Unidad 2

“Habilidades Receptivas y Productivas en una Lengua”

 

Índice

 

Unidad 2 

    1. Lee el texto: “Inteligencias Múltiples”, sobre los diferentes tipos de inteligencias.

Texto tomado de: thomasarmstrong.com

  1. Después toma el test. El enlace para la prueba está en la esquina superior derecha. Comprueba sus resultados.
  2. Otro sitio en donde puedes comprobar sus preferencias con la ”Evaluación de Inteligencias Múltiples”.
  3. Léelo y escribe un ensayo con los resultados de su cuestionario.

Texto tomado de : Multiple Inteligenes for Adult Literacy and Education

Actividad tomada de: BGFL

 

Criterios de Evaluación:

  • Compruebe la coherencia y la cohesión del texto.
  • Estructuras gramaticales.
  • Manejar la asignación en el tiempo.

 

Tema 2.1  “Habilidades Recetivas y Productivas en una Lengua”

The four language skills are related to each other in two ways:

Receptive skills

The receptive skills are listening and reading, because learners do not need to produce language to do these, they receive and understand it. These skills are sometimes known as passive skills. They can be contrasted with the productive or active skills of speaking and writing.

Example
Often in the process of learning new language, learners begin with receptive understanding of the new items, then later move on to productive use.

In the classroom
The relationship between receptive and productive skills is a complex one, with one set of skills naturally supporting another. For example, building reading skills can contribute to the development of writing.

Productive skills

The productive skills are speaking and writing, because learners doing these need to produce language. They are also known as active skills. They can be compared with the receptive skills of listening and reading.

Example
Learners have already spent time practising receptive skills with a shape poem, by listening to it and reading it. They now move on to productive skills by group writing their own, based on the example.

In the classroom
Certain activities, such as working with literature and project work, seek to integrate work on both receptive and productive skills.

 

Check the following slides to have a better comprehension of the 4 skills

 

Developing your skills

.

Receptive skills (listening, reading)

Regular listening and reading in a foreign language can achieve the following:

  • Develop your comprehension skills, including speed of comprehension
  • Develop your range of vocabulary
  • Develop your range of useful functional expressions
  • Develop your awareness of stylistics
  • Contribute to your improved Speaking and Writing Skills

To get the most out of Listening and Reading, look at the following hints:

Choose your reading material from books, magazines or the internet.
Choose your listening material from DVDs, videos and audio CDs in the Language Centre and from internet-delivered audio and video materials.
You will need to engage meaningfully with these materials so try the activity suggestions provided here:

Productive skills (speaking, writing)

Listening and Reading regularly can contribute to the development of your Speaking and Writing Skills.
You do, however, need to practise Speaking and Writing regularly as well, applying what you have learnt from your Listening and Reading in a conscious and active way.

1. Speaking

  • Find yourself a Face-to-Face partner through the Language Centre
  • Speak in your target language regularly with friends on the same course as you
  • Develop your pronunciation and fluency using audio materials in the Language Centre and repeating after native speakers
  • Read aloud (in the comfort of your own room!)
  • Use text-based internet chat-lines to develop your ‘conversational’ style and speed of response to native speakers
  • Record your own voice and listen to it to raise your awareness of your own strengths and weaknesses as a speaker
  • Record yourself in dialogue with a friend/Face-to-Face partner – you could use the Advising/Pair-Work Room for this.
  • Seek constructive feedback and corrections from friends/Face-to-Face partners
    Look at the Speaking skills page

2. Writing

  • Find a correspondence partner to communicate with by email: this could be a friend on your course, your Face-to-Face partner or another language learner through an online service like eTandem Europa or My Language Exchange
  • Encourage correspondents to correct your spelling, grammar and style in a constructive manner
  • Provide feedback to friends on their writing: this will build your own awareness of written style and common mistakes and make you more critical of your own written work
  • Look at these hints: 10 hints when writing in a foreign language
  • Actively practise your writing. Some suggested activities are provided in the Writing in a foreign language activity sheet
  • Make sure you are constantly developing your vocabulary, grammar knowledge and awareness of style and applying it to your writing

Underlying skills (vocabulary, grammar)

You need a wide range of vocabulary and sound grammatical knowledge in order to develop your Receptive and Productive Skills. Both of these areas need working on actively. It is also important to learn how to use a dictionary properly. We have provided some assistance for you in the following pages:

 

Copyright The University of Manchester, 2007. All rights reserved.

