UV, una universidad con calidad y compromiso social. Primer Informe de Actividades 2013-2014

primer-informe-sldg-2

 

Primer Informe de Actividades 2013-2014

Dra. Sara Ladrón de Guevara, Rectora

Universidad Veracruzana

10 de septiembre de 2014

 

Mensaje inicial

Con la finalidad de dar cumplimiento al Artículo 38, Fracción V, de la Ley Orgánica que nos rige, presento al Honorable Consejo Universitario General el Primer Informe Anual de Actividades de la administración que me honro en encabezar. El informe sintetiza los logros más importantes de la comunidad universitaria durante el periodo que va de septiembre de 2013 a agosto de 2014, así como el estado que guarda nuestra casa de estudios.

Hace un año, al tomar protesta como Rectora, reconocí la importancia y el significado de dirigir una comunidad rica y diversa en pensamiento, a la que invité a trabajar en armonía y en equipo. De igual forma, más que ofrecer, pedí a la comunidad universitaria y me comprometí a aportar “esfuerzos continuos, eficacia, calidad en cada una de las tareas, compromiso con los jóvenes que se integran a la institución, resguardo de los valores patrimoniales, del territorio que los aloja y de la cultura que los identifica”.

Recibimos una institución con fortalezas y perspectivas de crecimiento, pero también con retos, con problemas, con serias restricciones financieras y, sobre todo, con grandes desafíos.

A un año de labor y con la suma de esfuerzos de todos los universitarios, daré cuenta de las acciones más relevantes que en materia de docencia, investigación, vinculación y difusión de la cultura se realizaron desde las entidades académicas, así como de los resultados de la gestión de las instancias de apoyo.

Considero oportuno invitarlos a hacer un ejercicio de análisis en el que reconozcamos aciertos y, de manera autocrítica, identifiquemos insuficiencias y limitaciones, para así contar con una ponderación más objetiva que nos permita dar cauce a la marcha institucional y, sobre todo, ofrecer respuestas a las múltiples demandas que nos exige el buen desarrollo de nuestra institución.

Considero necesario seguir fortaleciendo el trabajo en equipo, con la diversidad de pensamiento y de visiones, pero todos con un mismo objetivo: la calidad universitaria como eje central de la administración y del fortalecimiento de la función social universitaria. Aspiro, al igual que muchos universitarios, a una institución menos centralizada y menos burocrática, más transparente y más eficaz en el manejo de sus recursos; más internacional en sus métodos e intercambios, más atenta a las necesidades locales; más académica y más vinculada con la sociedad, al mismo tiempo que decididamente autónoma en su gobierno interno y en sus decisiones académicas.

 

Introducción

De entrada, considero que vale la pena destacar que hemos alcanzado niveles sin precedentes en oferta de primer ingreso. Recibimos una matrícula con un crecimiento distorsionado derivado del rezago escolar y de la baja eficiencia terminal. Ocurren, mayoritariamente, trayectorias escolares de siete años, en lugar de cuatro. Hemos aumentado el número y la diversidad de programas educativos; hemos incrementado los de calidad y su matrícula. Hay más profesores de tiempo completo, con posgrado, con doctorado, con perfil Promep, y miembros del Sistema Nacional de Investigadores. Nuestros alumnos, académicos y programas educativos han obtenido importantes reconocimientos.

Destaco, por otra parte, la diversidad de servicios que la institución ofrece a los estudiantes a lo largo de su trayectoria académica; la participación cada vez más importante de estudiantes y docentes en el programa de movilidad regional, nacional e internacional; los avances en materia de descentralización, legislación e infraestructura, y los variados programas de difusión cultural y la ejemplar labor de nuestros grupos artísticos.

Veo este informe de actividades como un instrumento de rendición de cuentas que une a las comunidades de nuestras cinco regiones, siempre procurando fortalecer la descentralización y siempre teniendo presentes los altos valores del diálogo, el acuerdo y el trabajo colaborativo para que la Universidad Veracruzana continúe avanzando, planteándose nuevos objetivos y renovando sus logros.

Como todos ustedes saben, este año la Universidad Veracruzana cumple sus primeros setenta años de existencia. A lo largo de estas siete décadas, nuestra institución se ha posicionado como la principal casa de estudios superiores del estado de Veracruz y como la más importante universidad de la región sur-sureste del país. Ha alcanzado esta posición basando su quehacer cotidiano en una visión humanista y levantando, con claridad y constancia, un conjunto de fortalezas institucionales que hoy son motivo de orgullo para toda nuestra comunidad. Contamos con la orquesta sinfónica más longeva y, seguramente, la mejor de México, con una de las compañías teatrales de más larga tradición, con el segundo museo de antropología en importancia de América Latina, con una editorial que ha llevado nuestro nombre más allá de las fronteras nacionales.

 

El informe que presento consta de cuatro apartados, y es un documento cuya estructura se basa en los ejes estratégicos y sus respectivos programas y líneas de acción, elementos de nuestro Programa de Trabajo Tradición e Innovación, cuyas dimensiones transversales son descentralización, responsabilidad social, internacionalización y sustentabilidad. Los números y los datos duros los pueden consultar en nuestra Página Web.

 

Ejes estratégicos, programas estratégicos y líneas de acción

I. Innovación académica con calidad

 

1. Programas educativos que cumplan con los estándares de calidad nacionales e internacionales

Siendo la Universidad Veracruzana la institución de educación superior pública más importante del estado, es necesario contextualizar la gran diversidad de programas con que cuenta la institución, así como la matrícula atendida durante el presente año de labores.

Hoy en día, la Universidad Veracruzana brinda atención a un total de 74,804 estudiantes. De ellos, 62,129 se encuentran inscritos en programas de educación formal, mientras 12,675 cursan sus estudios en programas de educación no formal.

