REVISTA DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA Y TECNOLÓGICA DE LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA
Mayo•Agosto
de 2012
Volumen XXV
Número 2
Editorial
Desecho de unos, tesoro de otros: escarabajos del estiércol
Los encinos: un tesoro poco valorado
Dunas costeras: ¿las destruimos o las cuidamos?
El ecoetiquetado: estrategia para la miel melipona
El sistema olfatorio: el sentido de los olores
¿Qué son y para qué sirven los antioxidantes?
La glutamina: suplemento alimenticio estrella
La carne de calidad: cuestión de bienestar
Hacia una genética celular del cáncer
Tuberculosis pulmonar y diabetes: la salud en Veracruz
Bacterias probióticas para la prevención de la caries
Ni ángel ni demonio: la tragedia de Alan Turing
Un mundo profuso e intoxicado
La historia del microscopio (Segunda parte)
DISTINTAS Y DISTANTES, MUJERES EN LA CIENCIA
Marie-Sophie Germain: la matemática como estrategia de vida
CURIOSIDADES CIENTÍFICAS
No solo de la vista nace el amor
NUESTROS COLABORADORES EN ESTE NÚMERO
Contenido
 

El ecoetiquetado: estrategia para la miel melipona

Bertha Alicia Arce Castro, Jorge Ramírez Juárez,
Manuel Ignacio Martínez Acuña, Atzin García Flores,
Rosa María Sánchez e Iliana Betsabé Cessa Carvajal

En la actualidad, de manera paulatina el consumidor ha ido tomando conciencia del papel que desempeña en las tendencias de la demanda de bienes y servicios; hoy es más reflexivo, cuestiona su conducta y comprende que el deseo de satisfacer sus necesidades ilimitadas ha conducido a la sobreexplotación de los recursos, al deterioro ambiental y al calentamiento global. Los informes científicos y médicos más claros al respecto han influido en sus preferencias y en el cuidado de su salud, amenazada por el uso de agroquímicos y bio-tecnología que cumplen la función de producir masivamente productos atractivos a la vista, con gran diversidad de formas, colores y sabores, y con una mayor duración en los anaqueles, todo a costa de la salud de la población.

La cuarta parte de la población mexicana –que es de 112 millones de personas, según las cifras estadísticas del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática- se ubica en el sector primario, y se sabe que existe una aguda pobreza en la mitad de la población campesina.

La agricultura tradicional practicada por la mayoría de dicha población se ha ido quedando marginada y enfrenta un grave proceso de descapitalización frente a la agricultura moderna, altamente competitiva por el uso de sistemas productivos dinámicos, insertados con relativa eficacia en los mercados internacionales.

Irónicamente, la mayor riqueza en la dotación de recursos renovables está precisamente en manos de los campesinos tradicionales, poseedores de ejidos y tierras comunales, herederos de prácticas y culturas agrícolas ancestrales en el manejo y aprovechamiento de tales recursos. No obstante, en la dinámica de su supervivencia y debido a las presiones de factores externos, han tenido que claudicar y aceptar formas de explotación ajenas a su cultura, cuyo resultado está a la vista: cada año de saparecen miles de especies, y con ellas otras posibilidades en la cultura agrícola, sobre todo la adquisición de productos industriales o de medicamentos.

Con la pérdida de diversidad aumenta el monocultivo, la dependencia de unas pocas variedades de plantas para la alimentación humana y, sobre todo, crece la vulnerabilidad ante las plagas y las enfermedades.

Tal es el caso de la miel de abeja melipona, especie que carece de aguijón y que anida en los bosques y huecos de los árboles, cuya miel es un producto de la zona totonaca del estado de Veracruz. No obstante su antigüedad, dicha especie es ignorada por la mayoría de los consumidores modernos, quienes prefieren la miel de las abejas europeas introducidas al continente americano por los conquistadores, desplazando así a la especie nativa.

Las propiedades medicinales y nutritivas de esta miel, conocida solo por los curanderos de la zona, ha despertado el interés de científicos y consumidores europeos por sus propiedades intrínsecas y por la estrecha relación de la abeja melipona con la polinización de las especies endémicas del bosque tropical, cuya preservación se ha visto gravemente amenazada por la actividad humana.

