Artículo semanal del Rector

 

 

 

Lunes 21 de enero de 2013

La Sala de Conciertos Tlaqná

 

Raúl Arias Lovillo

 

La Universidad Veracruzana tiene como principio asumir en sus proyectos académicos y de infraestructura el compromiso con la sustentabilidad. Tenemos muy claro que el desarrollo sustentable en la sociedad actual descansa en buena medida en el conocimiento. 

La construcción de la Sala deConciertos Tlaqná de la Universidad Veracruzana está basada, precisamente, en el principio de la sustentabilidad: un ahorro significativo de costos por uso de energía; la promoción de una cultura de la sostenibilidad entre la comunidad universitaria; el impulso de prácticas sociales orientadas a la solución de problemas ambientales internos y externos, y la generación de investigaciones inter y multidisciplinarias que, además, de responder a nuestras necesidades inmediatas promuevan a largo plazo una educación integral para conformar una sociedad verdaderamente sostenible. 

El inmueble que también será sede de la orquesta más antigua de México, la Orquesta Sinfónica Xalapa (OSX), será una obra arquitectónica moderna y vanguardista, integrada adecuadamente al desarrollo urbano de Xalapa y con los requisitos para ser uno de los mejores y más idóneos recintos en México para la ejecución del arte sonoro. 

Una obra monumental de estas características se apega, por supuesto, a las características de un recinto sustentable. 

Ahorro de energía
Pongo primero el  ejemplo de ahorro de costos en el consumo de energía eléctrica. La Sala de Conciertos Tlaqná implica 14 mil 118 metros cuadrados de construcción, de los cuales mil 700 metros están destinados para  la sala principal la cual albergará a mil 350 espectadores y a 110 intérpretes y 100 cantantes en el área de foro. El consumo de energía eléctrica para este volumen de construcción y ocupación humana se calcula aproximadamente en 250 mil pesos mensuales.

Con nuestra estrategia de sustentabilidad ahorraremos 100 mil pesos al mes. Este sistema consiste en aprovechar los elementos generadores de energía que suelen ser subutilizados.

Por normatividad, las construcciones donde concurre un número importante de personas deben contar con una planta de energía para emergencias. Este tipo de plantas generadoras sólo funcionan cuando el suministro de energía de la red externa se interrumpe por alguna situación extraordinaria, de tal forma que de inmediato entra enfuncionamiento esta planta.

Nuestra sala de conicertos utilizará esta planta en horarios en los que el costo de energía eléctrica es mayor, aproximadamente de las 19:00 a las 23:00 horas, justamente cuando la sala estará desarrollando sus actividades.

Principio ecológico, otro beneficio
El otro aspecto de este sistema certificado incluye la generación y almacenamiento de energía a través de celdas solares, lo cual también involucra un impacto ecológico, ya que al generar nuestra propia energía estamos contribuyendo a evitar la contaminación. Tenemos 200 m2 de celdas solares que nos permiten colectar energía y regresarla a la red de suministro.

Por otra parte, la iluminación de toda la sala se hará con lámparas ahorradoras de energía. Asimismo, esta estrategia contempla el aprovechamiento de las aguas residuales y pluviales. En este sentido, tenemos la posibilidad de aprovechar de manera natural toda la captación de agua de los 5000 m2 de la cubierta. Esto permitirá la posibilidad de oxigenar el agua de manera natural, que se renueve y tenga un proceso de limpieza; de igual forma, se pretende aprovechar para la creación de lagos artificiales, para el riego de campos deportivos, para los servicios sanitarios y almacenarla para su utilización en la época de estiaje.

Impacto académico
El tema de la sustentabilidad comprende necesariamente a la educación. Dado que las universidades juegan un papel clave en la construcción de nuevos proyectos y valores que se requieren para la cohesión social, nuestro proyecto de sustentabilidad en la Sala de Conciertos Tlaqná no estaría completo si no incluyera este aspecto. No dejaré de insistir en que para la Universidad Veracruzana es fundamental la promoción de una perspectiva integral de la ética de la sustentabilidad: conocer, hacer, entender, ser y concientizarse y concientizar a los demás, acerca de nuestra responsabilidad individual y colectiva. La sustentabilidad es el ethos de nuestros proyectos académicos.

En el mediano plazo se podrán implementar este tipo de sistemas de ahorro de energía en edificios de nuestra institución cuyos sistemas de suministro de energía están obsoletos. Por tanto, hay mucha sustancia para la generación de investigaciones, trabajos recepcionales y temas de diversos intereses para académicos y estudiantes.

Es indudable, para citar otros ejemplos, que el ahorro de energía eléctrica en la sala de conciertos tiene un impacto directo en temas de las ingenierías (eléctrica y ambiental), así como en lo administrativo y financiero, pero prácticamente en cualquiera de las áreas académicas puede ser objeto de alguna aplicación.

Todos lo sabemos: un proyecto verdaderamente sustentable presupone que los costos no deben ser elevados. En el caso de la Sala Tlaqná la inversión más fuerte estuvo en la planta de emergencia y en el equipo de automatización y celdas solares. Esto representó aproximadamente tres millones de pesos, inversión que podrá pagarse antes de tres años.

Nobleza obliga
Finalmente no puedo dejar de mencionar el enorme apoyo que la UV ha recibido por parte de diversos organismos y personalidades en la construcción de la Sala de Conciertos Tlaqná. Destaco, en primer lugar, el apoyo del doctor Javier Duarte de Ochoa, para su consecución. Por él, la Sala de Conciertos es hoy un proyecto que pronto se hará realidad. Reconozco y agradezco su respaldo, el cual es la clara evidencia de su compromiso con la sociedad veracruzana y su amistad con la comunidad universitaria.

Finalmente, debo reconocer el caso del presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el Dr. Rafael Tovar y de Teresa, quien no sólo ha apoyado sino impulsado este proyecto desde su inicio. Así lo manifestó entonces: “Este recinto proyectará a Xalapa y al estado de Veracruz en los escenarios del arte y la cultura, tanto internacional como nacional”.