Por lo que hace a la distribución de la matrícula por nivel educativo, casi el 96% de la población estudiantil cursa un programa de licenciatura, el 3.5% un programa de posgrado, y menos del 1% un programa de técnico superior universitario. Para dar atención a estos alumnos, tenemos 304 programas educativos: 10 de técnico superior universitario, 172 de licenciatura, 13 especializaciones, 86 maestrías y 23 de doctorado.

Sin lugar a dudas, el prestigio académico labrado a lo largo de estos setenta años por la comunidad universitaria, aunado a una mayor eficiencia terminal a nivel nacional en el nivel medio superior, han fomentado la gran demanda de primer ingreso que anualmente enfrenta nuestra casa de estudios.

En el caso de los niveles de licenciatura y técnico superior universitario, la demanda para el el ciclo escolar 2014-2015 fue de casi 36,000 solicitudes. Ofrecimos 16,210 lugares, lo que representa un 5.2% de incremento en relación con los 15,360 espacios del año previo. Con esta oferta nuestra casa de estudios atendió este año el 45% de la demanda. Es, así, la universidad estatal pública del país que atiende el mayor porcentaje de su demanda.

En estos momentos la institución analiza distintos mecanismos de apoyo para atender con calidad al máximo número de solicitantes, siempre teniendo presente lo que las capacidades instaladas permiten: abrimos 1,855 espacios adicionales a los aspirantes que no obtuvieron un lugar en el proceso de ingreso anual. Todos ellos cursaron el Área de Formación Básica General en modalidad virtual. En buena medida, esto se debe a la ventaja tecnológica que ofrece el propio desarrollo de la institución.

Así, la población universitaria tiene diversas opciones de formación en los sistemas escolarizado y abierto, y en las modalidades virtual y a distancia que operan en las distintas regiones. Esto contribuye a la flexibilidad y a la ampliación de oportunidades de formación, que se encuentran sobre todo en experiencias educativas del Área de Formación de Elección Libre virtual, cuya operación ahora depende del Sistema de Enseñanza Abierta.

El periodo 2013-2014 ha sido particularmente intenso para la Universidad Veracruzana Intercultural, en la medida en que ha desarrollado y rediseñado propuestas de formación que permiten continuar con la transversalización del enfoque intercultural. Destaca el rediseño de las experiencias educativas en modalidades presencial y virtual.

Consideradas en conjunto, estas medidas permitieron incrementar la oferta educativa de la Universidad Veracruzana Intercultural hasta 1,750 estudiantes inscritos en este periodo.

Actualmente, la Universidad Veracruzana cuenta con 104 programas educativos de licenciatura reconocidos por su calidad. Ahora mismo, el 80.33% de nuestra matrícula (evaluable) está inscrita en estos programas. Es importante destacar el impacto que este reconocimiento tiene en la formación de nuestros estudiantes, ya que de esta manera se garantiza una formación con altos niveles de preparación para su futura vida profesional.

En el caso del posgrado, la política institucional se consolida para garantizar programas educativos de alta pertinencia y verdadera calidad que impacte favorablemente en su entorno. De esta manera, en este 2014 se cuenta con 80 programas educativos en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. En su conjunto, estos programas atienden a una matrícula de 1,428 alumnos, es decir, dos de cada tres alumnos de posgrado se encuentran cursando programas educativos de calidad.

 

2. Planta académica con calidad

Actualizar y formar permanentemente a la planta académica a través de los medios convencionales y del uso de las tecnologías de la información y la comunicación posibilitan la sólida habilitación del profesorado. Esto se traduce en el aula en competencias pedagógicas, didácticas, disciplinares y humanas que redundan en beneficio de sus respectivos cuerpos académicos y de las líneas de generación y aplicación de conocimiento que cultivan.

A la fecha, la institución cuenta con 1,973 profesores de tiempo completo. De ellos, 1,791, es decir, más del 90% tienen estudios de posgrado, 931 han alcanzado el Perfil del Programa para el Desarrollo Profesional Docente, 356 pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores, 1,303 imparten tutoría. Es importante señalar que todas las cifras mencionadas indican una mejora significativa en comparación con el año anterior. Este hecho elevó nuestra posición al cuarto lugar (mejorando seis lugares entre 2013 y 2014) en el ranking de universidades que la revista América Economía publicó en su edición de junio pasado, y de acuerdo con el cual la Universidad Veracruzana destaca de manera relevante por sus indicadores de desarrollo, principalmente por el número de académicos con estudios de doctorado.

 

3. Atracción y retención de estudiantes de calidad

Con la finalidad de atender el rezago educativo, se analizaron las trayectorias escolares de los estudiantes del Área de Formación Básica General. Los resultados arrojan un total de 1,884 estudiantes en riesgo académico. Los resultados constituyen un insumo para determinar y poner en marcha los mecanismos de atención en los periodos siguientes. La estrategia institucional de programación académica ha mejorado considerablemente en este periodo la problemática de los horarios discontinuos. Iniciamos ya la conformación de comisiones colegiadas de todas las áreas y regiones para revisar la pertinencia y/o modificación de las experiencias educativas del Área Básica.

 

4. Investigación de calidad socialmente pertinente

La investigación central se lleva a cabo en 24 institutos, 17  centros de investigación, dos laboratorios de alta tecnología y en el Museo de Antropología de Xalapa. Del total de investigadores, el 88%  cuenta con estudios de posgrado. La investigación que se realiza está íntimamente vinculada a la formación de recursos humanos de calidad. Sobre esta base, los investigadores, además de cumplir con su función, están vinculados a la docencia en los niveles de licenciatura, maestría y doctorado. También en las Facultades de todas las regiones y áreas académicas se desarrollan actividades de generación y aplicación del conocimiento.