 

Activity 1

Watch the following video and take notes to discuss in class.

.

.

Lee las siguientes preguntas y analiza el uso de las cuatro habilidades del idioma. A continuación, escribe una composición donde figuren tus puntos de vista. Debes agregar por lo menos 5 referencias a tu texto.

    1. ¿Podemos separarlas habilidades receptiva de las productivas?

 

    1. ¿Es posible aprender un idioma a través de una habilidad específica?

 

    1. ¿Cómo podemos desarrollar las habilidades donde tenemos deficiencias?

 

  1. ¿Te consideras capaz de poner en práctica todas?

Criterios de evaluación

Los criterios que se utilizarán para evaluar su trabajo:

  • La coherencia y la cohesión de los conceptos.
  • Vínculos adecuados
  • Presentación de tu trabajo.

 

Trabaja con estos juegos que involucran vocabulario, aprende y relajate:

Beat the keeper

Actividades tomadas de: The British Council English Learners Website

World Cup 2010

Actividades tomadas de: The British Council English Learners Website

Working with Dictionaries

Después de haber comentado en clase el uso de los diccionarios aquí encontrarás unas páginas que te ayudarán a practicar el trabajo con los diccionarios. Estás actividades deberás terminarlas antes de la clase del lunes 18, únicamente enviarás un reporte de tus actividades.

Reading Dictionary Entries (4 exercises)

Actividades tomadas de: The Logman Vocabulary Website

Using a Dictionary – Practice Exercises

Actividades tomadas de:NCIStudent.net

Recuerda que estas actividades las evaluaremos el MIÉRCOLES 25 DE SEPTIEMBRE DE 2013 en clase.

2.2 Habilidades Lingüísticas y de comunicación

 

HABILIDADES DE COMUNICACIÓN: Técnicas para la Comunicación Eficaz

Tomado de: http://www.psicologia-online.com/monografias/5/comunicacion_eficaz.shtml

Angel A. Marcuello García

2. LA COMUNICACIÓN

Watch the video to discuss in class
.

Somos primordialmente seres “sociales”, en el sentido de que pasamos la mayor parte de nuestras vidas con otras personas. Por consiguiente, es importante aprender a entenderse con los otros y a funcionar adecuadamente en situaciones sociales. Ciertas habilidades de comunicación nos ayudan a mejorar las relaciones interpersonales.

La comunicación es el acto por el cual un individuo establece con otro un contacto que le permite transmitir una información. En la comunicación intervienen diversos elementos que pueden facilitar o dificultar el proceso.

Canales de Comunicación

  • Emisor: La persona (o personas) que emite un mensaje.
  • Receptor: La persona (o personas) que recibe el mensaje.
  • Mensaje: Contenido de la información que se envía.
  • Canal: Medio por el que se envía el mensaje.
  • Código: Signos y reglas empleadas para enviar el mensaje.
  • Contexto: Situación en la que se produce la comunicación.

La comunicación eficaz entre dos personas se produce cuando el receptor interpreta el mensaje en el sentido que pretende el emisor.

2.1. TIPOS DE COMUNICACIÓN

Las formas de comunicación humana pueden agruparse en dos grandes categorías: la comunicación verbal y la comunicación no verbal:

  • La comunicación verbal se refiere a las palabras que utilizamos y a las inflexiones de nuestra voz (tono de voz).
  • La comunicación no verbal hace referencia a un gran número de canales, entre los que se podrían citar como los más importantes el contacto visual, los gestos faciales, los movimientos de brazos y manos o la postura y la distancia corporal.

Comunicación verbal

  • Palabras (lo que decimos)
  • Tono de nuestra voz

Comunicación no verbal

  • Contacto visual
  • Gestos faciales (expresión de la cara)
  • Movimientos de brazos y manos
  • Postura y distancia corporal

Pese a la importancia que le solemos atribuir a la comunicación verbal, entre un 65 % y un 80 % del total de nuestra comunicación con los demás la realizamos a través de canales no verbales. Para comunicarse eficazmente, los mensajes verbales y no verbales deben coincidir entre sí. Muchas dificultades en la comunicación se producen cuando nuestras palabras se contradicen con nuestra conducta no verbal. Ejemplo:

  • Un hijo le entrega un regalo a su padre por su cumpleaños y éste, con una expresión de decepción, dice: “Gracias, es justo lo que quería”.
  • Un chico encuentra a su mejor amigo por la calle y, cuando le saluda, el otro le devuelve el saludo con un frío y seco “hola” y desvía la mirada.