La miel de abeja melipona y las culturas prehispánicas

Desde tiempos prehispánicos, los grupos totonacos, nahuas y mayas de México y América Central practicaron la meliponicultura, que se refiere a la cría y manejo de abejas sin aguijón; recibe este nombre debido a que a este tipo de abejas se le clasifica taxonómicamente dentro de la tribu Meliponini, que corresponde a uno de los muchos grupos de abejas nativas de América

n la actualidad, la meliponicultura casi ha desaparecido y pocos conocen de la existencia de la miel y sus derivados, debido, como ya hemos dicho, a la introducción en la época colonial de la abeja europea (Apis melífera). La meliponicultura se caracteriza por ser una actividad económicamente viable, muy sencilla y de fácil implementación y mantenimiento en los sistemas de producción campesinos, toda vez que no interfiere con las actividades propias del campo y tiene la ventaja de que aporta grandes beneficios a la polinización.

La miel, en esas comunidades, es suministrada por ancianos que no desean perder la tradición heredada de sus antepasados, y la obtienen de enjambres silvestres que aún se encuentran en el bosque; con su producción cubren las necesidades inmediatas de la entidad. No obstante, el hábitat de estos pequeños insectos se encuentra seriamente amenazado por los cambios en el uso del suelo, la depredación de los bosques y la actividad petrolera, que en últimas fechas se ha reactivado en la zona. Al de saparecer los árboles y las flores, escaseará el néctar y el polen; de igual forma, cada vez son menos los árboles huecos donde las abejas forman sus colonias.

Ante este problema hay la urgente necesidad de crear unidades de producción sustentables que preserven los saberes de estos ancianos, que garanticen e incrementen la producción de miel melipona y que satisfagan los requerimientos de una exportación constante. La producción de esas nuevas empresas debe estar respaldada por la seguridad de que existen mercados capaces de absorberla y pagar por esta miel única, que jamás podrá competir con la miel europea ya que los volúmenes que aporta una caja de miel de esta última especie es de 18 a 20 kilos anuales, mientras que una de abeja melipona solamente llega a producir dos kilos en el mismo periodo; por ello, el precio del kilo de miel de abeja melipona se cotiza hasta diez veces más que la europea

El producto

La miel ha sido definida como un fluido dulce, denso, transparente y viscoso, resultante de la acción enzimática de las abejas europeas sobre el néctar de las flores y exudados de las partes vivas de las plantas. Como se ve, en esta definición nada se dice de la miel producida por las abejas meliponas, ya que se refiere específicamente a las abejas europeas.


Propiedades medicinales

En todo el Nuevo Mundo, antes de la introducción de la caña de azúcar y de la abeja europea, la principal fuente de endulzante era la miel de las abejas sin aguijón. Desde la introducción de las abejas europeas, el cultivo de las meliponas fue sustituida paulatinamente por la de aquellas.

La bibliografía da cuenta de muchos usos terapéuticos de esta miel, los que varían de un país a otro, habiendo coincidencia en algunos casos; así, en México se le emplea enel tratamiento de diversas afecciones, tales como las úlceras en la boca, las erupciones en la piel, las cataratas oculares y los golpes en los ojos de los animales, así como para algunos problemas urinarios y el restablecimiento de las mujeres que acaban de dar a luz.

Se ha documentado además la actividad antimicrobiana y el poder bactericida de esta miel; de hecho, tiene una alta concentración de enzimas que impiden el desarrollo de bacterias, así como inhibinas que imposibilitan el desarrollo de hongos y bacterias. Aunado a ello, el polen predigerido de estos insectos puede ser aprovechado casi en su totalidad por el ser humano.

Todas estas características despiertan un gran interés en la comunidad científica, en particular en la medicina naturista y en la cosmética.

Una nueva forma de organización totonaca

En la comunidad de Gildardo Muñoz, ubicada cerca de El Tajín, los investigadores de la Facultad de Ciencias Administrativas y Sociales de la Universidad Veracruzana se dieron a la tarea de ubicar a los indígenas totonacos meliponicultores, así como de documentar sus técnicas y volúmenes de producción y el uso y destino final de la miel; de igual manera, se supo de las implicaciones y relaciones que se generan entre la comunidad, y los problemas sociales, económicos y demográficos que este colectivo enfrenta.

Después de haberse realizado el diagnóstico socioeconómico, se pudo concluir que este grupo indígena no solo se ve amenazado por los problemas económicos derivados de la disminución de las exportaciones de los productos extensivos de la zona (cítricos, maíz y caña de azúcar), lo que ha producido desempleo y disminución en sus ingresos, sino también por la sombra constante de la migración y la presencia de Pemex, que si bien genera empleos, también destruye el monte y la estabilidad familiar al introducir en la comunidad totonaca nuevas costumbres y hábitos.