Entre las líneas de acción planteadas en el Programa de Trabajo Estratégico 2013-2017 se encuentran la articulaciirticulacias regiones y imiento,nteionalizaicde cuatro.go escolar y de la baja eficiencia terminal. Ocurren, mayoritariamente, tón entre las funciones de investigación, docencia y vinculación, y la presencia de investigadores en la acción tutorial y de dirección de tesis. Esto ha permitido la participación de los estudiantes en investigaciones relevantes. Sobre esta base, de los 586  académicos que cuentan con nombramiento de investigador o de técnico académico, 495  imparten clases y 424 realizan actividad tutorial.

Por otra parte, una de las principales líneas de acción del Programa de Trabajo Tradición e Innovación es divulgar de manera permanente los resultados y los productos de la investigación. A partir de ello, el 25 de septiembre de 2013 se emitió el Acuerdo Rectoral por el que se creó la Dirección General de Difusión Cultural como dependencia responsable de planear, organizar, dirigir, supervisar y evaluar la difusión de la cultura y el conocimiento académico, científico y tecnológico generado por la institución, así como dirigir y organizar a los grupos artísticos. El Acuerdo fue ratificado por el Consejo Universitario General en su sesión del 16  de diciembre de 2013. Esta importante decisión ha impactado no sólo en la producción científica, sino además en la divulgación de la misma a través de diversos productos generados por la propia casa de estudios. A partir de esta decisión, de igual forma, se reestructuraron las direcciones generales de Comunicación Universitaria y del Área Académica de Artes.

 

II. Presencia en el entorno con pertinencia e impacto social

Contamos con nuevos programas de emprendedores y de incubación de empresas. A partir de ellos, se fomenta la vinculación de los estudiantes con el mundo laboral para el fortalecimiento de sus competencias profesionales. Estamos allegando estrategias a la comunidad estudiantil, y estímulos económicos bajo la modalidad de becas para el desarrollo de prácticas profesionales en diversas organizaciones, que de esta manera se ven favorecidas al contar con capital humano profesional para el crecimiento y la competitividad de sus áreas.

En mayo de 2014 iniciamos el programa “Emprende UV”, que cuenta con el apoyo del gobierno federal,  de la Secretaría de Economía y del gobierno estatal a través de la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario, así como de la sociedad civil organizada e interesada en promover proyectos de emprendimiento económico y social.

 

5. Reconocimiento del egresado como un medio para generar impacto

Como un medio para generar impacto, hemos brindado atención especial al Sistema de Egresados. Así, se ha corregido y mejorado la plataforma tecnológica correspondiente, se han diseñado encuestas de seguimiento de egresados, y se ha articulado el sistema de egresados con el sistema de encuestas del Centro Universitario de Estudios de Opinión con miras a realizar estudios de empleabilidad y de seguimiento de egresados.

Otra herramienta atendida es el Sistema de Bolsa de Trabajo. En el periodo que nos ocupa, el Sistema registró 8,003  usuarios universitarios, de los cuales 3,554 son estudiantes, 3,946 egresados, y 503 trabajadores de la institución. Asimismo, registró el ingreso de 4,347 currículos, de los cuales 1,209 se publicaron para su visibilidad ante los empleadores. En cuanto a la oferta de empleos, se registraron 307 organizaciones empleadoras. De ellas, ocho son de Estados Unidos, una de Canadá, una de Colombia, una de Francia y una del Reino Unido.

En el periodo septiembre-noviembre de 2013 se aplicó por primera vez la “Encuesta de Empleabilidad UV”. Los resultados obtenidos muestran que, a partir de que dejan nuestras aulas, 52% de nuestros egresados encuentran empleo en el curso de los primeros seis meses y 20% en un periodo que va de seis meses a un año. En otras palabras, el 72% de ellos se emplean antes de transcurrido un año. También es importante resaltar que el 43% de nuestros egresados encuentran su primer empleo a partir de una recomendación de sus amigos, sus profesores, sus familiares o sus conocidos; 30% se emplea acudiendo a las bolsas de trabajo o los anuncios, y 15% por su desempeño en la práctica profesional o en el servicio social. Finalmente, la encuesta también indicó que, en relación con su empleo, el 87% de nuestros egresados califican de “suficientes” a “demasiados” los conocimientos y las habilidades adquiridos en la institución.

En este mismo terreno, hemos avanzado en el desarrollo de políticas que contribuyan a que nuestros egresados presenten el Examen General de Egreso de la Licenciatura. En este periodo sustentaron el examen 3,539 estudiantes de las cinco regiones universitarias. De ellos, 1,733 lo aprobaron, 1,532 con Testimonio Satisfactorio, 201 con Testimonio Sobresaliente, y 14 con Testimonio de Excelencia.

 

6. Reconocimiento e impacto de la UV en la sociedad

Nos encontramos inmersos en una corriente de actividades de internacionalización perfectamente identificables que muestra la realidad en la que han de interactuar académicos, alumnos y egresados, y para lo cual deben poseer habilidades y actitudes que les permitan ser, al mismo tiempo, ciudadanos y profesionales exitosos en el contexto de la globalización.

La estrategia ha consistido en la transversalidad de las acciones con las funciones sustantivas, optimizando los recursos humanos, económicos y de infraestructura para asegurar su viabilidad temporal y financiera. De esta manera, se han fortalecido los vínculos académicos con instituciones nacionales y del extranjero, lo que ha derivado en la celebración de 138 convenios internacionales de colaboración que contribuyen a la consolidación de la calidad de las funciones sustantivas. En otras palabras, la dimensión internacional se ha integrado como parte de la misión institucional, y su impacto se evalúa de manera permanente.

