Universidad Veracruzana

Cine Club UV recuerda a Ninón Sevilla

27 febrero, 2015 Sección:General Autor:dusalas

  • Durante marzo, en el Aula Clavijero
  • Se proyectarán cuatro películas emblemáticas del cine de rumberas en México, a partir del lunes 2 de marzo
  • La bailarina y actriz cubana debutó profesionalmente en su país natal en 1942 y en la industria fílmica mexicana en 1946 con Carita de cielo

 

Ninón SevillaCartel del ciclo de cine Ninón Sevilla.

El Departamento de Cinematografía de la Universidad Veracruzana (UV) dedicará su ciclo de marzo a la bailarina y actriz cubana Ninón Sevilla, con la proyección de las películas Aventurera, Sensualidad, Señora tentación y Víctimas del pecado.

Las funciones se llevarán a cabo los días 2, 4, 9 y 11 de marzo, a las 18:00 horas, en el Aula Clavijero, como parte de las actividades del Cine Club. El próximo lunes, previo a la proyección de Aventurera, el crítico de cine Roberto Ortiz Escobar ofrecerá una breve charla y al concluir la película encabezará un debate.

Ninón y el cine mexicano
Durante la Segunda Guerra Mundial, la industria fílmica más favorecida de las habladas en español fue la mexicana, gracias al apoyo técnico, financiero y de película virgen por parte de Estados Unidos. El cine mexicano aprovechó la coyuntura y se impuso en el mercado latinoamericano con productos genéricos exitosos apoyados por una pléyade de actores, directores y cuadros técnicos y musicales. Fue un momento de bonanza conocido como Época de Oro, y de popularidad para el cine de rumberas que retomaría el arquetipo prostibulario de las versiones muda y sonora de Santa (1918 y 1931).

La cabaretera no sólo vivía de su cuerpo sino también del baile y la canción, desplegando imágenes eróticas que alentaron las fantasías del espectador. No obstante los esquemas melodramáticos sobre el ascenso y la caída de la prostituta –imposibilitada de reivindicarse socialmente y de alcanzar la felicidad porque una moral obtusa lo reprobaba–, las rumberas tuvieron un público entusiasta en México y el extranjero, produciéndose decenas de cintas con historias similares.

En los filmes destacaban las coreografías, los grupos musicales (Los Ángeles del Infierno, Dámaso Pérez Prado), los cantantes (Pedro Vargas, Toña “La Negra”), los compositores (Agustín Lara, Juan Bruno Tarraza) y sobre todo la presencia de las cubanas María Antonieta Pons, Rosa Carmina, Amalia Aguilar y Ninón Sevilla, además de la mexicana Meche Barba.

Ninón Sevilla debutó profesionalmente en su país natal en 1942 y en la industria fílmica mexicana en 1946 con Carita de cielo; se convirtió en la más notable de las rumberas gracias a las producciones de buen presupuesto con eficaces equipos de trabajo. Fue la actriz que imprimió su huella en los mejores títulos del género.

De atractivas piernas largas, rostro simpático, lascivo y seductor, los personajes de Ninón Sevilla se distinguieron de otros por las elaboradas coreografías, así como por el repertorio de cantantes que la acompañaron en sus mejores obras. No fue una gran actriz, pero algunas de sus interpretaciones permiten ubicar la riqueza de un cine que en ocasiones trastocaba el convencionalismo y la ramplonería. Figuras como ella sirvieron para desprender al cine mexicano del tufo moralista y una censura cerrada a la sensualidad corporal y el erotismo dancístico.

Programación del Cine club
Aventurera, de Alberto Gout, se proyectará el lunes 2 de marzo. Este filme es considerado como la obra cumbre del cine de rumberas no sólo por la agilidad narrativa, sino por una especie de revuelta en la que los valores morales se pulverizan cuando el personaje prostituido de Elena toma revancha de su lenona, no importando pisar los callos de su esposo y su padrote. Además del sobresaliente cuadro actoral con Andrea Palma y Tito Junco, fueron notables las interpretaciones musicales de Pedro Vargas y Ana María González.

El miércoles 4 se proyectará Sensualidad, de Alberto Gout, quien se apoyó en la eficaz truculencia del guión de Álvaro Custodio, responsable también de la historia de Aventurera. El melodrama cabaretil sirvió aquí para vapulear valores consagrados como la justicia, el trabajo y el matrimonio. Esta cinta se caracterizó por las danzas y vestuarios de Ninón Sevilla, que invitaban al desbocamiento del deseo.

El lunes 9 se presentará Señora tentación, de José Díaz Morales, película que fue la tercera cinta de la actriz cubana y aunque su papel de la rumbera Trini era secundario, destacaban sus bailables acompañados musicalmente por el grupo brasileño Los Ángeles del Infierno, y sus canciones al lado de su compatriota Kiko Mendive.

El ciclo concluirá el miércoles 11 con la película Víctimas del pecado, de Emilio Fernández. En este filme destaca la fotografía de Gabriel Figueroa y la actuación de Ninón Sevilla como Violeta, una bailarina que trabaja en el cabaret Changó, y quien rescata a un bebé abandonado para criarlo como suyo.

La entrada a todas las proyecciones no tiene costo.