2.2. TÉCNICAS DE COMUNICACIÓN EFICAZ

Todos conocemos y podríamos citar en teoría cuales son los principios básicos para lograr una correcta comunicación, pero, tal vez por sonar a perogrullo, frecuentemente nos olvidamos de ellos. Algunas de las estrategias que podemos emplear son tan sencillas como las siguientes:

2.2.1. La escucha activa

Uno de los principios más importantes y difíciles de todo el proceso comunicativo es el saber escuchar. La falta de comunicación que se sufre hoy día se debe en gran parte a que no se sabe escuchar a los demás. Se está más tiempo pendiente de las propias emisiones, y en esta necesidad propia de comunicar se pierde la esencia de la comunicación, es decir, poner en común, compartir con los demás. Existe la creencia errónea de que se escucha de forma automática, pero no es así. Escuchar requiere un esfuerzo superior al que se hace al hablar y también del que se ejerce al escuchar sin interpretar lo que se oye. Pero, ¿qué es realmente la escucha activa?.

La escucha activa significa escuchar y entender la comunicación desde el punto de vista del que habla. ¿Cuál es la diferencia entre el oír y el escuchar?. Existen grandes diferencias. El oír es simplemente percibir vibraciones de sonido. Mientras que escuchar es entender, comprender o dar sentido a lo que se oye. La escucha efectiva tiene que ser necesariamente activa por encima de lo pasivo. La escucha activa se refiere a la habilidad de escuchar no sólo lo que la persona está expresando directamente, sino también los sentimientos, ideas o pensamientos que subyacen a lo que se está diciendo. Para llegar a entender a alguien se precisa asimismo cierta empatía, es decir, saber ponerse en el lugar de la otra persona.

Elementos que facilitan la escucha activa:

  • Disposición psicológica: prepararse interiormente para escuchar. Observar al otro: identificar el contenido de lo que dice, los objetivos y los sentimientos.
  • Expresar al otro que le escuchas con comunicación verbal (ya veo, umm, uh, etc.) y no verbal (contacto visual, gestos, inclinación del cuerpo, etc.).

Elementos a evitar en la escucha activa:

  • No distraernos, porque distraerse es fácil en determinados momentos. La curva de la atención se inicia en un punto muy alto, disminuye a medida que el mensaje continua y vuelve a ascender hacia el final del mensaje, Hay que tratar de combatir esta tendencia haciendo un esfuerzo especial hacia la mitad del mensaje con objeto de que nuestra atención no decaiga.
  • No interrumpir al que habla.
  • No juzgar.
  • No ofrecer ayuda o soluciones prematuras.
  • No rechazar lo que el otro esté sintiendo, por ejemplo: «no te preocupes, eso no es nada».
  • No contar «tu historia» cuando el otro necesita hablarte.
  • No contraargumentar. Por ejemplo: el otro dice «me siento mal» y tú respondes «y yo también».
  • Evitar el «síndrome del experto»: ya tienes las respuestas al problema de la otra persona, antes incluso de que te haya contado la mitad.

Habilidades para la escucha activa:

Mostrar empatía: Escuchar activamente las emociones de los demás es tratar de «meternos en su pellejo» y entender sus motivos. Es escuchar sus sentimientos y hacerle saber que «nos hacemos cargo», intentar entender lo que siente esa persona. No se trata de mostrar alegría, si siquiera de ser simpáticos. Simplemente, que somos capaces de ponernos en su lugar. Sin embargo, no significa aceptar ni estar de acuerdo con la posición del otro. Para demostrar esa actitud, usaremos frases como: “entiendo lo que sientes”, “noto que…”.

Parafrasear. Este concepto significa verificar o decir con las propias palabras lo que parece que el emisor acaba de decir. Es muy importante en el proceso de escucha ya que ayuda a comprender lo que el otro está diciendo y permite verificar si realmente se está entendiendo y no malinterpretando lo que se dice. Un ejemplo de parafrasear puede ser: “Entonces, según veo, lo que pasaba era que…”, “¿Quieres decir que te sentiste…?”.

