Experiencia del viaje de estudio a las comunidades de Tampaxal, municipio Aquismon y El Cristiano, municipio Xilitla, en San Luis Potosí | Blog de la UVI

Universidad Veracruzana



Experiencia del viaje de estudio a las comunidades de Tampaxal, municipio Aquismon y El Cristiano, municipio Xilitla, en San Luis Potosí

Víctor Manuel Martínez del Ángel
Orientación Derechos
Estudiante, Grupo 501
UVI Huasteca

.
Reavivando el sentido de la carrera de Gestión Intercultural para el Desarrollo

Conocer la parte sur de San Luis Potosí es encontrarse con comunidades que tienen cierto perecido a las comunidades de la parte norte de Veracruz. Después de seis horas de camino desde Ixhuatlán de Madero, Veracruz a Axtla, San Luis Potosí y después de este último lugar trasladarse a las comunidades ya mencionadas anteriormente fue toda una gran aventura de conocimiento y de riqueza que solo estos lugares pueden tener en su abundante vegetación y desde luego en cada integrante de la comunidad que trata de hacer valer el derecho indígena o la costumbre jurídica que ya se ha reconocido, mediante la reforma al artículo que tiene que ver con asuntos indígenas.

La primera comunidad que visitamos fue el ejido de San Isidro Tampoxal, Aquismon. Este ejido tiene 16 barrios, cada barrio tiene su propio juez auxiliar y su propio representante ante el comisariado ejidal y estos a su vez cuentan con un consejo de vigilancia. Preguntaba que como habían hecho para hacer su reglamento: “nosotros decidimos qué vamos a hacer por eso tenemos nuestro reglamento, sentimos que no nos respetan nuestros derechos cuando alguien viene de fuera y nos dice o impone lo que tenemos que hacer. Por eso también nosotros nos identificamos con nuestros usos y costumbres, con nuestras tradiciones por eso surge nuestro reglamento. También la idea del reglamento surge por el comisariado, porque es necesario que no nos sigan engañando, este reglamento tiene todo lo que se puede y no se puede hacer dentro de la comunidad. Todas las comunidades y habitantes saben de este reglamento. Apenas vamos a ver si nos respetan nuestros derechos ya que tenemos un proyecto ecoturístico (jol kwele´e”) atracción turística el sótano de las golondrinas, queremos hacer valer el derecho al desarrollo de las comunidades indígenas.

La siguiente comunidad que visitamos fue el ejido el Cristiano, esta comunidad pertenece al municipio de Xilitla. La comunidad presenta en cuanto a su reglamento un mejor orden, esta comunidad dice que el haber reformado el artículo 9 de la Constitución de San Luis Potosí, que habla sobre los asuntos indígenas, les ha favorecido en cuento al sector comunicación, ya que para ellos es importante contar con carreteras que los trasladen de una comunidad a otra, es importante estar bien comunicados con otras comunidades.

Vale la pena mencionar que el municipio al que pertenecen tiene un departamento de asuntos indígenas que está integrado por el director de asuntos indígenas, el auxiliar en asuntos indígenas, el asesor jurídico en asuntos indígenas, una promotora de CDI, una promotora municipal. Al director de asuntos indígenas lo nombra el presidente municipal y no la comunidad indígena. También nos comentaban que existe el cabildo indígena que es otra manera de organizarse y hacer valer sus derechos indígenas. su reglamento -para quien no conozca su costumbre- sería un poco duro ya que se podrían escandalizar, pero si se conoce la manera de pensar de la comunidad (cosmovisión) cada acuerdo tomado tiene sentido en cuanto a procuración, cuidado y desarrollo de la comunidad en todos sus aspectos.

Comentario

Estas comunidades tienen lo que en muchas comunidades indígenas del estado de Veracruz quisieran y Veracruz tiene lo que en las Comunidades indígenas de San Luis necesitan.

Se dice que el Estado de San Luis Potosí es uno de los más avanzados en asuntos indígenas a cada comunidad se le reconoce el reglamento interno que la asamblea junto con sus representantes elaboran en los municipios con alto índice indígena, se promuevan los departamentos de asuntos indígenas, tienen atractivos naturales que pueden ser explotados mediante el ecoturismo. También tiene una universidad indígena que a mi parecer no aporta mucho para la comunidad indígena.

Veracruz no tiene un gran avance en materia constitucional sobre asuntos indígenas, en Veracruz las comunidades que tienen atractivos naturales no les pertenecen a las comunidades indígenas, las riquezas naturales son explotadas por gente que no es de la comunidad. En Veracruz existe una Universidad Veracruzana Intercultural que procura insertarse en las necesidades de la comunidad y así poder reclamar de manera intelectual el derecho al desarrollo, a la salud, al medioambiente sano, a la no discriminación de la lengua, y el derecho a que se respeten los usos y costumbres en las comunidades. Veracruz con esta universidad tiene ventaja sobre San Luis, todo es cuestión de que los responsables de esta universidad sepan guiarla y no terminen simplemente presumiendo que están al frente de una universidad intercultural que en las comunidades indígenas no sirve para nada y en lugar de ayudar solo hace crecer el desempleo en las zonas en las que se encuentra.
.
.
.
.