y Técnica: Pedro Gutiérrez Aguilar, José Luis Martínez Suárez, Arturo Bocardo Valle y Ángel Eduardo Gasca Herrera, respectivamente. 

También estuvieron en el presídium los directores generales de Recursos Financieros, Recursos Humanos, Desarrollo Académico e Innovación Educativa, Relaciones Internacionales, Administración Escolar, de Investigaciones y de la Unidad de Estudios de Posgrado: Evangelina Murcia Villagómez, José Raúl Trujillo, Liliana Ivonne Betancourt Trevedhan, Mario Oliva Suárez, Héctor Francisco Coronel Brizio, Ángel Trigos Landa y Rigoberto Gabriel Argüelles, respectivamente, por citar algunos.