Universidad Veracruzana

70 Aniversario de la Universidad Veracruzana

Quienes somos

28 septiembre, 2012 Autor:rhinojosa

Escudo-FMVZ

Semblanza de la Institución

La Carrera de Medicina Veterinaria y Zootecnia en la Universidad Veracruzana se inició en 1957, surge a iniciativa de los ganaderos de la entidad, quienes consideran necesaria la solución de los problemas en el área pecuaria ya que entonces, sólo la Universidad Nacional impartía la carrera en el país. Con la fundación de esta Facultad en la Universidad Veracruzana se iniciaron las labores en el área agropecuaria.

Las actividades comenzaron en la Facultad de Medicina “Miguel Alemán”, el veintidós de febrero de 1957. A petición del Gobernador del Estado, Lic. Antonio M. Quirasco, las Uniones Ganaderas Regionales del Estado aportaron un peso por cada cabeza de ganado en operación de compra-venta, destinada al sacrificio para la construcción del edificio de la Facultad, el cual fue entregado por el Presidente de la República, Lic. Adolfo López Mateos, el 20 de Noviembre de 1960.

En 1987 el Consejo Universitario acepta la necesidad de alcanzar más altos niveles de eficiencia y de actualizar sus planes de estudios, por lo que se llevaron a cabo cambios y en 1990 se puso en operación un nuevo plan de estudios.

En septiembre de 1990, dieron inicio los estudios de posgrado en la Facultad, 33 años después de su nacimiento. Esto se debió entre otras causas, al proceso de formación del personal requerido, puesto que, aún cuando desde el inicio de la Facultad hubo profesores que salieron a cursar estudios de posgrado, fue a partir de 1987 cuando esta actividad aumentó. Originalmente se ofrecieron dos especializaciones: Salud Animal -Bovinos- en el Trópico Húmedo y Producción Animal -Bovinos- en el Trópico Húmedo. A partir de Marzo de 1996, se imparte la especialización en Asesoría de Empresas Pecuarias y en ese mismo mes fue aprobada por las instancias correspondientes de la Universidad, el programa de Maestría en Ciencia Animal Tropical, en el cual participan varias Instituciones e inicia en septiembre de ese mismo año.

Antecedentes de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia:

El estado de Veracruz se caracterizó hasta la mitad del presente siglo, por poseer una sociedad eminentemente rural dedicada a actividades agropecuarias. Sin embargo, a partir de 1950, inició un despegue industrial que produjo la creación de cinco polos de desarrollo económico, que transformaron a poblaciones pequeñas, en ciudades de crecimiento medio y en grandes centros de concentración urbana, cuya demanda por alimentos continúa en expansión. Ello trajo consigo la modificación de los esquemas de producción rural, particularmente del subsector pecuario, lo que acarreó la introducción de otros modelos de producción, así como la modificación de los existentes.

La Facultad de Medicina Veterinaria en Veracruz, Ver. nació, siendo Presidente de la República el Lic. Adolfo Ruiz Cortinez y durante el Gobierno del Lic. Antonio M. Quirasco, el Rector de la Universidad era el Dr. Gonzalo Aguirre Beltrán y como Secretario de la misma fungía el Lic. Fernando García Berna, la fecha de inicio de labores fue el 22 de febrero de 1957.

Las pláticas iniciales para tan ardua y positiva labor se llevaron a cabo en el Campo Experimental La Posta, de Paso del Toro, Veracruz, a raíz de una visita del Señor Presidente de la República a este lugar acompañado del Senador Rodríguez Clavería, Ing. Eleazar Santiago Cruz, el C. Octavio Ochoa Ochoa entonces Presidente de la Confederación Nacional Ganadera, así como del Dr. Horacio Díaz Correa, Director entonces de la Facultad de Medicina “Miguel Alemán”, en donde se le hizo una demostración de prácticas pecuarias y haciéndosele ver la necesidad de establecer un plantel teórico-práctico en esta área de producción en donde se capacitará a jóvenes sobre todo, aquellos de extracción campesina.

El Presidente de la República, el Señor Gobernador y el entonces Rector, así como el resto de los funcionarios mostraron interés en el proyecto y prometieron poner todo lo que estuviera de su parte para su culminación.

