REVISTA DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA Y TECNOLÓGICA DE LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA
Enero•Abril de 2013
Editorial
Las tortugas: entre los habitantes más antiguos
La iguana de cola espinosa: saurio de los tejados tropicales
Taxkat, la abeja nativa de Mesoamérica
El chicahuastle: un árbol endémico de Jalcomulco
Si piso me hundo: los humedales
Apuesta biotecnológica: etanol de segunda generación
Plantas oleaginosas: fuente de biocombustibles
y biolubricantes
GPF: del océano a la ciencia

Los hongos marinos: opción entre los productos naturales

El frijol común: factores que merman su producción
Los alimentos extrudidos están por todos lados
La geometría del cuerpo propio
Entrevista: Angélica García Vega

Distintas y distantes: mujeres en la ciencia. Las Conversaciones de Jane Marcet

Los libros curiosos de la ciencia
Contenido
 

La iguana de cola espinosa: saurio de los tejados tropicales

Emilio A. Suárez Domínguez, Jorge E. Morales Mávil y Carlos R. Corona López

La iguana de cola espinosa, también conocida como iguana espinosa del golfo, iguana negra, tilcampo o chiguipile, al nacer es regularmente confundida con la iguana verde por presentar esa misma tonalidad; sin embargo, después de unos cuantos meses el matiz cambia completamente para pasar a su color característico, el negro. En estado adulto puede llegar a medir más de un metro, gracias al tamaño de la cola, que muchas veces alcanza casi el doble de largo que el resto del cuerpo. Posee extremidades robustas y musculosas, y unas fuertes garras que sirven para trepar casi cualquier cosa. Presenta dimorfismo sexual, es decir, el macho es relativamente más grande que la hembra y cuenta con una cresta dorsal formada por largas escamas que comienza en el cuello y llega hasta la base de la cola. Esta cresta es mucho más pequeña en la hembra, tan pequeña que a veces solo se alcanza a apreciar una línea muy sutil. Las escamas de la cola son prominentes y picudas, semejando espinas; y es por esta característica especial que se ha ganado el nombre de iguana de cola espinosa.

¿Cuáles son sus actividades cotidianas?

Es un animal de hábitos diurnos, inicia las actividades alrededor de las nueve de la mañana, cuando la temperatura ambiental empieza a incrementarse, y las concluye cerca de las seis de la tarde, cuando el sol se comienza a ocultar.

El repertorio conductual está conformado por las siguientes actividades:

  • Alimentación: Ingestión de materia animal o vegetal.
  • Desplazamiento: Avance de una distancia similar o mayor al tamaño de su cuerpo, incluyendo cuando sale o entra de su refugio.
  • Movimiento: Cambio de postura.
  • Agresión: Oscilación de cabeza de manera continua y rápida, de arriba hacia abajo, incluyendo el despliegue gular.
  • Asoleo: Cuando se encuentre inmóvil bajo los rayos solares, independientemente de la posición y lugar en donde se ubique.
  • Descanso: Cuando se encuentre inmóvil, ya sea perchada, en el suelo, en una rama, etc., siempre y cuando esté bajo la sombra.

Es considerada dentro del grupo de los animales pasivos. La mayor parte del tiempo se la pasa descansando y asoleándose. Sin embargo, durante el periodo reproductivo se vuelve un poco más activa, incrementa su agresión y sus desplazamientos. Por ejemplo, la hembra puede llegar a recorrer distancias hasta diez veces más largas de lo que acostumbra, únicamente para efectuar la anidación.

¿De qué se alimenta?

Consume materia vegetal (hojas, flores y frutos), tanto de especies silvestres como introducidas (Tabla 1), y materia animal, principalmente insectos como escarabajos, arañas y mariposas; aunque ocasionalmente puede comer crías de ratón y de aves de talla pequeña.

