Justificación

Diagnóstico de los requerimientos y demandas sociales.

La  enfermería psiquiátrica responde a la necesidad de enfrentar el reto que impone la atención directa a personas con trastornos mentales, y su impacto a nivel individual y social. Atiende no sólo las causalidades biológicas sino también las motivaciones psicológicas y las condicionantes socioculturales de la enfermedad mental en sus múltiples formas, aplicando los cuidados y atención pertinentes, que se apoyan en el surgimiento de nuevas alternativas para el tratamiento, provenientes de los avances de la farmacología, de modelos conductuales y psicosociales.

Con la especialización de enfermería psiquiátrica y salud mental se pretende una formación ética y humanística, pues el profesional de enfermería requiere comprometer un auto análisis de su personalidad, de tal forma que esté en posibilidades de desarrollar aspectos positivos para actuar como agente terapéutico con el paciente psiquiátrico.

Los datos más recientes en torno a la Salud Mental en México muestran cómo las enfermedades mentales, por su curso prolongado, que se refuerza por el hecho de que sólo una pequeña parte recibe tratamiento, provocan mayor discapacidad que muchas otras enfermedades crónicas. Por ejemplo, entre las diez principales enfermedades tres son mentales; la depresión, que produce un alto nivel de discapacidad, ocupa el primer lugar y, de acuerdo con las encuestas realizadas  en el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, el 6.4 % de la población la padece. Otros trastornos como el relacionado con el consumo de alcohol ocupa el noveno lugar (2.5 %) y la esquizofrenia el décimo lugar (2.1 %). Una agravante más es que sólo el 19 % de las personas que padecen un trastorno mental reciben tratamiento, y los que llegan tardan un tiempo importante en recibir atención, con una latencia que oscila entre 4 y 20 años   desde la aparición de la enfermedad

En adición a lo anterior, tenemos que en México existe un déficit en la formación de los recursos humanos que participan en el área, así como espacios adecuados para la atención. De acuerdo a la OMS (ATLAS WHO, 2005) el sistema de salud mental de nuestro país cuenta con aproximadamente 0.66 camas por cada 10 mil habitantes. Existen 0.051 camas por cada 10 mil habitantes en los hospitales psiquiátricos, mientras que en los hospitales generales hay 0.51 camas disponibles para esa misma tasa de población. En cuanto a los recursos humanos, se estima que por cada 100 mil habitantes hay 2.8 psiquiatras, 44 psicólogos, 0.20 trabajadores sociales especializados en psiquiatría y 0.12 enfermeras psiquiátricas, lo que es insuficiente para dar respuesta a las necesidades de la población. Esto pone de manifiesto la carencia de personal especializado para esta práctica necesaria en nuestro sistema de salud.

La justificación de crear un programa de especialización  en enfermería psiquiátrica queda entonces de manifiesto con lo expuesto anteriormente; un programa como el que aquí se presenta será una respuesta a la demanda social que favorezca la mejora de la calidad de los cuidados ofrecidos a tal sector de la población en los diferentes niveles de atención. Así, se presenta esta iniciativa de vinculación entre una institución del sector salud (Hospital de Salud Mental Orizaba) y educación (Universidad Veracruzana), que seguro permitirá cumplir con un proyecto que conjunte la experiencia entre el otorgamiento de servicios en salud mental y los servicios educativos.

 

Factibilidad y conveniencia.

El Hospital de Salud Mental Orizaba, “Dr. Víctor M Concha Vásquez”, dependiente de los Servicios de Salud de Veracruz,  es  uno de los primeros Hospitales de Salud Mental del país, fundado desde 1886. Tiene aproximadamente 119 años, es considerado como uno de los más importantes en México y próximamente  contará con nuevas, modernas y amplias instalaciones que le permitirá aspirar a ser un Hospital de Clase Mundial. Por otra  parte la Universidad Veracruzana, por su trayectoria y tamaño es  la más importantes casa de estudios   y tiene un fuerte impacto educativo en el Estado y en Estados circunvecinos.

