Profesor de Estadística UV diseñó aplicación para personas sordas

 

  • Elaboró un diccionario de palabras y verbos, que puede utilizarse en una consola de videojuegos
  • “Las aplicaciones tecnológicas no sólo deben beneficiar a las empresas, sino tener un impacto social”: Alfonso Sánchez

 

Kinect para personas con discapacidadAlfonso Sánchez Orea, profesor de la FEI.

Paola Cortés Pérez

 

Las aplicaciones tecnológicas no sólo deben beneficiar a las empresas, también deben tener un impacto social, especialmente entre los grupos sociales vulnerables, declaró Alfonso Sánchez Orea, profesor de la Facultad de Estadística e Informática (FEI) de la Universidad Veracruzana (UV), quien participó en el “Encuentro de cuerpos académicos en el marco de la Red Internacional de Tecnologías de la Información”.

Durante su ponencia “Interfaz didáctica utilizando Kinect para personas con discapacidad auditiva”, mencionó a quienes no saben leer se les conoce como analfabetas y quienes no saben usar las tecnologías de la información y comunicación (TIC) son considerados analfabetas tecnológicos; sin embargo “las personas con discapacidad, en especial quienes no oyen, no saben leer y por lo tanto no usan las TIC”.

Indicó que de acuerdo a estadísticas de 2010, en México viven por lo menos 694 mil 464 personas con discapacidad auditiva, de ellas apenas 28.6 por ciento concluyó sus estudios de primaria; 29.9 por ciento trabaja en la agricultura y sólo 3.6 por ciento son oficinistas.

Ante este panorama, decidió desarrollar aplicaciones tecnológicas que ayudarán a las personas sordas a aprender a leer, fue así como fusionó la tecnología con un método pedagógico (Método Troncoso, con éste se enseña a leer y escribir a las personas con síndrome de Down).

“La primera opción fue la elaboración de un diccionario con ayuda del programa Flash, el cual muestra imágenes con palabras, a fin de que las personas identifiquen, aprendan y relacionen los símbolos, imágenes y palabras.”

Posteriormente, mencionó, desarrolló una segunda aplicación similar al diccionario, en esta ocasión para enseñar cada uno de los verbos a través de juegos, uno de ellos fue el rompecabezas.

Finalmente, apuntó que la aplicación para enseñar a leer a personas con discapacidad auditiva quedó prácticamente lista, cuando en 2010 Microsoft liberó el kit de desarrollo de software del Kinect, con eso no sólo podía ser instalado en el Xbox sino también en la computadora.

Con esta aplicación, explicó, los niños y adultos con discapacidad auditiva pueden aprender a leer a través del juego en tiempo real, al relacionar imágenes con palabras que van apareciendo en la pantalla de la computadora.

“Por medio del juego las personas identifican palabras con tarjetas utilizando el Método Troncoso, en un ambiente de juego. Hemos detectado que a los niños este juego les gusta mucho. Aunque no sólo es cuestión de tocar, sino también pueden arrastrar y mover cosas, entonces las personas pueden experimentar y aprender más.”

Por último, Sánchez Orea dijo que la aplicación aún no ha sido utilizada por alguna asociación civil o institución de educación que atienda a personas con sordera, pero espera que pronto pueda ser de gran ayuda para este sector de la población.

“Esto es utilizar la tecnología para tener un impacto social, y creo que lo más importante es abatir el analfabetismo en la sociedad y principalmente entre las personas con discapacidad”, concluyó.