Segundo nivel de atención

Coodinación de Ciencias Clínicas y Quirúrgicas

 En la Conferencia Mundial sobre Educación Médica en 1988, se expide la Declaración de Edimburgo donde se generan directrices acerca de la producción de recursos humanos para la salud en el sentido de asegurar la formación de médicos que promuevan el estado de completo bienestar físico, mental, espiritual, emocional y social y no solamente evitar la ausencia de afecciones o enfermedades de la población.

En la Declaración de Rancho Mirage sobre educación médica, en su principio V relativo a la educación clínica refiere: “El componente clínico de la educación médica debe basarse en el estudio supervisado de los pacientes y debe entrañar experiencias directas en el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades. El componente clínico debe incluir experiencias personales de diagnóstico y de terapia con un aumento gradual de las responsabilidades. Debe observarse una cantidad razonable de estudiantes que realicen su práctica junto al lecho de un paciente individual. Antes de empezar con la práctica independiente, todo médico debe completar un curso formal de instrucción clínica. Ese curso, de un año de duración como mínimo por lo general, debe implicar un creciente aumento de responsabilidad supervisada en cuanto al manejo de los problemas clínicos. El cuerpo docente es responsable en determinar que los estudiantes que reciben su primer grado profesional hayan adquirido conocimientos básicos de clínica médica, las aptitudes básicas necesarias para evaluar un problema clínico y para adoptar acciones adecuadas independientes, tener la actitud y el carácter para ser un médico ético”.

En atención al plan general de desarrollo de nuestra máxima casa de estudios, se creó el Departamento de Ciencias Clínicas y Quirúrgicas de la Facultad de Medicina Campus Minatitlán, cuyo propósito general será el integrar todas las actividades que involucran a las materias formativas relacionadas al ambiente hospitalario y a la práctica clínica de segundo nivel; pero sin actuar separadamente de las ciencias consideradas básicas, para evitar la fragmentación, muy común dentro del modelo flexneriano, sino por el contrario, sinérgicamente y a la vez apoyándose en un paradigma tecnológico emergente.

Se busca que la interrelación con el plan de estudios, con una estructura curricular integrada por disciplinas básicas, socio médicas y clínicas, se integre sincrónica y diacrónicamente, garantizando la apropiación del saber científico en el estudiante, que le permita plantear y resolver los problemas que enfrenta el ser humano. Desde la dimensión epistemológica, implica la discusión de las teorías y el establecimiento de las condiciones propicias en la producción y la validez de ese conocimiento, en concordancia con la disciplina que se enseña. Las estrategias didácticas promueven que en cada experiencia educativa se explicite el enfoque teórico que se asume. Así, el estudiante, desarrolla un proceso gradual de aprendizaje en la adquisición de conocimiento teórico y del conocimiento procedimental, que incluyen las habilidades, destrezas y actitudes a través del contacto directo con el paciente. Ambos conocimientos permitirán tomar decisiones para la solución de problemas prioritarios de salud.

La creación del departamento obedece también a la necesidad de potencializar los ejes heurístico y axiológico, en la formación del Médico General que egresa de ésta institución, con el fin de facilitar el desarrollo de las competencias profesionalizantes, de acuerdo a las recomendaciones de la Asociación Mexicana de Facultades y Escuelas de Medicina (AMFEM) en su publicación denominada “Competencias para el Médico General Mexicano” y en congruencia con la NORMA Oficial Mexicana NOM-234-SSA1-2003, Utilización de campos clínicos para ciclos clínicos e internado de pregrado.

Los “Campos clínicos” ó “Campos de Formación”, son un pilar fundamental en la formación de profesionales de la salud, requiere la transformación del proceso laboral y la coherencia entre el proyecto de servicios y la propuesta educativa en sus dimensiones políticas técnicas y metodológicas. Contar con campos de formación en Medicina pertinentes, constituye una exigencia para el desarrollo de un proyecto educativo de calidad.

La Integración Docente-Asistencial-Investigativa (IDAI), es un modelo de trabajo que facilita el aprovechamiento de conocimientos y capacidades de catedráticos y clínicos en la asistencia y la docencia, lo que se traduce en un incremento de docencia en las áreas clínicas y una mayor congruencia entre las necesidades de formación y las áreas clínicas. Es una estrategia de valor para preparar un personal idóneo en las diversas especialidades e incrementar la disciplina, a través del desarrollo profesional y de la investigación colaborativa. Es definida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como la “unión de esfuerzos, en un proceso de creciente articulación, entre instituciones de servicios de salud y de educación para contribuir a mejorar las condiciones de vida de la colectividad, mediante la prestación de servicios adecuados a las necesidades reales de la población, la producción de conocimientos y la formación de recursos humanos necesarios en un determinado contexto de la práctica de servicios de salud y de enseñanza”.

Se puede expresar que el proceso docente-educativo en el Ciclo Clínico, es un proceso planificado con un fin preestablecido condicionado socialmente, organizado pedagógicamente y dirigido al dominio del contenido clínico de la profesión por parte de los estudiantes, así como su desarrollo y educación. Tiene como elemento básico la tarea docente; donde el proceso docente en el ciclo clínico es un sistema de acciones de la educación médica, tiene como objeto la personalidad del educando, como objetivo su transformación en un profesional de la salud, sus técnicas, la tecnología educacional tradicional y moderna y como métodos: el método de solución de problemas medico clínicos.

Misión

El departamento de ciencias clínicas medicas y quirúrgicas de la Facultad de Medicina, campus Minatitlán, es una área educativa que potencializa la formación de médicos generales competentes, mediante la transversalización y la vinculación con instituciones de salud, con el fin de que el estudiante interactúe con los problemas de salud más frecuentes en los hospitales de segundo nivel a través de un tutor, con un enfoque sustentable en lo humano y ambiental.

Visión

Ser el potencializador en la formación de profesionales competentes en el área de la salud, mediante la transversalización y la vinculación con instituciones de salud con el fin de que el egresado sea reconocido por la calidad de sus conocimientos y de sus aportaciones científicas que impacten en la salud de la población.

Carnet de Asistencia Ciclos Clínicos de 2do Nivel  descargue: aqui

Gafete campo clínico 2do. nivel descargue Aqui

Formato de Instrumentos de Habilidades Clínicas:

PEDRIATRIA

MEDICINA INTERNA

CIRUGIA

GYO

Formato de Evaluación para profesores de ciclos clínicos  descargue aqui

Hospitales de vinculación estratégica para Ciclos Clínicos de Segundo Nivel

2donivel1

Clínica No. 32 IMSS Avenida Justo Sierra #31, Col. Centro, Minatitlán Ver.

2donivel2

Hospital Regional PEMEX Avenida B Entre Calle 12 y 18 s/n, Col. Petrolera Minatitlán Ver.

2donivel3

 Hospital general de Minatitlán SSA Avenida 18 de Octubre #114, Col. Sta. Clara, Minatitlán Ver.

2donivel4

 Clínica No. 36 del IMSS Román Marín e Independencia S/N. Col. Centro, Coatzacoalcos, Ver.

2donivel5

 Hospital Regional Coatzacoalcos SSA Nicolás Bravo y Zaragoza # 5112, Col. Centro, Coatzacoalcos Ver.

2donivel6Clínica Hospital ISSSTE Coatzacoalcos, Ver. Calle Nahuatl # 20, Col. Fovissste, Coatzacoalcos, Ver.