Universidad Veracruzana

Diseño instruccional

Página personal de Diseño instruccional



Diseño instruccional, una oportunidad para la reflexión y la mejora

Por diseño instruccional se entiende un proceso sistemático, planificado y estructurado, que se apoya en una orientación psicopedagógica adecuada a las necesidades de aprendizaje de los estudiantes y que guarda coherencia con un modelo educativo dado. Este proceso responde a las necesidades institucionales en cuanto al modelo de formación que se pretende alcanzar, por lo que las formas de hacer diseño instruccional pueden ser tan variadas como pretensiones educativas se tengan.

Para Berger y Kam (1996), el diseño instruccional como proceso es el desarrollo sistemático de los elementos instruccionales, usando las teorías del aprendizaje y las teorías instruccionales para asegurar la calidad de la instrucción. Incluye el análisis de necesidades de aprendizaje, los objetivos o competencias, el desarrollo de tareas y materiales, la evaluación del aprendizaje y el seguimiento del curso.

Bruner (1969), propone una idea que se ha convertido en uno de los principios fundamentales del diseño instruccional contemporáneo: concebir el propósito de la instrucción como procurar los medios y los diálogos necesarios para traducir la experiencia en sistemas más eficaces de notación y ordenación. Esto Bruner lo considera como el centro de la educación, y sintetiza la idea diciendo que el diseño instruccional se ocupa de la planeación, la preparación y el diseño de los recursos y ambientes necesarios para que se lleve a cabo el aprendizaje.

La labor del diseño instruccional puede ser asumida desde la propia estructura académico organizativa de la institución, o bien, puede corresponder al profesor, si se parte del principio de libertad de cátedra. Para el profesor hacer diseño instruccional y asumirlo como parte de sus funciones representa una oportunidad para la reflexión de su propia práctica desde la planeación misma, una oportunidad para el seguimiento continuo, la evaluación y la mejora. Por ello, lejos de ser una camisa de fuerza que coarte su libertad, es el punto de partida para la toma de decisiones que le permita estructurar de la mejor manera sus cursos.

Diseñar un curso implica planeación, reflexión, un ir y venir continuo en el que se planteen hipótesis de trabajo, evaluaciones constantes y, como producto de los resultados obtenidos, un conjunto de mejoras a favor del aprendizaje de los estudiantes.

El término diseño instruccional en sus inicios se aplicó a procesos de capacitación y adiestramiento desde una perspectiva conductista. Este origen, le imprimió un sello que actualmente ha ocasionado que sea concebido por muchos como una práctica técnico–instrumentalista de planeación y control del curso. Desde esta perspectiva, constituye una limitante y una camisa de fuerza que puede coartar la creatividad y la innovación en el aula. Sin embargo, si se entiende como el proceso en el que el docente puede planear sus estrategias educativas, tomar previsiones,  incorporar innovaciones, llevar un seguimiento puntual de sus acciones y hacer ajustes en la práctica a partir de los resultados logrados, el diseño instruccional es una oportunidad para la mejora continua.

Este esbozo del concepto de diseño instruccional queda abierto a la discusión y a las aportaciones individuales y colectivas que permitan al profesor contar con elementos para el diseño instruccional de sus cursos.

¿Qué implicaciones tiene, para los docentes, el llevar a cabo el diseño, planeación, sistematización y evaluación de sus enseñanzas?, ¿se ve como deseable que el diseño de los cursos deje de ser una labor individual para convertirse en una práctica colectiva del conjunto de profesores que trabajan un área temática o, mejor aún, que trabajan aspectos diferentes de problemáticas comunes?, ¿qué beneficios otorgaría esto al alumno?

Referencias

Berger, C. & Kam, R. (1996). Definitions of Instructional Design. Adapted from “Training and Instructional Design”. Applied Research Laboratory, Penn State University. Recuperado el 8 de marzo de 2007, de: http://www.umich.edu/~ed626/define.html
Bruner, J.S. Hacia una teoría de la instrucción. México: Uthea, 1969.

Recomendación de lectura

Chiappe. Laverde, Andrés
Diseño instruccional: oficio, fase y proceso
Educación y Educadores, Vol. 11, Núm. 2, diciembre-sin mes, 2008, pp. 229-239
Universidad de La Sabana, Cundinamarca, Colombia

Para quienes deseen profundizar más en los significados e implicaciones de diseño instruccional, se recomienda la lectura del artículo de Chiappe Laverde (2008), disponible en la Biblioteca Virtual de la Universidad Veracruzana. Se le puede encontrar haciendo uso del recurso de Bases de Datos y accediendo a RedALyC, que contiene una importante producción iberoamericana de más de 500 revistas en ciencias sociales y humanas, naturales y exactas.

Si bien el artículo está referido a la educación en ambientes virtuales, ofrece una reflexión seria de sus implicaciones para los procesos de enseñanza en cualquier  modalidad.

Resumen

El artículo presenta una reflexión de orden conceptual con relación al diseño instruccional, como un término utilizado en la actualidad en procesos de generación de materiales educativos y de ambientes virtuales de aprendizaje.

Se parte del reconocimiento de su historia y evolución, para llegar a una propuesta teórica. El objetivo de este artículo es la construcción de una propuesta crítica, de cara a las discusiones que en la actualidad se llevan a cabo con respecto al diseño instruccional. Dicha propuesta pone especial énfasis en las distinciones frente a los modelos que han sido el referente principal en la materia, y para ello se realiza una profundiza ión acerca del término instrucción, que permite lograr una aproximación integral hacia la globalidad del diseño instruccional.

Las reflexiones concluyen en la importancia de identificar tanto el perfil como el rol propio de un diseñador instruccional, a manera de referente para la definición de su práctica, de las relaciones que construye y del dominio interdisciplinar propio de su oficio.