En noviembre de 2013, la Universidad recibió de la autoridad federal el permiso formal para transmitir una señal de radio universitaria a través de los 90.5 megahertz de Frecuencia Modulada. Así, nos dimos a la tarea de desarrollar un nuevo proyecto de radio universitaria para FM pero también para internet, proyecto que se encuentra en pleno desarrollo. Con el amistoso apoyo de empresas y expertos locales, en particular de Avan Radio y su director Carlos Ferráez Matus, hoy estamos emitiendo una señal de prueba que en breve será lanzada como la señal definitiva de XHRUV, Radio Universidad Veracruzana, en la frecuencia modulada 90.5, con un alcance que va desde Xalapa hasta Veracruz y Boca del Río. Por otra parte, este proyecto nos permitirá concretar uno de los más caros anhelos de nuestra radio y quienes la conforman, además de conocer un avance significativo en uno de nuestros retos institucionales, planteados desde el proyecto mismo que esta administración presentó como candidata a ocupar la Rectoría: la necesaria y provechosa modernización de los medios universitarios.

En la agenda de la XXIV Cumbre Iberoamericana, que contará con la presencia de 22 jefes de Estado y de Gobierno en Veracruz, la Universidad Veracruzana impulsó la iniciativa de organizar el Foro Internacional “Educación Superior y el Desarrollo Iberoamericano”, que la próxima semana reunirá a rectoras y rectores de diversas universidades de Iberoamérica para dialogar sobre la importancia de la educación superior para el desarrollo social en el siglo XXI. El evento es el resultado de la suma de esfuerzos del Gobierno del Estado de Veracruz, la Secretaría de Educación Pública, la UNAM, UNIVERSIA y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura, así como del importante auspicio obtenido de la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Secretaría General Iberoamericana. Las conclusiones que derivarán del diálogo interuniversitario serán la base para la Declaración de Veracruz sobre educación superior para Iberoamérica, documento que se hará llegar, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, a los jefes de Estado y de Gobierno que se reunirán en la XXIV Cumbre Iberoamericana para contribuir a la definición de políticas públicas y de acciones de cooperación orientadas a impulsar la educación superior en nuestras regiones.

 

7. Fortalecimiento de la vinculación con el medio

La Universidad Veracruzana destaca por su interacción con la sociedad, su alto sentido de la responsabilidad social, su preocupación por el mejoramiento del entorno, y la atención que presta a los sectores más desprotegidos. Sus procesos de vinculación con los diferentes sectores sociales no sólo inciden en el desarrollo del estado de Veracruz, sino además impactan favorablemente en la formación académica de los estudiantes a través de las prácticas profesionales, el servicio social, los programas de emprendedores y los proyectos que se llevan a cabo de manera conjunta con las empresas.

En términos de vinculación comunitaria, las Brigadas Universitarias en Servicio Social han incrementado su actividad notablemente. Actualmente, la institución cuenta con 21 Brigadas distribuidas en las cinco regiones universitarias.

Durante el periodo a informar, estas Brigadas y las Casas de la Universidad atendieron a 54] municipios y 382  localidades, y otorgaron 84,676  servicios que beneficiaron a 78,974 personas. Para estas tareas se contó con 111  prestadores de servicio social de diversos programas educativos, además de la participación de 121  académicos y 1,223 estudiantes de diversas entidades académicas.

Otro ejemplo de vinculación universitaria es la que mantenemos con el sector productivo, cuyo objetivo es contribuir al desarrollo de la Universidad y la región. En este programa participan estudiantes tutorados por académicos que se insertan en instituciones y/o empresas en las modalidades de servicio social, experiencia educativa o recepcional.

En el presente periodo se integraron 191 Brigadas Universitarias en la Empresa que permitieron vincular a 2,454 estudiantes con 696 empresas mediante el apoyo de 79 académicos.

 

8. Respeto a la equidad de género y la interculturalidad

Con el afán de consolidar el compromiso de la casa de estudios con la protección de los derechos humanos y el reconocimiento institucional a la importancia y la necesidad de promover la equidad de género al interior de sus estructuras laborales y como parte de las prácticas individuales e institucionales, en marzo de este año se creó la Coordinación de la Unidad de Género como dependencia responsable de transversalizar esta perspectiva en nuestra alma máter.

De igual forma, participamos activamente con la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Unidad de Género, elaborando informes en materia de avances sobre la igualdad entre hombres y mujeres. En este mismo terreno, mantenemos una vinculación continua con el Instituto Veracruzano de las Mujeres para dar seguimiento a diversas acciones conjuntas. Asimismo, participamos en redes interinstitucionales, en el Observatorio Equidad de Género y Liderazgo de las Mujeres, y al lado de diversas instituciones de educación superior.

Para la realización de las acciones implementadas contamos con el apoyo de la Defensoría de los Derechos Universitarios, que ofrece conferencias y asesorías para la prevención de la discriminación y la violencia.

 

III. Gobierno y gestión responsables y con transparencia

La sustentabilidad en su amplio sentido es un proceso no solo técnico sino también humano. Por esta razón, las relaciones personales y comunitarias representan un aspecto esencial en cualquier proceso de sustentabilidad socioambiental.

Otro de los aspectos significativos que coadyuvan a fomentar un clima organizacional armónico es el respeto tanto de autoridades como de sindicatos a las condiciones de trabajo pactadas, así como el establecimiento de canales de comunicación que privilegien el acuerdo y la negociación frente a cualquier tipo de conflicto. Sobre esta base, se ha atendido de manera puntual al Sindicato Estatal del Personal Académico de la Universidad Veracruzana (FESAPAUV), al Sindicato Estatal de Trabajadores de la Universidad Veracruzana (SETSUV), y a la Asociación de Funcionarios y Empleados de Confianza de la Universidad Veracruzana (AFECUV) que da voz al personal de confianza, destacando que las negociaciones colectivas que se llevaron a cabo con las dos organizaciones sindicales derivaron en acuerdos que beneficiaron a las partes involucradas y a la sociedad en general, evitando el estallamiento de la huelga y, con ello, la afectación a las actividades sustantivas de la casa de estudios. Con el personal de confianza se ha mantenido también una relación armónica, escuchando a su Asociación cuando así ha sido necesario.

El respeto irrestricto de la Universidad a las relaciones laborales se constata al analizar la resolución de los juicios laborales interpuestos. Al respecto informo que de los 13 juicios que llegaron a su fin este año, 12 fueron favorables a la institución.

