En el MAX, Atenea Castillo Baizabal expone «Heroínas y monstruos cotidianos»

* Una propuesta pictórica influida por el arte sacro, mitológico o lo real, que será inaugurada el viernes 21 de enero en el Mezzanine del Museo de Antropología de Xalapa

 

A partir del viernes 21 de enero en la Sala de Exposiciones del Mezzanine del Museo de Antropología de Xalapa (MAX), la muestra pictórica Heroínas y monstruos cotidianos de Atenea Castillo Baizabal, una propuesta pictórica influida por el arte sacro, mitológico, pintura moderna o lo real, sea de personajes ficticios o de la ciudad misma, haciendo uso del patrimonio simbólico universal.

 

Egresada de la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana UV), Atenea Castillo forma parte del colectivo El Telón. Dibujó desde pequeña y pasó gran parte de su infancia en talleres de dibujo y pintura. Tras graduarse se encontró investigando sobre procesos psicológicos y su relación con la imagen pictórica. Ha expuesto su trabajo en distintos estados y ganó la Tercera Bienal de Artes Visuales de Veracruz con su pieza titulada “Historieta de terror que no espanta”.

 

Sobre su proceso creativo, la pintora expresa: “Hago rostros. Investigo sobre las manifestaciones simbólicas de la mente inconsciente en representaciones gráficas antiguas y contemporáneas. Cuento historias donde me apropio de relatos mitológicos y religiosos que me topo en el camino y que me mueven. La pintura y la narrativa gráfica son lenguajes que me permiten acceder al mundo y a mí misma. A través de ellos me río, me conmuevo y me rebelo del mundo”.

 

Heroínas y monstruos cotidianos reúne una selección de pinturas sobre las cuales Jimena Ortiz Benítez refiere en el texto de sala que “Como si de un mal sueño se tratara, del retorno de un fantasma más o menos recordado, o de la aparición de un espectro que a veces advertimos en las oscuras noches de nuestra alma, nos encontramos en una danza trágica y cómica con un monstruo que es poco más que una idea. Silente e ignorante pide, aún sin saberlo, el primer paso que le dote de un nombre, un símbolo, un rostro menos terrible”.

 

Agrega que “Somos nosotras quienes con esa primera acción vamos contorneando su perfil, representando sus bocas groseras, sus ojos abiertos, sus panzas insaciables. Damos el segundo paso y escuchamos un rugido aterrador que marca un ritmo fúnebre, quizá, pero ritmo a fin de cuentas. Con él damos una vuelta y de los cuerpos emergen colores, primarios y primigenios, que no son sino la base de todos los colores, todos los sabores, todas las texturas”.

 

Visite en familia el MAX y disfrute la muestra pictórica Heroínas y monstruos cotidianos de Atenea Castillo Baizabal, que estará abierta a todo público del 21 de enero al 23 de marzo, de martes a domingo en horario de 9:00 a 17:00 horas, con todas las medidas sanitarias.