El primer pensamiento fue hacia la formación de una escuela agropecuaria, fue entonces que se les hizo ver, que esta escuela y sus egresados no llenarían todas las necesidades requeridas por este subsector de la economía regional.

Una vez aceptada la propuesta en relación a la creación de una Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, se pidieron programas de estudio y plan de trabajo a seguir; los cuales se presentaron de inmediato.

Los ganaderos visitaron al Señor Presidente de la República y a éstos se les confirmó que el Gobierno iba a preparar elementos perfectamente capacitados para apoyar el desarrollo de su sector, el Lic. Quirasco previamente había hecho la promesa a éstos que la fundación de la Facultad de Medicina Veterinaria sería una de sus primeras obras, como en todo principio, se necesitó apoyo, consejos y el asesoramiento de gente capacitada, razón por la cual se acudió a la Máxima casa de Estudios del país, la UNAM, que por aquellas épocas era la única que ofrecía esta carrera con un antecedente de más un siglo, entre las personas que colaboraron con este proyecto y a quienes se les recuerda con mucho cariño, se encontraban el Dr Salomón Morales, Dr Manuel H. Sarvide, Dr. Guillermo Quesada Bravo, Dr. Manuel Ramírez Valenzuela, Dr. Manuel Chavarria Chavarria, Dr. Jorge Escalona, Dr. Daniel Mercado y el Dr. Pablo Zierold Reyes, los cuales tomaron con mucho ahínco el proyecto y estimularon para seguir adelante con esta obra; contando con tan valioso apoyo en el plano académico, los primeros pasos estaban dados, faltaba el local en el cual iniciaría. Entonces se contó con el valioso apoyo del Dr. Horacio Días Correa (Director de la Facultad de Medicina “Miguel Alemán”, quien una forma muy cordial brindó las aulas de dicha facultad para iniciar el proyecto de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia.

El iniciar el proyecto fue un gran aliento para todos, de esta manera el cuerpo de catedráticos y alumnos se dio cuenta de todos los tipos de recursos técnicos-científicos que el Médico Veterinario Zootecnista debe de dominar para servir a la sociedad. En esas condiciones se llevó a cabo la inauguración y fue el Dr. Jesús Tavizón Araiza (Q.E.P.D.) el Director Fundador. Este acontecimiento tuvo lugar en el Salón de Actos de la Facultad de Medicina, con la asistencia del Sr. Gobernador Antonio M. Quirasco, del Dr. Gonzalo Aguirre Beltrán, Rector entonces de la Universidad Veracruzana, quien apoyó y otorgó una serie de estímulos e interpretó en forma comprometida y solidaria la transcendental labor, además el proyecto de la creación de una Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia contó con los apoyos y simpatías del Dr. Horacio Díaz Chazaro y el entonces Presidente Municipal, Lic. Tomás Tejeda Lagos.

El primer Secretario fue el Ing. Agrónomo Ángel Celis Arenal, persona que siempre había estado conectada con la ganadería y que colaboró con prontitud, lealtad y desinterés por espacio de dos años. Dentro de los catedráticos fundadores y que siempre fueron de enorme beneficio para la Facultad, se recuerda al Dr. Manuel Cahero Castillo (Q.E.P.D), al Dr. Melitón Betancourt, al Dr. Omar Morales Machuca (Q.E.P.D), al Dr. Arnulfo Cervantes Mamoa, al Ing José Vázquez Maldonado, Dr. Antonio Quijano Blanca, al Dr. Alberto Sánchez Córdoba, al Dr. Rubén Lagunes Lagunes, al Dr. Nassar Viveros, al Quim. Manuel Medina, a la Quim. Carmen López y al Quim. Palafox.

Ya en sus inicios se celebraron Juntas Académicas, la representación de la Facultad asistía al Consejo Universitario, pues se trataba de encausar a la Facultad dentro del ambiente universitario y no aislarla de la comunidad universitaria. Se pensó en buscar maestros de alto perfil académico para reforzar la planta de profesores que ya laboraba y se emprendió la búsqueda de personal de tales características, uno de los primeros fue el Dr. Nicanor Almarza que como hombre y gran maestro fue maravilloso, quien fungió además como asesor de la dirección quien dedicó lo mejor de él al desarrollo de la Facultad, realizó todo esto en un ambiente universitario en lo intelectual y en lo científico. El cariño de él hacia la profesión fueron las bases sólidas y fundamentales que sustentan hoy a la Institución.

