Necesario rescatar el repertorio antiguo para clavecín: Moncada

La música propia para este instrumento ha sido olvidada de las salas de concierto

Marcelo Sánchez Cruz

Por desgracia en México no existió un repertorio propio para clavecín y el rescate del repertorio que se compuso en Europa –como la música de Scarlatti o de Johann Sebastian Bach y todo un repertorio anterior a estos compositores– está muy olvidado por los pianistas y por las salas de concierto, expresó el músico e investigador Raúl Moncada.

Moncada, Clavecín, Facultad de Música

Raúl Moncada

Moncada, primer y único mexicano que ha obtenido premios en dos de las más importantes competencias en música antigua a nivel mundial, impartió en la Universidad Veracruzana el ciclo de conferencias “El clavecín y su historia, dos siglos de música en torno a los siete compositores más importantes del repertorio para clavecín”, del 22 al 26 de agosto.

El también investigador dedicado al rescate del repertorio barroco y clásico del instrumento, destacó que una complicación para el rescate y difusión de las partituras para clavecín es el criterio con el que fueron hechas estas composiciones, que no fueron pensadas para presentarse en grandes espacios.

“Hay que destacar que la música de esta época no fue hecha para conciertos a grandes audiencias, está pensada para ser tocada para colegas o para el rey, en un ambiente de cámara; esto significa que adecuarla a la sala de conciertos, puede ser difícil para la audiencia e incluso para el intérprete”, reconoció.

Moncada sostiene que parte de las dificultades en el estudio e investigación del clavecín están ligadas a los criterios de rescate de la música antigua en general, aunado a las características del instrumento, pues los requerimientos especiales de cuidado para su adecuado funcionamiento y las características de su sonoridad, lo hacen poco atractivo para músicos e investigadores a nivel general.

“En México existimos pocos clavecinistas, de hecho es aún muy pequeño el movimiento de música antigua y las instituciones poco a poco empiezan a apoyar, entendiendo que es necesario trabajar en la recuperación de este patrimonio; sin embargo, en el caso concreto del clavecín es un instrumento que por sus características requiere que el ejecutante conozca cuestiones básicas de afinación, de su sonoridad, incluso sobre la reparación del instrumento, y eso requiere un interés particular”, afirmó.

El intérprete, reconocido en el Festival Musica Antiqua en Brujas, Bélgica, y con el Premio Bonporti en Rovereto, Italia, destacó que el hecho de realizar investigación histórica apoya a los criterios de interpretación no sólo para el clavecinista sino para cualquier ejecutante artístico.

“En todo tipo de música hay niveles de comprensión, ésta es la fortuna y desventaja a la vez de la música llamada clásica, tiene algo que nos llama a todos, que nos puede atraer por gusto. No obstante, ya dentro de las cuestiones formales está el conocimiento histórico, un campo donde la enseñanza musical moderna está en etapa de exploración; siempre será bueno para el estudiante de violín moderno saber cómo se tocaba un violín barroco, pues va a influir de manera positiva en cómo se acerque él a la partitura que interpreta”, afirmó.

Fuente: Universo