 

Especie silvestre Hoja Flor Fruto
Bejuco X X  
Ficus X X X
Jobo     X
Palo mulato X    
Turnera X X  
Lluvia de oro X X  
Especie introducida o cultivada      
Chayote X X  
Tomate X X X
Pepino X X X
Calabacita X   X
Croto X    
Tulipán X X  
Bugambilia   X  
Tamarindo   X  
Melón X X X

Tabla 1. Lista de especies vegetales silvestres e introducidas que consume la iguana de cola espinosa.

Ecológicamente hablando es un importante dispersor de semillas; aunque no se desplaza grandes distancias como lo hacen los roedores y las aves, sí llegan a depositar las semillas (mediante sus excretas), a una buena distancia de la planta madre; además su tracto digestivo ayuda a la escarificación y por consiguiente a una buena germinación.

¿En dónde se distribuye y habita?

Es una especie endémica de México, cuyas poblaciones más conspicuas se pueden apreciar en el estado de Veracruz. La podemos encontrar distribuida en zonas tropicales del territorio veracruzano, en municipios como Coatzacoalcos, Minatitlán, Boca del Río, Panuco, La Antigua, Actopan, Vega de Alatorre, Medellín, Acayucan y Agua Dulce, entre otros. Se encuentra adaptada a diversos tipos de vegetación, que van desde selvas baja y mediana, hasta zonas de acahual, e incluso áreas transformadas por actividades humanas.

Es un animal territorial, tanto el macho como la hembra defienden vigorosamente su área de actividad, principalmente cuando este espacio es invadido por otros individuos de la misma especie. Para alejarlo, primero realiza una señal de advertencia, la cual consiste en mover la cabeza de arriba hacia abajo en repetidas ocasiones; si esto no da resultado estira sus extremidades para verse más grande y agrega la apertura de la boca y la extensión del pliegue gular o papada; si esta estrategia también falla, entonces el último recurso que emplea es dirigirse al intruso y atacarlo con mordidas y coletazos, lo cual por lo general, es una técnica muy efectiva.

¿Cuántos años vive, cuándo alcanza la madurez sexual y en qué época se reproduce?

En vida libre puede llegar a vivir diez años, aproximadamente. Es considerada una cría hasta los ocho meses de edad y juvenil hasta los dos años. Es en esta edad cuando alcanza la madurez sexual y se convierte en adulto.

El periodo reproductivo inicia por lo regular en el mes de diciembre, cuando el macho sale de su territorio y se dirige al de la hembra para cortejarla. Tiene que ser muy cauteloso y esperar a que esta lo acepte. Si lo logra, entonces se puede acercar y permanecer junto a ella durante varios días, incluso semanas, antes de que puedan aparearse. En el transcurso de ese periodo el macho adopta el territorio y lo defiende de otros machos para evitar que tengan contacto con la hembra.

En el mes de enero y febrero se lleva a cabo la reproducción. Una pareja puede copular varias veces, pero si el macho detecta a otra hembra cerca, intenta también aparearse con ella, aunque si se descuida demasiado otro macho puede copular con la hembra elegida inicialmente. Entre marzo y mayo las hembras efectúan la anidación. Las primeras crías comienzan a nacer a finales de abril, mientras que las últimas eclosiones se presentan en los primeros días de junio. Los machos permanecen cerca de las hembras todos esos meses, pero a partir de julio regresan a sus territorios; a partir de este momento finaliza el periodo reproductivo e inicia el no reproductivo.

¿En dónde anida?

Generalmente en zonas arenosas que presenten una combinación de buena sombra y contacto con el sol. Una vez que la iguana encuentra el sitio ideal, comienza a excavar con las extremidades delanteras hasta hacer un hoyo de 50 cm de profundidad, aproximadamente. Enseguida, comienza a depositar uno a uno los huevos y, al finalizar, los tapa utilizando la arena que se encuentra a su alrededor. Cuando son madres primerizas ponen entre 12 y 18 huevos, pero cuando son experimentadas ponen hasta 40 huevos. Para que el embrión se desarrolle satisfactoriamente la temperatura del nido tiene que oscilar entre 30ºC y 32ºC, y tener una humedad de alrededor de 20%. El periodo de incubación dura aproximadamente dos meses y las eclosiones se dan en sincronía con las primeras lluvias.