La llegada del Dr. Cesar René Frappé Muciño quien ocupara el puesto de Secretario de la Facultad, no tan sólo fue un eficiente funcionario, sino además un maravilloso profesor, quien vio con mucho cariño a la Facultad y realizó una entrega total para ella.

En esa época es recordada también de manera importante la presencia en la Facultad del Dr. Augusto Mancisidor Ahuja quien era miembro del equipo de la Fundación Rockefeller, Institución que donara en equipo el equivalente a 50,000 dólares, representada en México por el Dr. John A. Pino. Por aquella época se recuerda a quien dio a la Facultad su experiencia, al Dr. Manuel Cahero Castillo, acumulada a lo largo de su fértil trayectoria profesional. Se incorporaron al equipo de catedráticos además del propio Dr. Mancisidor, los MMVVZZ Enrique Vargas V., Sergio González G. Mario Cisneros Ponce, Alfonso López Sierra, Ronaldo Holm Salazar, Ricardo Reta García Jurado, Mario Gómez Zamudio, Roberto Macias Naranjo, e Ing. Carlos Edmundo Pérez Cabrera, integrándose además uno de los egresados de la primera generación el MVZ Julio Melchor Robledo Candelero.

Ocupó el puesto de Rector el Lic. Fernando Salmerón, un hombre completamente universitario que fincó una situación de progreso en toda la Universidad. El estaba consiente de la importancia de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia en el contexto Universitario y su responsabilidad de influir en la cabal explotación de su riqueza pecuaria. Estas fueron las piezas más valiosas en la formación de esta Facultad.

Finalmente y para dejar sentado el espíritu que animaba por aquellos días al sector de la sociedad civil más interesado en el eficaz funcionamiento de este empresa, se recuerdan dos pasajes de la obra del dirigente ganadero Octavio Ochoa Ochoa, leído el día que este edificio fue inaugurado el 20 de Noviembre de 1960, fecha en la que se contó con la presencia del Señor Presidente de la República Lic. Adolfo López Mateos, quien diera relevancia a este acto.

“Aquí, en esta escuela se encuentran comprendidos: la actitud creadora de un Gobierno constructivo; la dirección técnica de nuestra Facultad de Ingeniería, la intervención celosa y eficaz de nuestra Ilustre Universidad Veracruzana y de su Facultad de Medicina Veterinaria, la valiosa colaboración de distinguidos paisanos y funcionarios, amigos y la espontánea y firme aportación económica de los ganaderos, desde el ejidatario que es socio y compañero nuestro, hasta el propietario de mayor posibilidad”

“Queremos veterinarios que entiendan que el lodo no es fango, sino vientre fecundo para las cosechas y los ganados; y que amen a tal grado el campo y a sus cosas, que sean tan hombres, que no sientan vergüenza de llorar por la muerte de un becerro o de un potro”

El 20 de Noviembre de 1960 se hizo la entrega oficial del edificio que alberga a la Facultad hasta la fecha, construido en un predio donado por el H. Ayuntamiento de Veracruz con la aportación económica de los ganaderos organizados del estado. Dicha edificación constaba de cinco aulas, cinco laboratorios, una biblioteca, una clínica externa, dos salas de disecciones, una cámara de refrigeración para cadáveres, áreas para alojar equinos, bovinos y animales de laboratorio, 10 perreras, patios, rampas y estacionamientos. En la actualidad, la infraestructura se ha expandido para contar con 18 aulas, nueve laboratorios, una biblioteca con sala de lectura y centro de fotocopiado, una Clínica-Hospital Veterinario, una sala de disecciones equipada, tres quirófanos para pequeñas especies, un centro de cómputo, una sala de profesores, un salón de exámenes profesionales y educación continua, 41 cubículos para profesores, áreas verdes, áreas de estacionamiento, una cancha deportiva y dos unidades de transporte. La fundación de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia en la ciudad de Veracruz, marcó un hito para el inicio de las actividades académicas, que en renglón agropecuario, la Universidad Veracruzana ha desempeñando a lo largo de más de cuatro décadas.