La Universidad Veracruzana cuenta con las licenciaturas en Psicología, Medicina,  Enfermería, etc.  en sus diferentes campus, de donde egresan una gran cantidad de estudiantes al año. El reconocimiento al nivel formativo de estos estudiantes ha quedado ya mostrado por diversos programas de posgrado y empleadores nacionales y extranjeros. Esto nos da un indicador de que la creación de una Especialización  en Enfermería Psiquiátrica y Salud Mental, será de alto impacto, como programa educativo directo, que dará continuidad a la formación de  profesionales de Enfermería, es también una alternativa apropiada para que nuestro actual personal de enfermería tenga una opción que les permita continuar con su formación académica y adentrarse al campo de la Psiquiatría y Salud Mental.

Este programa educativo va a contar con una adecuada infraestructura física, que incluyen instalaciones apropiadas y modernas para el desarrollo académico,   núcleos académicos y líneas de generación del conocimiento y vinculación con otros centros de excelencia, todas estas  acciones encaminadas al impacto y desarrollo de la Especialización  en Enfermería Psiquiátrica  y  Salud Mental. Para ello, las sedes serán la  Facultad de Enfermería de Orizaba y el Hospital de Salud Mental Orizaba.

El Hospital de Salud Mental Orizaba, cuenta con los servicios de Consulta externa, Urgencias, Unidad de Cuidados Especiales y Hospitalización, lo que hace al sitio un lugar apropiado para promover la enseñanza in situ y generar nuevo conocimiento y nuevos recursos humanos más especializados. De acuerdo a su historia, las primeras diez causas de morbilidad que se presentan en el Hospital en los últimos años son: Esquizofrenia paranoide,  otros trastornos  mentales especificados  debidos a lesión y disfunción cerebral y a enfermedad física, trastornos mentales y del comportamiento debidos al uso de múltiples drogas y al uso de otras sustancias psicoactivas, intoxicación aguda, trastorno delirante (Esquizo-Freniforme), trastorno psicótico agudo polimorfo, sin síntomas de esquizofrenia, trastorno afectivo bipolar, episodio maníaco presente con síntomas psicóticos, trastorno depresivo grave sin síntomas psicóticos, trastorno depresivo recurrente y episodio depresivo grave  presente sin síntomas psicóticos. Esto muestra someramente la complejidad del problema que se está interviniendo.

La práctica social histórica de enfermería y su reconocida contribución en el desarrollo de la salud del país, exige un espacio concreto de perfeccionamiento de nuestra profesión a través de la especialización. Este programa es una respuesta responsable a estas necesidades, no sólo de la práctica de la enfermería sino también de las necesidades de salud de la población veracruzana, en la medida que fortalece las acciones de transformación de los servicios de salud y de educación. Sabemos que éstas se encuentran en una reestructuración general para optimizar los recursos y hacer equitativa, eficiente y de calidad la atención de la salud en general y de enfermería en particular.

La población de nuestro estado, al igual que el resto del país, se ve afectada, por accidentes, drogadicción, alcoholismo y lesiones por violencias. Los aspectos de drogadicción y alcoholismo, así como la alta incidencia de suicidio, requieren de una integración que no se ha dado en forma efectiva entre los sectores de educación, salud, los aspectos legislativos, así como de organización familiar y social, con el consiguiente incremento de los índices de delincuencia y los problemas mentales y degenerativos asociados a éstas prácticas. Actualmente en el campo de la enfermería psiquiátrica es fundamental la proporción de la salud mental a fin de evitar el desarrollo de alteraciones psiquiátricas afectando el estudio de la dinámica familiar, pues  es en ella donde se generan trastornos de la personalidad y de la conducta, además de otros aspectos tales como el manejo de la frustración, el nivel de autoestima y en general la madurez con que el individuo afronta los problemas que se generan en la vida cotidiana. El programa especialización de enfermería psiquiátrica y de salud mental pretende atender estas necesidades manifestadas por la sociedad, los empleadores y los profesionales de enfermería, esperando un  alto impacto en el Sector Salud. Lo anterior  mencionado  no sólo justifica la creación de un plan de estudios   de especialización en enfermería Psiquiátrica y Salud Mental, sino que también nos muestra la conveniencia social que éste albergará.