Emitir palabras de refuerzo o cumplidos. Pueden definirse como verbalizaciones que suponen un hala¬go para la otra persona o refuerzan su discurso al transmitir que uno aprueba, está de acuerdo o comprende lo que se acaba de decir. Algunos ejemplos serían: «Esto es muy divertido»; «Me encanta hablar contigo» o «Debes ser muy bueno jugando al tenis». Otro tipo de frases menos directas sirven también para transmitir el interés por la conversación: «Bien», «umm» o «¡Estupendo!».

Resumir: Mediante esta habilidad informamos a la otra persona de nuestro grado de comprensión o de la necesidad de mayor aclaración. Expresiones de resumen serían:

  • «Si no te he entendido mal…»
  • «O sea, que lo que me estás diciendo es…»
  • «A ver si te he entendido bien….»

Expresiones de aclaración serían:

  • «¿Es correcto?»
  • «¿Estoy en lo cierto?»

2.3. Algunos aspectos que mejoran la comunicación:

  • Al criticar a otra persona, hablar de lo que hace, no de lo que es. Las etiquetas no ayudan a que la persona cambie, sino que refuerzan sus defensas. Hablar de lo que es una persona sería: «te has vuelto a olvidar de sacar la basura. Eres un desastre»; mientras que hablar de lo que hace sería: «te has vuelto a olvidar de sacar la basura. Últimamente te olvidas mucho de las cosas».
  • Discutir los temas de uno en uno, no «aprovechar» que se está discutiendo, por ejemplo sobre la impuntualidad de la pareja, para reprocharle de paso que es un despistado, un olvidadizo y que no es cariñoso.
  • No ir acumulando emociones negativas sin comunicarlas, ya que producirían un estallido que conduciría a una hostilidad destructiva.
  • No hablar del pasado. Rememorar antiguas ventajas, o sacar a relucir los “trapos sucios” del pasado, no sólo no aporta nada provechoso, sino que despierta malos sentimientos. El pasado sólo debe sacarse a colación constructivamente, para utilizarlo de modelo cuando ha sido bueno e intentamos volver a poner en marcha conductas positivas quizá algo olvidadas. Pero es evidente que el pasado no puede cambiarse; por tanto hay que dirigir las energías al presente y al futuro.
  • Ser específico. Ser específico, concreto, preciso, es una de las normas principales de la comunicación. Tras una comunicación específica, hay cambios; es una forma concreta de avanzar. Cuando se es inespecífico, rara vez se moviliza nada. Si por ejemplo, nos sentimos solos/as y deseamos más tiempo para estar con nuestra pareja, no le diga únicamente algo así: “No me haces caso”, “Me siento solo/a”, “Siempre estás ocupado/a”. Aunque tal formulación exprese un sentimiento, si no hacemos una propuesta específica, probablemente las cosas no cambiarán. Sería apropiado añadir algo más. Por ejemplo: “¿Qué te parece si ambos nos comprometemos a dejar todo lo que tenemos entre manos a las 9 de la noche, y así podremos cenar juntos y charlar?”.
  • Evitar las generalizaciones. Los términos «siempre» y «nunca» raras veces son ciertos y tienden a formar etiquetas. Es diferente decir: «últimamente te veo algo ausente» que «siempre estás en las nubes». Para ser justos y honestos, para llegar a acuerdos, para producir cambios, resultan más efectivas expresiones del tipo: “La mayoría de veces”, “En ocasiones”, “Algunas veces”, “Frecuentemente”. Son formas de expresión que permiten al otro sentirse correctamente valorado.
  • Ser breve. Repetir varias veces lo mismo con distintas palabras, o alargar excesivamente el planteamiento, no es agradable para quién escucha. Produce la sensación de ser tratado como alguien de pocas luces o como un niño. En todo caso, corre el peligro de que le rehúyan por pesado cuando empiece a hablar. Hay que recordar que: “Lo bueno, si breve, dos veces bueno”.
  • Cuidar la comunicación no verbal. Para ello, tendremos en cuenta lo siguiente:
    • La comunicación no verbal debe de ir acorde con la verbal . Decir » ya sabes que te quiero» con cara de fastidio dejará a la otra persona peor que si no se hubiera dicho nada.
    • Contacto visual. Es el porcentaje de tiempo que se está mirando a los ojos de la otra persona. El contacto visual debe ser frecuente, pero no exagerado.
    • Afecto. Es el tono emocional adecuado para la situación en la que se está interactuando. Se basa en índices como el tono de voz, la expresión facial y el volumen de voz (ni muy alto ni muy bajo).
  • Elegir el lugar y el momento adecuados. En ocasiones, un buen estilo comunicativo, un modelo coherente o un contenido adecuado pueden irse al traste si no hemos elegido el momento adecuado para transmitirlo o entablar una relación. Es importante cuidar algunos aspectos que se refieren al momento en el que se quiere establecer la comunicación:
    • El ambiente: el lugar, el ruido que exista, el nivel de intimidad…
    • Si vamos a criticar o pedir explicaciones debemos esperar a estar a solas con nuestro interlocutor.
    • Si vamos a elogiarlo, será bueno que esté con su grupo u otras personas significativas.
    • Si ha comenzado una discusión y vemos que se nos escapa de las manos o que no es el momento apropiado utilizaremos frases como: “si no te importa podemos seguir discutiendo esto en… más tarde”.