En 1974, con apoyo de Gobierno del Estado y de los ganaderos de las Uniones Ganaderas del Centro y Sur del Estado, se adquirió un rancho de 256 hectáreas. Se desmontó el terreno, se construyó un camino de acceso, se introdujo energía eléctrica, se perforó un pozo profundo y se habilitaron 40 has. para riego, además de iniciar la construcción de varias instalaciones para habilitar al predio como Posta Zootécnica, tales como: corraletas para la engorda de 180 bovinos, un establo para 80 vacas y las becerreras correspondientes, una sala de ordeño en espina de pescado, una fábrica de alimentos, dos silos de concreto, un horno forrajero y área de sanitarios. Con posterioridad, se construyó un rastro para bovinos y cerdos, con dos cámaras de refrigeración, área de industrialización y un laboratorio para carnes y se recibieron tres tractores con sus implementos.

Durante el periodo 1975-1979, se realizó una fuerte inversión en infraestructura en La Posta Zootécnica “Torreón del Molino”, y en la Facultad se construyeron algunos laboratorios y se adquirió equipo diverso y varios vehículos. Las administraciones posteriores han consolidado la infraestructura y el equipamiento, tanto de la Facultad como de su Posta Zootécnica, y se han estrechado los nexos con organizaciones de productores, el sector gubernamental, la industria privada, así como con otras dependencias de educación superior (DES), tanto de la Universidad Veracruzana como de otras instituciones de educación superior (IES). Las adiciones estructurales hechas en los últimos años, como la Unidad de Diagnóstico (1987) y la modernización de la clínica-hospital veterinaria ubicada en las instalaciones de la Facultad (1997), proporcionan un excelente ambiente de trabajo para académicos y personal de apoyo, y la mayoría de las instalaciones se pueden considerar como funcionales para las actividades que se realizan.

En 1990 se aprobó la creación de estudios de posgrado, iniciando ese mismo año sus actividades las Especializaciones de Salud Animal -Bovinos- en el Trópico Húmedo y Producción Animal -Bovinos- en el Trópico Húmedo. En julio de 1995 se aprobó la creación de la Especialización en Asesoría de Empresas Pecuarias, la cual opera desde marzo de 1996. Ese mismo año, se tiene la visita de los Comités Interinstitucional de Evaluación de la Educación Superior (CIEES) y se obtiene nivel UNO; así mismo se aprueba la creación de la Maestría en Ciencia Animal Tropical, la cual inicia sus actividades en enero de 1997. Aunado a esto, y dentro de la cultura de la evaluación externa a la cual se somete con agrado la comunidad, en el año 2000 se obtiene la ACREDITACIÓN del programa de licenciatura ante el Consejo Nacional de Educación de la Medicina Veterinaria y Zootecnia, A.C., (CONEVET).

Desde su inicio, la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Veracruzana desempeña un papel único, tanto dentro del estado como del país. El énfasis en el entrenamiento práctico, junto con sólidas bases en las ciencias básicas y aplicadas, han posicionado a nuestra Facultad como una de las instituciones líderes en educación veterinaria y servicios profesionales para la ganadería en el país y en latinoamérica. Además de ser la primera Facultad en provincia, es de las que más médicos veterinarios zootecnistas han egresado y obtenido el grado. En la actualidad, ofrece un programa de licenciatura y cuatro posgrados y ha ganado renombre nacional e internacional por la calidad en el desempeño profesional de sus egresados. Lo anterior se ve reforzado por la ubicación estratégica de la Facultad en uno de los principales centros urbanos del país, pero a la vez inserta en un ambiente tropical, lo que le permite estar en contacto estrecho con las necesidades y demandas de los productores pecuarios, lo que permite tener acceso a una gran población de animales tanto en el área urbana, como suburbana y rural, no sólo en las proximidades de la ciudad de Veracruz, sino en todo el estado, así como el contar con un gran número de productores de diversas especies de ganado, cooperantes y sensibilizados.

La Facultad posee una larga historia de contribuciones sustanciales al sector agropecuario del estado de Veracruz. Esta participación ha creado interés y apoyo por parte de diferentes segmentos del gobierno, de la comunidad empresarial y de la sociedad civil. La Facultad puede servir a sus clientes tradicionales a través de sus programas tradicionales, pero también debe aprovecharse su ubicación y las perspectivas de asociación, ya que permitirán brindar un servicio significativo a los ciudadanos urbanos y suburbanos.