Artículo semanal del Rector
   
 
Lunes 16 de Junio de 2008
Los convenios con China, retos
y oportunidades para la UV
  Raúl Arias Lovillo

El célebre escritor Gao Xingjian, el primer escritor chino en obtener el Premio “Nobel” de Literatura, en el año 2000, es, probablemente, el ejemplo más claro de cómo China ha tenido que abrirse al mundo. Un meticuloso y perseverante esfuerzo por llevar de oriente a occidente los frutos de un trabajo literario del más puro valor universal.

Así, la gran nación que es China, ha enviado durante décadas, el mensaje de su gran transformación, de los resultados de su decisión de ofrecer todo lo que es capaz de hacer en materia económica, en desarrollo de tecnologías, de organización social e historia cultural.

Un proceso de transformación estructural que la ha consolidado como una de las grandes naciones del mundo, y que la ha convertido en un atractivo indiscutible para quienes buscan penetrar en el gran mercado que ahora es.

Se trata, sin duda, de un proceso histórico al que no podemos estar ajenos: asistimos, y así lo entienden gobiernos y expertos internacionales, a la conversión de China en la mayor potencia mundial del siglo XXI.

La Universidad Veracruzana, como institución de educación superior no puede soslayar este proceso que ya afecta a México y a Veracruz. La globalización es justamente eso, un sistema económico mundial que tiene su impacto en lo local, y la capacidad de éste para responder y tener presencia en lo global. Los productos que aquí generemos con calidad, encontrarán aceptación en otras naciones, y China, no hay que desconocerlo, será una de las economías más poderosas del planeta en este siglo, a la que Veracruz, sus fuerzas productivas, deben acceder.

Quien no lo vea así, se equivoca de punta a punta. Acotar a Veracruz en una visión aldeana y endogámica, no se corresponde con las aspiraciones de los sectores políticos, empresariales y sociales del estado. La Universidad quiere poner su parte en esta tarea de conocer mejor a esta nación y ofrecer alternativas que nos conduzcan a una relación que fructifique para la sociedad veracruzana, que es lo que finalmente importa.

Quiero decirles que el año pasado, durante la realización del Simposio Veracruzano de Otoño, tuvimos la fortuna de contar con la presencia de Zhou Lie, rector de la Universidad de Estudios Internacionales de Beijing, una de las más prestigiadas instituciones de educación superior de China. En estas circunstancias comenzaron las pláticas para establecer acuerdos de colaboración y cooperación con nuestra casa de estudios.

Una visita que consolida la relación
Nuestra relación con la Universidad de Estudios Internacionales de Beijing se consolidó con la visita que recientemente realizamos al país oriental, para firmar varios convenios de colaboración con ésta y con la Universidad de Estudios Extranjeros de Beijing para impulsar temas prioritarios relacionados con la educación, la cultura, la economía, entre otros.

Durante nuestra estancia en China, nuestros pares nos hicieron saber su profundo interés por aliarse con instituciones como la nuestra, porque compartimos la visión de que los vínculos no sólo sean académicos, sino también culturales, comerciales, etcétera.

Lo hemos comentado ya en este espacio, la Universidad Veracruzana tiene muy claro que para ser verdaderamente locales hay que ser generosamente internacionales. Tenemos que pensar que hoy el mundo es interdependiente, que ha quedado superado el esquema de crecer solamente en lo interno, sino que tenemos que estar conscientes de que para resolver los grandes problemas que agobian a México, tenemos que vernos desde una perspectiva global.

Los chinos están buscando alianzas en el mundo y, sin duda, nuestra Universidad es un estupendo aliado, así como para nosotros, China constituye un ejemplo de desarrollo.

Es una nación que se ha venido transformando con notable celeridad desde 1978. De 1980 a la fecha no ha habido una economía que haya crecido a una tasa del 10 a 12 por ciento anual de su Producto Interno Bruto (PIB), como China. Esto es un verdadero fenómeno, sobre todo porque se trata de una economía centralmente planificada que ha transitado a una economía de mercado. Hoy es el quinto exportador del mundo, y su presencia en este mundo globalizado es inobjetable.

México tiene que mirar hacia donde se está moviendo crecientemente el centro de las decisiones de la economía de mercado, que indudablemente está en el Oriente, y así lo estamos haciendo desde la Universidad Veracruzana. Llamó la atención de nuestros amigos de las universidades chinas la gran desconcentración geográfica de nuestros campus y, sobre todo, la presencia social de la UV.

Un mercado de futuro
Estoy convencido de que Veracruz tiene posibilidades de ganar un mercado tan importante como el chino. Las dos universidades con quienes firmamos convenios han expresado su interés por que los empresarios veracruzanos vayan a capacitarse a Beijing y que conozcan el mundo de los negocios desde la óptica del gigante de oriente; en tanto, nosotros tenemos el interés de que empresarios chinos vengan a descubrir las enormes potencialidades que tiene Veracruz para su país.

Detrás de todo esto, está la propia visión de la UV sobre lo que debe ser una universidad pública en el siglo XXI. Lo hemos dicho muchas veces: nuestras universidades necesitan constituirse en palancas del desarrollo de sus regiones, y por eso es importante cuidar la calidad de nuestros programas educativos y de investigación, pero, además, que el trabajo de los universitarios pueda distribuirse socialmente hacia los distintos sectores de la población.

De ahí que consideremos que nuestro vínculo con China implique -además de que movilidad de estudiantes, intercambio de profesores y de proyectos de investigación- que nuestros universitarios abran mercado en ese país, y esperamos que los chinos vengan a Veracruz y reconozcan la oportunidad de establecer espacios para que empresas chinas puedan asentarse en territorio veracruzano.

Este esfuerzo de la UV también es un apoyo al proceso de internacionalización que el Gobierno del Estado de Veracruz ha buscado en el mundo. El gobernador, Fidel Herrera Beltrán, sabe que el futuro de Veracruz implica incorporarnos a las nuevas formas de creación de la riqueza. En la medida en que podamos incorporarnos a las grandes potencias económicas vamos a ir sentando las bases de un proyecto que va más allá de lo académico. Es así como la UV está consolidando sus procesos de internacionalización.