Tres Zapotes, Veracruz

 
 

    La cabeza colosal de Hueyapan o Monumento A, fue descubierta accidentalmente en 1853 por un campesino en la ex hacienda de Hueyapan de Mimendi. Don José Ma. Melgar y Serrano en 1869, editó una breve noticia en el Boletín de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, después de conocerla en 1862, cuando buscaba “antigüedades” y quedó sorprendido porque como obra de arte era una magnífica escultura. Esta fue la primera vez que se informó sobre un monolito Olmeca tallado en basalto olivino. El  monumento representa el rostro de un individuo fornido de edad madura (texto: tomado íntegro del museo Tres Zapotes).