Así también, en el periodo sobre el que se informa se llevaron a cabo 105 procedimientos internos de investigación, de los cuales derivaron 77 sanciones y seis exhortos.

 

9. Modernización del gobierno y la gestión institucional

Como resultado del propósito de mejorar nuestras formas de gobierno, organización y operación, en el presente periodo se han realizado diversas actualizaciones y adiciones a la legislación universitaria. Menciono algunas de ellas: reformas al Estatuto del Personal Académico para incorporar la Dirección General de Difusión Cultural en varios títulos; reforma al Reglamento de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales; acuerdo rectoral mediante el que se crean los Sistemas de Datos Personales de la Universidad Veracruzana; acuerdo rectoral por el que se declara recinto oficial de la Orquesta Sinfónica de Xalapa a la sala principal de Tlaqná.

Mención especial merece el acuerdo rectoral por el que se establece la Unidad de Servicios de Salud de la Universidad Veracruzana, en el que se concentrarán la Clínica Universitaria de Salud Reproductiva y Sexual, el Sistema de Atención Integral a la Salud de la Universidad Veracruzana, y el Centro para el Desarrollo Humano e Integral de los Universitarios.

Otro objetivo a alcanzar es la descentralización universitaria. Para ello, se han planeado y constituido las Comisiones Regionales para la Sustentabilidad, cuyo propósito es levantar una plataforma que fortalezca las interconexiones entre individuos, colectivos y dependencias de nuestra institución en torno a la reflexión, el diálogo y la interacción en y entre las cinco regiones en materia de sustentabilidad.

Sumado a lo anterior, la Universidad Veracruzana ha realizado diversas gestiones ante  la Legislatura del Estado con la finalidad de obtener la aprobación del Decreto que reforma y adiciona el artículo 34 de la Constitución Política del Estado libre y soberano de Veracruz de Ignacio de la Llave, lo que le otorgaría a la casa de estudios la atribución de iniciar leyes o decretos, de la misma forma como lo hacen los ayuntamientos o consejos municipales y los organismos autónomos del estado, sin que a la fecha se tengan resultados favorables. Estimada diputada Anilú Ingram Vallines, presidenta de la Mesa Directiva de la LXIII Legislatura del Honorable Congreso del Estado de Veracruz: en nombre de la comunidad que integra a la institución que me honró en dirigir, solicito a usted atentamente su apoyo para hacer realidad tan preciado anhelo, que permitirá a la Universidad Veracruzana responder a los cambios necesarios en su organización interna, para brindar educación superior de calidad, equidad y pertinencia  social.

En materia de planeación y evaluación participativa, la actual administración se ha distinguido por impulsar la participación de la comunidad universitaria en la planeación de los diferentes procesos por los que ha transitado durante este primer año de actividades. Ejemplo de esto es la estrategia que se diseñó e implementó para elaborar el Programa Tradición e Innovación 2013-2017.

Con la participación de autoridades, funcionarios, personal académico y administrativo se elaboraron y entregaron en tiempo y forma los proyectos concursables de los fondos extraordinarios, logrando obtener, hasta el momento, recursos por más de 60 millones de pesos para la realización de proyectos específicos que fortalecen las áreas sustantivas de la institución. En igualdad de condiciones, se cumplió de manera oportuna y correcta con el seguimiento, el ejercicio y la comprobación de los recursos asignados a los proyectos, de conformidad con las reglas de operación de los fondos extraordinarios. Durante los primeros tres meses de mi gestión se abatió el rezago de información requerida y exigible por las instancias federales del 2008 al 2011 , y de ese año a la fecha estamos al día.

Hay que destacar que el trabajo participativo y colaborativo de la comunidad ha sido el principal motor para obtener resultados favorables.

En lo tocante a las alianzas estratégicas, durante el periodo en cuestión se formalizaron 56  convenios de colaboración académica, estudiantil, científica, tecnológica y cultural y de intercambio de conocimientos, experiencias y transferencia de tecnología y servicios.

Como ustedes tienen presente, contamos con un Programa para la Seguridad de la Comunidad Universitaria y el Patrimonio Institucional. En ese marco, para consolidar el Sistema Universitario para la Gestión Integral del Riesgo se realizaron las siguientes acciones: se creó la Coordinación General de Gestión Integral del Riesgo como la instancia encargada de diseñar las políticas universitarias para atender temas de protección civil y seguridad. Asimismo, se ha promovido la cultura del autocuidado entre los miembros de la sociedad.

 

10. Sostenibilidad financiera

En materia de optimización de los recursos financieros, el uso racional del presupuesto significó un ahorro de 90.7  millones de pesos, de los cuales 27.6 millones corresponden al periodo de septiembre a diciembre de 2013 y derivaron de las medidas inmediatas establecidas para la disminución del gasto en partidas no prioritarias; y 12.2  millones al periodo enero-junio de 2014, como resultado de la continuación y ampliación de la política de racionalización financiera iniciada en septiembre de 2013 y de la mejora de los procesos de adquisiciones. Hemos obtenido, asimismo, recursos adicionales del gobierno federal mediante la reasignación de dichos ahorros.

Se mantiene una comunicación constante con la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado con miras a asegurar los recursos financieros que nos permitan cumplir con nuestras tareas sustantivas. Señor Gobernador: reconocemos su disposición constante y leal para con nuestra casa de estudios. Le pido, en nombre de toda la comunidad universitaria, su apoyo decidido para avanzar en la fluidez de los fondos federales y estatales que nos son asignados.

Como resultado de las gestiones realizadas por la presente administración, el monto asignado a la Universidad en el Convenio de Apoyo Financiero del ejercicio 2014 tuvo un incremento del 11% en relación con el ejercicio 2013. Pasó, así, de 3,905.9  a 4,336.3 millones de pesos, cantidad que sumada a los ingresos propios y a otros ingresos extraordinarios han integrado un presupuesto modificado al mes de junio de 2014 de 5,934.9 millones de pesos.