BIBILIOGRAFIA:

  • DE LAS HERAS RENERO, Mª DOLORES Y COLS. Programa Discover. Junta Castilla y León.
  • E. CABALLO, VICENTE. Manual de evaluación y tratamiento de las habilidades sociales. SIGLO XXI. 1999.
  • GOLDSTEIN ARNOLD. Habilidades sociales y autocontrol en la adolescencia. SIGLO XXI. 1999.
  • LUENGO MARTÍN, Mª ÁNGELES Y COLS. Construyendo la Salud. MEC.
  • MARTHA DAVIS, MATTHEW MCKAY. Técnicas de autocontrol emocional. MARTÍNEZ ROCA. 1998.
  • VALLÉS ARANDIGA A. Y VALLÉS TORTOSA C. Programa de refuerzo de las habilidades sociales III. EOS.

Test:  Your Communication Skills

Test: Interpersonal Communication Skills

 Communication Skills Quiz

.

.

 3. Técnicas de Búsqueda

¿Cómo y dónde buscar?

.

¿Cómo reconocer y evaluar la confiabilidad y validez de la información encontrada?

El primero de los interrogantes apela a una dimensión técnica del proceso de búsqueda. Existen diferentes motores de búsqueda, lógicas y técnicas que nos pueden aproximar a la información requerida. El buen manejo de estas técnicas y la precisión en el proceso nos pondrán en condiciones de encontrar lo buscado. Asociado a esta dimensión, la tarea de evaluar los datos es de suma importancia ¿Es válido y confiable el material encontrado? ¿Qué criterios son necesarios tener en cuenta para evaluar? De ambas dimensiones nos ocuparemos en este artículo procurando puntualizar nuestras búsquedas y analizar el material hallado. El conocimiento de estos criterios de selección, análisis y evaluación de la información en la Web es de utilidad tanto para docentes, en su tarea de enseñanza, como para los alumnos en sus procesos de aprendizaje.

 

¿Cómo y dónde buscar? Dimensión técnica

Búsquedas avanzadas

En la Web existen diferentes motores de búsqueda que pueden convertirse en un interesante punto de partida en el momento de buscar material en la Web.  Aquellos buscadores más populares ofrecen algunas herramientas que facilitan la tarea de búsqueda permitiendo precisar algunos criterios para focalizar en la temática y en el tipo de material requerido. Estos espacios suelen estar destacados con la leyenda de «Búsqueda avanzada». Aquí se puede seleccionar el idioma de la información, el formato, el dominio (.org, .edu, .gov), la antigüedad del material, así como también omitir en la búsqueda ciertas frases o palabras y puntualizar la búsqueda en determinados sitios Web. Algunos motores de búsqueda ofrecen la posibilidad de guardar las selecciones de criterios utilizados habitualmente, sobretodo aquellas selecciones que están relacionadas con la presentación de resultados de búsqueda. Es un modo de personalizar el proceso y evitar la selección cada vez que se requiera realizar la tarea.

 

¿Cómo reconocer y evaluar la confiabilidad y validez de la información encontrada?

Dimensión de evaluación

Al referirnos a la dimensión técnica del proceso de búsqueda de información no pudimos dejar de mencionar algunos criterios que están relacionados con la evaluación de la validez y confiabilidad de la información. Una vez que los motores de búsqueda o los directorios listan los resultados, comienza la tarea de evaluar cuáles de ellos son útiles y válidos para propuestas educativas. Sabemos que Internet no persigue como propósito primordial el educativo; información diversa es publicada diariamente con fines comerciales, políticos o de entretenimiento. En este sentido, se hace necesario mirar con atención cada uno de los sitios y evaluar aquel que aporte materiales y recursos  útiles y válidos para nuestra práctica.

