Impulso a la enseñanza del arpa, una convicción: Iván Velasco

  • El músico rechazó una oferta del Mariachi Vargas de Tecalitlán y prefirió dedicarse a la educación musical en la UV y la Universidad de Texas 

 

Iván Velasco será el titular de la carrera Arpa Folklórica Mexicana en la Universidad de Texas del Valle de Río Grande

 

Jorge Vázquez Pacheco 

24/02/19, Xalapa, Ver.- Iván Velasco, titular de la asignatura de Arpa Jarocha en el Centro de Iniciación Musical Infantil (CIMI) de la Universidad Veracruzana (UV) y director musical del Mariachi Universitario, adscrito a la Dirección General de Difusión Cultural, fue invitado para estar presente en el anuncio oficial de la acreditación de la Licenciatura en Mariachi por la Universidad de Texas del Valle de Río Grande. 

“Tengo el privilegio de ser parte de esa oferta académica y seré el titular de la carrera Arpa Folklórica Mexicana”, comentó en entrevista el ex integrante del grupo Tlen Huicani. “Será la primera universidad en el mundo que cuente con esta licenciatura y se anunciará formalmente durante el Festival de Artes y Libros que se celebrará en Edinburg, del 1 al 4 de marzo”. 

Velasco hizo hincapié en que esto se logró tras muchos años de esfuerzo y trabajo. “Ha sido una labor intensa en la que participaron personas entusiastas, uno de ellos es José Hernández, director fundador del Mariachi Sol de México de Los Ángeles, quien más se ha preocupado por llevar a las aulas académicas esta expresión cultural mexicana. También ha sido elemental el impulso de Dalia Guerra, directora del Área de Artes y Humanidades de la Universidad de Texas”. 

 

¿Existen posibilidades de que la Universidad Veracruzana cuente con una licenciatura similar? 

Ya se ha dado la apertura y las propuestas las tenemos perfectamente justificadas. De hecho, se ha avanzado significativamente con la asignatura de Arpa Jarocha en el CIMI, que es muy buen inicio y excelente opción para los niños que deseen estudiar el instrumento de manera formal y como parte de un programa de enseñanza en la UV. 

Contamos con 45 niños que cursan su formación regular en solfeo, apreciación musical, conjuntos corales y el arpa como instrumento opcional. Suponemos que lo que habrá de darse en un futuro inmediato es la Cátedra José Hernández, que será un paso importantísimo en nuestros propósitos. 

 

¿Cuándo estableció relaciones con la Universidad de Texas? 

Hace 10 años, a invitación de José Hernández para participar en la grabación de aniversario del Mariachi Sol de México, en la que también actuaron el trompetista cubano Arturo Sandoval y varios artistas latinoamericanos más. Conocieron mi trabajo y desde hace seis años colaboro de manera formal con esa institución. 

 

¿Cuáles han sido los resultados de esas ofertas académicas? 

El impresionante desarrollo de la música mexicana en las instituciones de nivel superior estadounidenses; desde mi punto de vista, eso es primordial. Basta con analizar cómo ha cambiado el panorama de 20 años a la fecha; hoy se escriben rapsodias y partituras de alta escuela para mariachi, estos ensambles se hacen presentes en las salas de conciertos y de ello es buen ejemplo la audición que recientemente ofrecieron José Hernández con su mariachi y la orquesta dirigida por Gustavo Dudamel, en la ciudad de San Francisco. 

El impacto social es importante, los egresados de la Universidad del Valle de Río Grande son contratados de inmediato por los colegios que cuentan con esos programas de educación musical. Los hay por decenas en Los Ángeles, Chicago, Tucson, Albuquerque y muchas ciudades más. Texas es el estado de la Unión Americana que registra el mayor número de instituciones y alumnos; la cantidad de estudiantes en números es impresionante. Eso, por desgracia, no sucede en nuestro país. No se cuenta con respaldo por parte de la administración pública. 

 

Respecto de una invitación para formar parte del Mariachi Vargas de Tecalitlán. ¿Qué puede decir? 

En efecto, hace un par de años me hicieron el honor de invitarme para integrarme a esa emblemática agrupación. La oferta era muy atractiva, pero tengo la firme convicción de lo que quiero hacer y mi propósito es colaborar activamente para que el arpa registre en México el desarrollo que merece. Aceptar aquella propuesta significaba renunciar a mis planes y proyectos académicos; tengo más de 100 alumnos en Texas, 45 en el CIMI y 30 más entre tutorías y clases privadas. 

El Mariachi Vargas me pidió la recomendación de alguno de mis alumnos y correspondió a Víctor Álvarez ir en mi lugar. Es un joven y valioso elemento que tiene la Licenciatura en Educación Musical por la UV y fue integrante del Mariachi Universitario. 

Finalmente, Iván Velasco –a quien José Hernández califica como “uno de los mejores del mundo en su especialidad”– indicó que los primeros pasos importantes en la enseñanza del arpa los ha dado Alberto de la Rosa. “Estoy convencido de que las condiciones están dadas para ascender al siguiente escaño. Si logramos establecer la carrera de arpa en la Universidad Veracruzana, nos ubicaremos al  lado de países como Paraguay, que tiene al arpa como instrumento nacional, o Colombia y Venezuela, cuyas escuelas ofrecen formalmente la enseñanza sobre este instrumento.”