Lo anterior indicó que el campesino totonaco está urgido de alternativas productivas que le generen ingresos, empleos y a la vez preserven su cultura, por lo que se les orientó para que desarrollen actividades encaminadas a crear una sociedad cooperativa de productores de miel de abeja melipona.

La novedad en la concepción de esta organización radica en la forma en que los campesinos desarrollen una mentalidad empresarial mediante la capacitación adecuada, para ofrecer a los mercados altamente competitivos productos basados en procesos de calidad e innovación que respeten plenamente la conservación del medio ambiente que les pertenece.

El conocimiento: estrategia de cambio

Sin duda, la gestión del conocimiento permite crear procesos, acceder y utilizar información para conquistar nuevos mercados, y desarrollar y distribuir productos y servicios. Desarrollar la cultura de la transformación y la innovación son las condiciones de permanencia de esta organización para avanzar, responder rápidamente a los cambios en el ambiente y construir nuevos conocimientos

El proceso de producción está sustentado en cuatro pilares fundamentales que interactúan entre sí: la diferenciación, la gestión del conocimiento, la cultura de calidad y la cultura ecológica. Experiencias del modelo de cambio organizacional para la creación de pequeñas y medianas empresas de productos no tradicionales permitirán a la empresa la permanencia en el mercado, la innovación, la creatividad, la calidad y la conservación de recursos.

El ecoetiquetado como estrategia

El ecoetiquetado es una garantía para los consumidores que optan por comprar productos ecológicos, pues necesitan estar seguros de que lo que adquieren es exactamente lo que están pagando. El logotipo y el sistema de etiquetado ecológico es el mecanismo que lo hace posible.

Este distintivo está diseñado para garantizar que los productos que un comprador adquiere sean producidos conforme al reglamento en agricultura ecológica de la Unión Europea (UE) o, en el caso de los alimentos importados, que se cumplan una serie de normas equivalentes, aunque no idénticas

La producción y la colocación en el mercado, por parte de la UE, de productos ecológicos con logotipo y etiquetas requiere un estricto proceso que ha de cumplirse en su totalidad. En primer lugar, los agricultores convencionales tienen que pasar por un periodo de conversión de dos años como mínimo para comenzar a producir alimentos que puedan comercializarse como ecológicos. Si los agricultores desean emplear de manera simultánea ambos métodos de producción –el convencional y el ecológico–, tienen que separar claramente esas actividades. Tanto agricultores como transformadores de alimentos deben respetar las normas enunciadas en el reglamento de la UE y ambos estarán sujetos a inspecciones por parte de organismos o autoridades que garantizarán la conformidad con esas normas.

En segundo lugar, los operadores que superen con éxito las inspecciones obtendrán la certificación ecológica y podrán etiquetar de este modo sus productos. El logotipo de producción ecológica de la UE, y los de sus Estados miembros sirven para complementar el etiquetado habitual y aumentar la visibilidad de este tipo de alimentos y bebidas ante los consumidores.

Ventajas de la estrategia verde

Las nuevas tendencias en las preferencias de los consumidores, actualmente dispuestos a pagar un precio superior por aquellos bienes producidos con técnicas respetuosas del medio ambiente, ofrecen un nicho de oportunidad para estos productos, siempre y cuando pueda ofrecerse una información clara y verdadera de su origen y de las implicaciones que tiene el preservar una especie en peligro de desaparecer.

La estrategia de posicionamiento en estos mercados ecológicos debe sustentarse en los principios y certificaciones de calidad ambiental que puedan asegurar que la empresa utiliza procesos de producción amables con el entorno. Desde una perspectiva sustentable, tal estrategia permitirá disminuir el impacto ambiental de la actividad económica que actualmente golpea con fuerza a las poblaciones campesinas, permitiéndoles así aumentar sus ingresos, crear empleos y renovar el bienestar de la comunidad totonaca mediante acciones que contribuirán a preservar su cultura y sus tradiciones.

En conclusión, hay la oportunidad de encontrar opciones favorables que hagan posible colocar un producto exótico en mercados sumamente competitivos si se puede garantizar que el bien en cuestión cumple con los requerimientos que los consumidores exigen. El ecoetiquetado resulta así una estrategia que brinda la posibilidad de abandonar los conceptos de masividad en las exportaciones de productos agrícolas, ya que por sus características inherentes no requiere de grandes volúmenes y es bien pagado por los consumidores que demandan dos elementos fundamentales al comprarlo: salud y protección ambiental.

Finalmente, otorgar posibilidades de crear empresas sustentables a grupos campesinos para incrementar así sus ingresos y empleos y conservar su identidad, es un logro que merece y justifica todos los esfuerzos que estas acciones implican.