En términos generales, podemos reconocer algunos criterios de evaluación. La articulación de dos o más criterios permitirá arribar a materiales y datos válidos y confiables. De acuerdo al tipo de información de interés, se considerarán y priorizarán algunos criterios más que otros. Podemos distinguir criterios valiosos a la hora de evaluar sitios Web:

URL

¿A quién pertenece la página?¿Qué tipo de dominio tiene? (.edu, .com, .gov)

Autoría

¿Quién escribió la página?¿Se trata de un especialista del tema?

Actualización

¿Está fechada?¿Ha sido recientemente actualizada?

Calidad

¿Las fuentes utilizadas están documentadas?¿Hay enlaces hacia otras fuentes de la especialidad?

Crítica

¿Quién se enlaza con esta página?¿Está dentro de los listados de páginas con buena reputación sobre el tema?

En la Web existen recursos interesantes para orientar la tarea de evaluar la confiabilidad y validez de los materiales en Internet. Las rúbricas son más o menos exhaustivas; suelen presentar una serie de categorías de distintos grados de complejidad y profundidad. Algunas incluyen, además, preguntas cuyas respuestas irán construyendo el análisis del sitio.  A continuación, presentamos algunos sitios que ofrecen dichas grillas o guías de evaluación:

 

Cinco criterios para evaluar las páginas de la red. Eduteka

Diez claves para evaluar la información en Internet. Aventuras en Internet. EducaRed.

Evaluando páginas web. Universidad de California

Cómo evaluar sitios Web. Educ.ar

 

Aprender a buscar

Frente al uso de Internet se presentan nuevos desafíos educativos tanto a alumnos como a docentes. Considerar como fuente de conocimiento a la Web (que se suma como complemento a las fuentes ya existentes) implica el aprendizaje de criterios de búsqueda y evaluación de información que nos permitan valernos de materiales de calidad que acompañen las tareas de enseñanza y de aprendizaje.

Si sólo sostenemos la importancia de saber buscar en la adquisición de técnicas y métodos, la definición se torna simplista y funcional; la tarea de buscar información va más allá; se trata de la necesidad de estar en condiciones para evaluar y utilizar la información de manera crítica para que pueda ser comprendida y aprendida. Como mencionamos a lo largo del artículo, la importancia de poner en juego los criterios de evaluación se vuelve relevante.

Buckingham se refiere a estos análisis funcionales como aquellos que «no tienen en cuenta los aspectos simbólicos ni persuasivos de los medios digitales, las dimensiones emocionales del uso y la interpretación de estos medios o los aspectos de los medios que exceden la mera información» (Buckingham, 2008:196). En este sentido, el autor recuerda la definición realizada por Burbules y Callister de «hiperlectores» como aquellos actores que «comparan diferentes fuentes de información, evaluán el modo en que se reclama y establece la autoridad en los sitios, analizan quién produjo el sitio y por qué, y reflexionan acerca de qué puede estar ausente y por qué«. (op cit).

Bibliografía

Buckingham, D. (2008). Más allá de la tecnología. Buenos Aires: Ediciones Manantial.

Burbules, N.; Callister, T. (2001). Riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información. España: Granica.

Litwin, E. (comp.) (2005). Tecnologías educativas en tiempos de Internet. Buenos Aires: Amorrortu.

Litwin, E.; Maggio, M.; Lipsman, M. (comps) (2005). Tecnologías en las aulas. Buenos Aires: Amorrortu.

 

 

Actividad

Analiza el video «Web search strategies» para dar tu opinión en la discusión en línea.
.

<a

href=»http://www.uv.mx/personal/jomartinez/files/2011/06/linea-verde.jpg»>

Lecturas para el Miércoles 2 de Octubre/13

Como buscar en internet_2 (de la pag. 7 a la 12)

Trabajo grupal por lo que es necesario hacer las lecturas.

.

.

.

Lectura para la discusión grupal recuerden que su moderador deberá enviarla antes del lunes 2 de octubre 15:00 hrs.

Bajar archivo: LA_EVALUACION_EDUCATIVA

Documento URL

Ver artículo en Línea

 

The Chocolate cake

Texo:

Chocolate Cake

Video