REVISTA DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA Y TECNOLÓGICA DE LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA
Septiembre-Diciembre 2016
ALEXITIMIA

¿VERDADES HISTÓRICAS?

EL MAL DEL MUNDO MODERNO

LA CLAVE DE LA EVOUCIÓN HUMANA

LA DIVERSIDAD MICROBIANA (NECESARIA Y PELIGROSA)

BACTERIAS DEL SUELO: USO POTENCIAL EN LA BIODEGRADACIÓN DE HIDROCARBUROS

EL GUSANO PRODUCTOR DE SEDA

EL BARREDOR DE LAS MILIÁCEAS (UN PROBLEMA FORESTAL)

LAS CALATOLAS EN MÉXICO

LOS ÁRBOLES AL SERVICIO DEL AMBIENTE

MÁS ALLÁ DE UNA LÍNEA DE ÁRBOLES

RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS: ALTERNATIVAS DE TRATAMIENTO

VERMICOMPOSTAJE EN CASA: RECICLADO DE RESIDUOS ORGÁNICOS

LA RESTITUCIÓN DE MARTINE DE BERTEREAU PIONERA DE LA GEOLOGÍA ECONÓMICA

EL MEDIO AMBIENTE: MEDALLA DE ORO EN JUEGOS OLÍMPICOS

Contenido

 
BREVES DE CIENCIA

LA CLAVE DE LA EVOLCIÓN HUMANA

La evidencia apunta a que los precursores de los simios y del ser humano surgieron en Asia. Partiendo de esta premisa, la pieza faltante del rompecabezas consiste en entender cuándo y por qué se desplazaron hacia África, lugar donde comenzaron a diversificarse hasta que algunos evolucionaron en Homo sapiens.

Un estudio publicado en la revista Science describe la exhumación, en el sur de China, de restos fósiles de primates que vivieron después de la transición Eoceno-Oligoceno, hace 34 millones de años. Durante dicha transición ocurrió una crisis climática que originó el rápido descenso de temperatura y humedad, generando condiciones inhóspitas para los antropoides, cuyas poblaciones disminuyeron considerablemente.
Los primates superaron el escenario catastrófico, prueba de ello son los fósiles referidos. Sin embargo, éstos fueron encontrados al sur del continente, donde el clima, pese a la era fría y seca, era lo suficientemente cálido para sobrevivir. Esto indicaría que, en pos de su subsistencia, los antropoides buscaron un lugar con clima favorable y recursos alimenticios, condiciones que el continente africano probablemente les ofreció.
Si no fuera por el intenso enfriamiento global acaecido durante la transición Eoceno-Oligoceno, el escenario principal de la evolución de los primates pudo ser Asia, en lugar de África. Saber cuál fue el destino de los primates asiáticos proporcionará la clave de la evolución humana, señalando la senda evolutiva que nos originó como especie.