Es preciso enfatizar el ahorro por 50.9 millones de pesos que resultó de los acuerdos establecidos entre la Universidad, la “Asociación Halcones UV” y el gobierno del estado. Esta cantidad se ha reasignado para atender diversas necesidades académicas y fortalecer las actividades deportivas estudiantiles.

Los ahorros nos han permitido hacer frente al rezago en materia de pago de retiro de personal. Así, hemos entregado 183.3 millones de pesos por esta prestación a 422 trabajadores. Con esta medida hemos cumplido con todos aquellos que se jubilaron hasta el 1 de agosto del presente año.

Con fundamento en la Ley General de Contabilidad Gubernamental, la Universidad ha atendido las disposiciones del Consejo Nacional de Armonización Contable, por lo que a partir del ejercicio 2014 la información financiera-presupuestal se emite por fuente de financiamiento, es decir, identificando el origen de los recursos (federales, estatales, propios y otros que financian el gasto). Así, el registro de cada erogación permite conocer la naturaleza y la fuente de su financiamiento, privilegiando la transparencia y la rendición de cuentas.

A través del Sistema de Atención Integral de la Salud se realizaron 48,736 consultas de primer contacto, de las cuales 33,876 corresponden al módulo de Xalapa y 14,860 al de Veracruz. Se entregaron más de 307,000 medicamentos a través de las farmacias contratadas en Xalapa y en Veracruz. En todas las regiones se concedieron de manera financiada y/o por rembolso 46,526  consultas de especialidad, se llevaron a cabo 2,436 procedimientos quirúrgicos, se realizaron 14,516 análisis clínicos y 10,744 estudios de gabinete. Cabe resaltar que se atendieron solicitudes de reembolso de gastos por un monto promedio mensual de 2.6 millones de pesos en todas las regiones. El gasto en servicio médico, incluyendo todos los rubros, ascendió a 215 millones de pesos. Estamos comprometidos con el derecho a la salud. Haremos todo lo necesario para agilizar este sistema con calidad y por lograr una cultura de la prevención de la salud.

En el marco de la línea de acción relacionada con la captación de recursos extraordinarios a través de alianzas estratégicas con otras instituciones de educación superior y organismos nacionales e internacionales, durante el periodo en cuestión nuestro presupuesto se incrementó por la suscripción de 70  convenios que se tradujeron en un monto total de 78.9  millones de pesos.

Por lo que respecta al compromiso institucional de generar recursos financieros adicionales a través de la promoción y la extensión de los servicios universitarios, de septiembre de 2013 a junio de 2014 se registraron ingresos por 71 millones de pesos. Estos recursos provienen principalmente de actividades de grupos artísticos, deportivos, encuestas de opinión, estudios de gabinete, clínicas de servicios médicos y centros de idiomas, entre otros.

 

11. Optimización de la infraestructura física y equipamiento con eficiencia y eficacia

La planta física está conformada por predios y edificios cuya antigüedad impacta su función. Estos espacios educativos son dinámicos y requieren adecuarse a nuevos y constantes requerimientos en función de la actualización del modelo educativo institucional, la acreditación y las evaluaciones de los programas educativos, y la innovación en el proceso de enseñanza aprendizaje.

Para responder a esta dinámica, se ha realizado un diagnóstico del estado que guarda la planta física, así como se han optimizado los recursos provenientes de diversas fuentes de financiamiento, como los programas de ampliación y diversificación de la oferta educativa y el Fondo de Aportaciones Múltiples. Gracias a estos apoyos y a estas estrategias, se ha iniciado una labor de modernización y de instalación de la conectividad requerida.

A partir de septiembre de 2013 el patrimonio inmobiliario se incrementó con la conclusión de siete nuevos edificios. Estos edificios son, en Xalapa, el edificio que alberga a la Facultad de Pedagogía, al Instituto de Investigaciones Educativas y al Sistema de Enseñanza Abierta, el edificio administrativo de la INBIOTECA y la cafetería de la Facultad de Contaduría y Administración. En Veracruz-Boca del Río, dos edificios para la Facultad de Ingeniería. En Orizaba-Córdoba, un almacén temporal para residuos peligrosos biológico infecciosos. Y en Poza Rica-Tuxpan, el módulo de aulas de la Facultad de Ingeniería.

Por lo que hace a la infraestructura tecnológica, hemos aprovechado todo tipo de recurso para adquirir equipamiento y mobiliario. En concordancia con nuestras políticas de inclusión y equidad, hemos realizado adaptaciones a algunos de los edificios existentes para facilitar el acceso a personas con discapacidad.

 

Mensaje final

Un año ha pasado desde que comenzó la actual administración universitaria. Hace un año dejé algo bien claro: “hoy les vengo más a pedir que a ofrecer”. Eso lo dije el 2 de septiembre del año pasado. Un año más tarde sigo afirmando lo mismo, pero hay una diferencia: quizás hace doce meses venía a ofrecer mi disposición firme para dirigir nuestra Universidad, y mi palabra era cuanto tenía; ahora, como he intentado plasmar en este informe, traigo lo que la comunidad, toda la comunidad, ha construido de manera enérgica y comprometida confiando en mis manos cuanto le he ido pidiendo. Por eso insisto en hablar en plural.

No hemos caído en la tentación de romper con el pasado inmediato, de apropiarnos egoistamente de lo mejor del imaginario de “la tradición” ni de abrirnos ciegamente a “lo innovador” como quien cae en el sueño pseudo-revolucionario del “borrón y cuenta nueva” o en el mesianismo de creerse el poseedor de la nueva verdad. Necesitamos saber quiénes somos para saber hacia dónde vamos, necesitamos conocer nuestra biografía —70 años de Universidad Veracruzana— para reconocer qué cambia y qué queda, para no perdernos en el laberinto de las seducciones de las modas, sino para optar con paso firme por la senda de la innovación que queremos construir. Es una responsabilidad que mira al pasado para entrar sin violencia en el futuro, es la responsablidad que exige una consciente y viva autonomía universitaria.