¿Cuáles son sus depredadores?

La lista es muy extensa: diversas especies de mamíferos silvestres e introducidos, aves rapaces e incluso otros reptiles gustan alimentarse del tilcampo (Tabla 2). Es necesario resaltar que aunque la iguana ha formado parte de la dieta del ser humano desde hace muchas décadas, actualmente esta especie es raramente consumida.

Individuo Huevos Crías Juveniles Adultos
Mamíferos
Coatí X      
Mapache X      
Tlacuache X      
Perro X X X X
Gato X X X  
Aves
Halcón   X X  
Águila   X X X
Reptiles
Boa   X X X
Cascabel   X X X
Cocodrilo     X X

Tabla 2. Principales animales que depredan a la iguana de cola espinosa, en diferentes etapas de su vida.

Ante este gran número de amenazas, la iguana emplea la estrategia de permanecer casi todo el tiempo cerca de su refugio. Únicamente se aleja de este durante el periodo reproductivo, cuando la hembra realiza la anidación y cuando el macho va en busca de la hembra para aparearse. Aunque en este último caso el macho puede ocupar de manera temporal otros refugios, principalmente ocupa el de la hembra con la que copula.

¿Se encuentra bajo alguna categoría de riesgo?

De acuerdo con las leyes mexicanas, la iguana espinosa del Golfo (Ctenosaura acanthura) se encuentra en la categoría más baja, sujeta a protección especial, es decir, es una especie que podría llegar a encontrarse amenazada por factores que inciden negativamente en su viabilidad, por lo que se determina la necesidad de propiciar su recuperación y alentar a su conservación.

¿Por qué el saurio de los tejados tropicales?

En sitios conservados se refugia en los huecos de los troncos de los árboles; sin embargo, cuando vive en lugares transformados por el hombre se encuentra entre montículos de piedra, bardas y, principalmente, en los tejados de las casas; lugar ideal para protegerse de los depredadores y, además, sitio estratégico para tener un campo de visión sin tantos obstáculos. Desde ahí puede detectar los sitios potenciales para conseguir alimento, encontrar áreas para asolearse y descansar, percibir la intrusión de algún ejemplar de la misma especie que quiera arrebatarle el territorio, e incluso para el caso de las hembras en temporada reproductiva, decidir qué rutas tomar para trasladarse a las zonas de anidación.

Para el lector interesado:

  • Corona L., C. R. (2010). Concentración de metales pesados en hembras de iguana negra (Ctenosaura acanthura, Shaw, 1802) y su efecto sobre la tasa de reproducción. Tesis de Maestría. Instituto de Neuroetología, Universidad Veracruzana. Xalapa, Veracruz, México. 66 p.
  • Morales-Mávil, J. E. y Suárez-Domínguez, E. A. (2010). Registro de géneros de vertebrados por municipio. En: Atlas regional de impactos derivados de las actividades petroleras en Coatzacoalcos, Veracruz. Mendoza-Cantú, A. (Ed.), pp. 53-65.
  • Rivera-Lenz, A. (2010). Comparación de la germinación de semillas de pimienta gorda (Pimenta dioica) consumidas por la iguana verde (Iguana iguana) y la iguana espinosa (Ctenosaura acanthura). Tesis de Licenciatura. Facultad de Biología, Universidad Veracruzana. Xalapa, Veracruz. México. 55 p.
  • Suárez-Domínguez, E. A. (2004). Ámbito hogareño y uso de hábitat de hembras de iguana negra (Ctenosaura acanthura, Shaw, 1802) en la zona de la Mancha, Veracruz. Tesis de Maestría. Instituto de Ecología, A. C., 107 p. Suárez-Domínguez, E. A., Morales- Mávil, J. E., Chavira, R. y Boeck, L. (2011). Effects of habitat perturbation on the daily activity pattern and physiological stress of the spiny tailed iguana (Ctenosaura acanthura). Amphibia-Reptilia. La investigación científica, 32: 315-322. México: Siglo XXI.