Sin duda esto nos obliga a fijarnos en lo visible, y por ahí hemos comenzado. Me presento a este informe con las manos llenas porque son muchos los logros, los resultados que hemos obtenido. Con orgullo debemos reivindicar los éxitos de los que se ha ido dando cuenta en los minutos anteriores. Con alegría —nunca con autocomplacencia—, podemos constatar el fortalecimiento de nuestra casa de estudios en todas sus actividades, su adecuada (en ocasiones excelente) capacidad de adaptarse y dar respuesta a los retos que supone nuestro presente, su tesón por mejorar con responsablidad y eficacia en cuantos apartados se la pueda medir. Incluso, y me resulta muy grato decirlo, han sido numerosos los casos en los que hemos rebasado las expectativas.

Sin embargo, y aunque no se trata de hacer revoluciones, sí ha habido acciones que realizar de manera expedita y sin titubeos. Así, se ha vuelto a dar el peso que debe tener la difusión cultural, tarea que ahora mismo se asume desde una Dirección General. De este modo, de visualizarse como una labor adjetiva del área de Artes, ha pasado a recobrar el carácter sustantivo de compromiso nuclear de la Universidad Veracruzana; además, este cambio viene acompañado de la inclusión de la comunicación de la ciencia como una de sus labores inherentes, pues somos conscientes de que una de las reivindicaciones más sólidas de una concepción humanística de la educación es la de no separar artificialmente la “ciencia” de la “cultura”.

Del mismo modo, era y es urgente dotar a nuestra comunidad de una infraestructura en salud eficiente y de calidad, lo que se cristaliza en la Unidad de Servicios de la Salud; y resultaba necesario reorientar nuestra perspectiva de la interculturalidad, lo que se expresa en la nueva Universidad Veracruzana Intercultural, que cierra un círculo virtuoso de diálogo de saberes y culturas, incorporando el contexto urbano.

Del mismo modo también, y cierro con este último ejemplo, debíamos revisar, evaluar, redimensionar y seguramente rediseñar el Área de Formación Básica General, y ya lo estamos haciendo, sin temor alguno ante los pasos que tengamos que dar para renovar su función en nuestro modelo educativo.

Todo ello nos lleva —decía hace un momento— a fijarnos en lo visible, pero con mirada crítica, de manera que lo visible no se torne un espejismo o una realidad desdibujada. Nuestro primer año ha supuesto, entre otras cosas, un esfuerzo de creatividad para repensar la Universidad Veracruzana desde un giro copernicano: cualquier universidad, pero muy especialmente la Veracruzana, es un espacio de generación de conocimiento con pertinencia social, en un contexto de discusión libre de ideas. Ese “universo” se puede cartografiar de muchas maneras, y actualmente el mapa global de la educación superior se construye desde ciertos “indicadores”, de modo que a partir del cumplimiento de esos indicadores podemos inferir cómo se encuentra cada Universidad. A nosotros no nos va mal, pues en ese mapa global la Universidad Veracruzana está en una buena posición en los rankings nacionales; pero esto no nos satisface, y hasta puede que el mapa, sin ser falso, esté distorsionado.

De la misma manera que el mapa ptolomeico de los cielos exigía pensar en la tierra como centro, en un universo perfecto y esférico, en el que lo que se salía de esas reglas era invisible, el mapa global de la educación superior nos exige aceptar centros y periferias, pertinencia de las investigaciones según un cierto modo de medición de impacto, calidad según una cierta relación costo-producción, en el que el compromiso con la comunidad, la difusión de la cultura o el servicio social son invisibles. Copérnico se preguntó cómo entender el movimiento del universo cambiando el centro desde la tierra al sol. En la Universidad Veracruzana nos preguntamos cómo entender la ubicación de las instituciones de educación superior cambiando el centro de los indicadores a la pertinencia y el compromiso social; en ambos casos, podemos decir que el resultado es constatar que —como expresó Galileo— cosas maravillosas se presentaron ante nuestros ojos: los indicadores siguen siendo importantes (y los vamos a seguir cumpliendo), pero contextualizados.

El giro copernicano de tradición con innovación nos lleva a hacer visible, y enfatizaría en el sentido de políticamente visible, lo invisible: el género, la interculturalidad, la inclusividad, la responsabilidad social o la sustentablidad. Siempre han estado ahí esos elementos, pero mirar la educación superior de manera acrítica puede suponer querer “estar en el mapa” sacrificándolos. No debemos caer en esa irresponsabilidad.

Esta administración está aprendiendo a ver (políticamente) lo invisible. Quiere pasar de la anécdota de contar con la primera mujer rectora de la institución a contar con una perspectiva de género, a impulsar a sus investigadores con sensibilidad ambiental, a promover a sus artistas desde una conciencia social; quiere, en última instancia, pasar de verse como una institución que gestiona estudiantes para titular profesionales a establecerse como un espacio de formación de los ciudadanos que un Veracruz plural y abierto al mundo exige.

Nuestros estudiantes dan sentido a nuestro pasado, a nuestro presente, a nuestro futuro. Setenta años de Universidad Veracruzana son siete décadas de egresados, centenares, miles de vidas transformadas en unos pocos años en su alma mater, sin olvidar el efecto multiplicador de esos miles de egresados en la sociedad, en sus familias, sus compañeros de trabajo, sus correligionarios, sus amigos… ¡menudo patrimonio! Estamos acostumbrados a ver el patrimonio en nuestros edificios —Museo, Rectoría, Unidades de Servicios Bibliotecarios y de Información, la misma Tlaqná en la que ahora nos encontramos—, pero no en la sociedad que modestamente hemos ayudado a construir a lo largo de casi tres cuartos de siglo. Por cierto, para el mapa global de la educación superior los egresados son indicadores de empleabilidad, de “éxito”, de impacto en la economía; para nosotros también, pero además, y muy especialmente, son nuestros intelectuales, nuestros artistas, nuestros tecnólogos y nuestros humanistas, y por lo tanto nuestro patrimonio.

A eso nos remite la tradición con innovación: a una visión crítica, renovada y evolutiva de nuestra alma mater, nuestra madre intelectual. Porque la Universidad Veracruzana nos ha nutrido, como sociedad, durante las últimas cinco generaciones, y tenemos que saber no sólo que nos nutre, sino también cómo nutrirnos de ella: un exceso de tradición puede conducirnos a la melancolía, a una mirada triste al pasado que ya nunca seremos y en el que inconscientemente depositamos todas las virtudes; un exceso de innovación puede llevarnos a un burdo activismo sin horizonte ni identidad. Nuestro giro copernicano nos ha de permitir entender la innovación desde la complexión del pasado y el futuro a partir de una identidad que nos nutre. De modo que, en tanto que Universidad, no nos quedemos ni anoréxicos ni vigoréxicos, desórdenes en los que podemos caer si nos dejamos seducir por la idea de que la Universidad sirve para “otorgar un título”. En efecto, la Universidad Veracruzana otorga títulos, pero además y sobre todo, otorga formación disciplinaria, humanista y ética. De ahí nuestra propuesta (que no apuesta): responder a la necesidad social de ampliar la cobertura y la oferta de la educación superior. Pero el compromiso con nuestra sociedad no se queda en cuántos lugares se ofrecen y a cuántos jóvenes atendemos, sino en la manera en como somos agentes de cambio en nuestro entorno.

Juan Pérez, campesino, se levanta todos los días al alba para comenzar una dura y quizás incierta jornada laboral; junto a su esposa Ixchel, que se levantó mucho antes para preparar el desayuno y atender los pendientes, va a trabajar para ganar un sueldo minúsculo. Ixchel y Juan están dejando un peso de su vida, quizás sin saberlo, para mantener la Universidad Veracruzana, y ante ellos tenemos que responder. No sólo ante una contraloría, un auditor, un evaluador, un gobernante; fundamentalmente ante ellos.

Lo vemos, nuevamente, si aplicamos innovadoramente un giro copernicano, en este caso a lo que llamamos responsablidad social. La Universidad Veracruzana es socialmente responsable ante cada peso que Ixchel y Juan nos están brindando. Por eso sabemos que aunque Veracruz pasa por problemas, por malos momentos, tanto el gobierno federal como —sobre todo, señor Gobernador— el estatal, conscientes de su compromiso, seguirán haciendo un esfuerzo generoso, responsable y con altura de miras para que podamos responder sin titubeos a esta responsabilidad que estamos renovando ante todas y todos los veracruzanos.

La Universidad Veracruzana no va a otorgar, repito, a sus egresados, sólo un título profesional. Además tiene la responsabilidad de que entre las competencias de éstos se encuentren una formación sólida, ética y humanista para la ciudadanía. No aparece en el curriculum (otra de las muchas cosas invisibles), pero aspiramos a que cuando un egresado nuestro sea candidato a un puesto de trabajo, se dé por supuesto su ética como parte de lo que le nutrió su alma mater. Altura de miras, altura ética para construir una sociedad más justa, eso es lo que la ciudadanía veracruzana busca y ve en su más importante casa de estudios, y ese debe ser el valor agregado del modelo de la Universidad Veracruzana, visible en nuestros egresados.

Pero la ética no es abstracta. Buscamos la construcción de una sociedad más justa, y de acuerdo con la ley. Podemos ser aliados en la discusión para la mejora de las leyes o en la construcción de leyes nuevas,… pero reivindicamos siempre el imperio de la ley, no sólo “fuera”, sino también —y muy especialmente— “dentro” de nuestra Universidad. Por ese motivo, y de la misma manera como nos negamos a que prevalezcan usos y constumbres para justificar el machismo o la violencia contra las mujeres, nos negamos a aceptarlos para justificar plazas indebidamente otorgadas, manejo no transparente de recursos o incumplimiento de los horarios de las actividades académicas. Dialoguemos, discutamos, pero sin discrecionalidad. Quiero dejar claro que, en este sentido, desde esta administración está la puerta abierta al SETSUV y a la FESAPAUV: una institución de educación superior responsable y con vocación humanista no predica la visión igualitaria para “afuera”, la practica primero “dentro”: la dignidad no es patrimonio de académicos y de estudiantes, hasta el más humilde de los integrantes de nuestra comunidad tiene un papel fundamental… Todas las voces son escuchadas, pero sin quebrantar la legalidad.

Termino mi participación condensando muy brevemente lo que todos ustedes, toda la comunidad de la Universidad Veracruzana, han construido en este último año, su septuagésimo de existencia: hemos obtenido logros, y a la vista están en las imágenes, gráficas y numeralia del informe. Les pido, sin embargo, más, no por avaricia, sino por ambición constructiva. Pido que incrementemos nuestro compromiso, pido que seamos más eficientes, más críticos, mucho más creativos, pido que no cejen en el entusiasmo. Piensen que son algunos de nuestros jóvenes deportistas, artistas o investigadores que no saben cansarse, que llevan su autoexigencia al extremo porque saben que pueden ganar unas décimas, ejecutar con más virtuosismo una pieza musical, continuar con una serie extenuante de experimentos, porque el esfuerzo les llevará a una excelencia profesional y ética que ellos mismos y su sociedad se merecen. Les pido que aprendan a ver lo invisible en nuestra alma mater, a reconocer que la Universidad Veracruzana es un espacio de innovación con rostro y corazón humanos. Lis de Veracruz: Arte, Ciencia, Luz.

Muchas gracias.